Alarmante regreso a clases: más de 700 mil niños y adolescentes están rezagados con su refuerzo contra el Covid-19

Junto con el retorno a clases, se vuelve a poner en la mesa la preocupación del Colegio Médico y otros expertos, pues un gran porcentaje de estudiantes no cuenta con su calendario de vacunación al día. En ese escenario, los especialista recalcan la importancia de la tercera dosis y llaman a las autoridades a reforzar la comunicación.


Después de tres semanas de vacaciones de invierno, este lunes los escolares retornaron a clases. Sin embargo, entre los expertos crece la preocupación por el regreso a los colegios, pues si bien el receso sirvió para disminuir la presión asistencial que provocaron los virus respiratorios, aún hay un alto número de escolares rezagados con su calendario de vacunación contra el Covid-19.

Según las cifras del Departamento de Estadísticas e Información de la Salud (DEIS) del Minsal, hay 86.720 niños entre tres y cinco años que pudiéndose haber inoculado con la tercera dosis, no lo han hecho. En el grupo etario de 6 a 11 años, este número asciende a 393.045. Entre los adolescentes entre 12 y 17 años, hay 440.384 rezagados con su tercera dosis. Como resultado, hay más de 700 mil escolares que retornaron a las aulas sin su esquema al día.

Y tanto el Colegio Médico como el de Profesores fueron críticos con el gobierno por la falta de medidas ante el retorno a clases. Es que si bien los profesionales valoran positivamente el impacto que tuvieron las tres semanas de receso escolar en la baja de la curva de nuevos contagios de Covid-19, ambas entidades también coinciden en que “se desaprovechó” tiempo valioso para emprender mayores acciones desde la perspectiva de la prevención. Esto, sobre todo si se considera que el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, hizo un llamado a retornar a la “presencialidad plena”.

El secretario general del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, advierte que es necesario incentivar a la población adulta, pues son los padres quienes tienen que llevar a vacunar a sus hijos: “La Comisión Nacional de Respuesta Pandémica recomendó que se hiciera un trabajo especial sobre los niños y sobre los padres y apoderados para aumentar la vacunación. Lo que se proponía eran campañas educativas en los colegios, también se sugirió que los padres estuvieran presentes al momento de vacunar a los niños, pero lamentablemente las autoridades actuales no ponen en práctica las recomendaciones que han hecho sus propios grupos de expertos”.

En ese sentido, la comisión de expertos concluyo el pasado 20 de mayo que “el consejo se encuentra altamente sensibilizado con la necesidad de escolarización de niños, niñas y adolescentes, así como del impacto negativo que ha presentado la pandemia en el rezago escolar. En virtud de lo indicado sobre la cobertura de la campaña de vacunación en población preescolar, el consejo se pronuncia a favor de acoger las recomendaciones de la mesa. Se sugiere la realización de una intervención educativa coordinada entre Mineduc y el Minsal”.

Asimismo, el presidente del Colmed, Patricio Meza, agrega que “es fundamental que se establezca una estrategia para vacunar al mayor número de población, especialmente en los niños. Esa es una de las prioridades que tenemos en estos momentos como país, porque vacunando a los niños rezagados disminuiremos el riesgo de contagio, de enfermedad grave y de fallecimiento”.

Prevención vs. hospitalización

Erna Cona, infectóloga de la Clínica Indisa, explica que en la población infantil la infección por coronavirus es más leve, pero que el refuerzo sigue siendo importante, pues la inmunidad baja después de cierto tiempo y además la inoculación protege a los niños de cuadros graves y de otras infecciones causadas por el virus, y también podría prevenir el contagio de adultos que conviven con los menores.

“A los seis meses los anticuerpos empiezan a bajar. La vacuna no tiene un impacto en la contagiosidad del virus, pero sí va a evitar las infecciones graves. Al mismo tiempo, va hacer que haya menos PIMS, que en los niños es lo más grave y lo más relevante de evitar”, sostiene Cona.

Un estudio realizado por el Centro de Políticas Públicas e Innovación en Salud concluyó que el refuerzo tiene un impacto positivo en la tasa de hospitalización infantil. Según cifras del informe para el mes de mayo, en la población etaria de seis a 11 años la tasa de incidencia en hospitalización fue 17 veces mayor en aquellos niños sin esquema completo o sin protección en comparación a los que sí tienen su esquema que incluye la tercera dosis.

La misma investigación advierte que son más los niños retrasados con su calendario si se contabiliza desde que fueron convocados a vacunarse contra el coronavirus. En ese escenario, sostiene que existen por lo menos 260 mil niños de tres a cinco años que, pudiendo haberse vacunado con la dosis de refuerzo, no lo han hecho. Este número asciende a más de 506 mil en escolares de seis a 11 años y más de 289 mil en adolescentes de 12 a 17 años. Por tanto, desde esa perspectiva. hay más de un millón de menores de edad que no están con su calendario de vacunación al día. De ellos, el 69% registra más de seis meses desde que se administró su segunda dosis.

Manuel José Irarrázaval, presidente del Instituto de Políticas Públicas en Salud de la Universidad San Sebastián, insiste que “los niños se transforman en repartidores de infecciones y las infecciones que captan en el colegio las van a llevar para la casa donde hay adultos. Entonces, que no lleven vacuna es malo, hay que prevenir. Hay que insistir en que no hemos derrotado la pandemia”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.