Boric v/s Jiles: El factor que tiene en punto muerto la negociación por la mesa de la Cámara

Los jefes de bancada de la oposición ya suman ocho reuniones intentando ponerse de acuerdo en un pacto de gobernanza para recuperar la presidencia de la mesa de la Cámara de Diputados. Ahora el punto de fricción es la exigencia del Frente Amplio de entregarle la presidencia de la comisión de Constitución al diputado Gabriel Boric, lo que implica remover de esa instancia a la diputada Pamela Jiles.




Hasta la 1 de la madrugada duró la reunión que el miércoles 9 de septiembre sostuvieron los jefes de comité de toda la oposición. El objetivo del encuentro -una vez más- era llegar a un acuerdo de gobernanza que les permita recuperar la mesa de la Cámara de Diputados que en abril quedó en manos del oficialista Diego Paulsen (RN), debido a la dispersión de votos de la oposición que es mayoría en esa cámara.

Con esa cita -realizada vía zoom- suman ocho los intentos de la centroizquierda por llegar a un acuerdo administrativo para el periodo 2021-2022. Y, tal como en las ocasiones anteriores, el resultado de esa noche fue cero.

A diferencia de lo que ocurrió en abril -cuando un sector del Frente Amplio vetó la candidatura del diputado DC Gabriel Silber a la presidencia de la mesa, rompiendo por primera vez el pacto administrativo- hoy el nudo no es quién se sienta en la testera sino cómo se distribuirán las comisiones.

En la reunión del miércoles, el Frente Amplio (F.A.) insistió particularmente en que la presidencia de la comisión de Constitución quede en manos del diputado Gabriel Boric, lo que se ve inviable dado que la diputada Pamela Jiles (ex FA) no le daría el voto al diputado por Magallanes, con quien ha tenido públicas discrepancias. Así, para lograr instalar a Boric en la cabeza de esa instancia se haría necesario remover a la parlamentaria de Constitución, cuestión que ella ha denunciado por sus redes sociales.

Asistentes a esa cita virtual aseguran que los representantes del F.A. convirtieron ese punto en una condición irrenunciable para alcanzar el acuerdo, lo que derivó en un ácido diálogo.

Según uno de los presentes, en un momento la diputada Camila Vallejo, jefa de bancada del PC, llamó al F.A. a actuar con “generosidad” y planteó que todos los sectores han debido renunciar a sus legítimas aspiraciones para alcanzar un acuerdo. En la misma línea se pronunció la diputada Alejandra Sepúlveda, representante de la FRVS.

Apoyado de un esquema que compartió por pantalla, el diputado Giorgio Jackson (RD) presentó la propuesta de gobernanza de su sector. “Tenemos una oportunidad de recuