Astuto, desconfiado y taimado: publican biografía de Augusto Pinochet

pinochet-e1515795077500

Augusto Pinochet

Político hábil, se erigió una figura militar intachable. Sin embargo, reprobó tres cursos escolares antes de poder optar a la Escuela Militar. Fue expulsado de la masonería por inasistencia y por no pagar las cuotas. "Un oficial de ideas básicas, con capacidad de mando, simulador, taimado, paciente y astuto", señala Mario Amorós en el libro Pinochet, biografía militar y política.




Llevaba la sangre militar en el cuerpo. Descendiente de franceses y españoles, Augusto Pinochet Ugarte tuvo un padrino que combatió en el ejército galo en la Primera Guerra Mundial. Su tío abuelo, Alejandro Ugarte, luchó en la sierra peruana durante la Guerra del Pacífico.

Tenía que integrarse a las filas del Ejército de Chile. Pero para el ex general, que luego de un golpe militar dirigió el país entre 1973 y 1990, nada fue tan fácil. "Fue inscrito en diferentes colegios católicos y fracasó de manera tan estrepitosa en los estudios que debió repetir hasta tres cursos en la enseñanza media en el colegio de los Sagrados Corazones", se lee al comienzo de Pinochet, biografía militar y política escrita por el periodista e historiador español Mario Amorós (1973).

El volumen de más de 800 páginas, recién llegado a librerías locales por Ediciones B, efectúa un recorrido cronológico de quien durante 17 años estuvo al mando de Chile. Nacido en Valparaíso en 1915, Pinochet tras tener el control absoluto del poder, falleció procesado judicialmente por causas económicas por el caso del banco Riggs -al no poder justificar la procedencia de US$ 17 millones- y por crímenes contra la humanidad, y bajo detención domiciliaria por casos como Caravana de la Muerte y la Operación Colombo, en diciembre de 2006, a los 91 años.

"Consulté documentación del Ministerio de Educación y su hoja de vida en el Ejército, de más de 200 páginas, que permite conocer detalles de la evaluación de Pinochet por sus superiores. Habla de una carrera no brillante, pero sí paciente. Pinochet tuvo la habilidad de ir escalando de peldaño a peldaño", cuenta Mario Amorós, quien el próximo martes 3 de septiembre presentará la biografía en el Teatro Ictus (Mercedes 349), a las 19.00 h. El historiador, quien también escribió las biografías de Salvador Allende (Allende) y Pablo Neruda (El príncipe de los poetas), estará acompañado de la periodista Pascale Bonnefoy.

"Fue un oficial de ideas básicas y nítidas, con capacidad de mando, simulador, taimado, paciente, astuto, tenaz, desconfiado y supersticioso", señala Amorós.

[caption id="attachment_803703" align="aligncenter" width="275"]

Libro

Libro

Pinochet, biografía militar y política

.[/caption]

De Pisagua a Filipinas

Antes de cumplir seis años su familia se trasladó de Valparaíso a Quillota. Augusto José Ramón Pinochet con su hermano Gerardo ingresaron al internado en el Seminario San Rafael. "Sus calificaciones fueron mediocres, con algún brillo puntual en materias como Historia y dificultades casi crónicas en Ciencias o Matemáticas", anota Mario Amorós en Pinochet, biografía militar y política.

Luego Pinochet se integró a los Sagrados Corazones de Valparaíso. "En 1928 ingresó como alumno repetidor del primer curso de Humanidades en este colegio, con los 12 años ya cumplidos", se lee en el libro que además dice que el ex general destacó un año por su "responsabilidad y puntualidad".

Ya en 1930 fue reprobado y "a diferencia de algunos compañeros suyos, no tuvo la posibilidad de recuperar en marzo materias suspendidas (Castellano, Inglés, Francés, Matemáticas)". En 1931 sí pasó de curso, pero en 1932 "volvió a fracasar en cuarto de Humanidades: naufragó en Inglés, Francés, Castellano, Matemáticas, Ciencias, Física, Química y Dibujo", apunta la biografía.

El ex senador vitalicio luego logró el triunfo asociado a la historia familiar: tras dos intentos fallidos ingresó a la Escuela Militar, en 1933. A finalizar esa década conoció a la mujer de su vida: María Lucía Hiriart. La pareja se casó en 1943. Tuvieron cinco hijos, Lucía, Augusto, Marco Antonio, Jacqueline y Verónica.

Hoy, Lucía Hiriart, de 96 años, vive en un amplio departamento en La Dehesa. Siempre está acompañada por dos enfermeras que se dividen en turnos y que están disponibles para ella las 24 horas. Quien más la visita es el menor de los hijos hombres, Marco Antonio.

Como buen admirador de Bernardo O'Higgins, Augusto Pinochet hizo todo lo posible por ingresar a la masonería. En 1941 se afilió en la Logia Victoria nº 15 de San Bernardo. "Pinochet jamás habló en público de su paso por la masonería. Tampoco se lo preguntaron nunca en ninguna de las incontables entrevistas que concedió", dice hoy Mario Amorós.

Luego de estar un año y medio afiliado, fue expulsado de la Logia Victoria nº 15, el 24 de octubre de 1942, por sus reiteradas inasistencias a las reuniones y la falta de pago de las cuotas.

Muy pronto, en 1947, Pinochet sería designado en misión al norte. Era el gobierno de Gabriel González Videla, quien aplicó la famosa Ley maldita que proscribía de la participación política al Partido Comunista. Entonces los comunistas detenidos eran enviados al campo de prisioneros de Pisagua. "Pinochet alardeó de aquellos episodios. Ahí dice que él conoció a los comunistas, pero cuando está en la pampa en 1947, lo mandan una noche a detener, él como capitán, a decenas de dirigentes sindicales", comenta Mario Amorós.

Pinochet creía en el complot. Siempre pensó que se preparaba uno desde las mismas filas del Ejército. En marzo de 1980 el ex Comandante en Jefe haría su primera gira internacional. Una visita de Estado a las islas Fiji, Filipinas y Hong Kong. La comitiva estaba encabezada por Lucía Hiriart, su hija mayor, y su yerno Hernán García. Además, de los ministros Hernán Cubillos, Sergio de Castro, el general César Benavides, así como sus respectivas esposas y edecanes. También viajaban tres médicos, cuatro funcionarios de la CNI, ocho de seguridad, entre otras personas. Pero la noticia de su viaje causó gran revuelo en Fiji como en Filipinas. El primer ministro de Fiji, Ratu Sir Kamisese Mara, señaló que Pinochet "se había invitado a sí mismo". Además, le fue anulada la invitación a Filipinas para evitar "una profanación de nuestro suelo". Pinochet a su regreso le pidió la renuncia a Cubillos, ministro de Relaciones Exteriores, e investigó a sus oficiales.

Seis años después, en 1986, vino el atentado en el Cajón del Maipo de parte del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Sin embargo, Pinochet sospechó al comienzo de sus pares. "En ambas ocasiones inicialmente creyó que se trataba de un golpe gestado desde las mismas entrañas del régimen", anota Mario Amorós en Pinochet, biografía militar y política.

Político astuto, el ex dictador fue sorprendido la noche del 16 de octubre de 1998, convaleciente de una operación en la habitación 801 de la London Clinic, en Inglaterra. Scotland Yard entonces le comunicó formalmente que estaba detenido. De ahí a su regreso a Chile pasaron 503 días y la intervención del gobierno de Eduardo Frei. Quien comenzó a llamar por teléfono y redactar cartas fue el canciller José Miguel Insulza. Despachó misivas a José María Aznar, ya que la orden de arresto de Pinochet había sido emitida por el juez español Baltasar Garzón, por su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad, como también a Kofi Annan, Secretario General de Nacional Unidas. Pinochet como nunca volvió a ser defendido por la derecha en Chile y parte de la izquierda.

Sin embargo hoy su figura no está grabada para el futuro. En 2014 la biblioteca de la Academia de Guerra dejó de llevar su nombre y se quitó su apellido a la medalla que la Escuela Militar otorgaba anualmente al oficial egresado de la institución con mayor antigüedad familiar en el Ejército. Ninguna unidad del Ejército de Chile lleva su nombre.

[caption id="attachment_803705" align="aligncenter" width="278"]

Mario Amorós

El historiador y periodista español Mario Amorós.[/caption]

Comenta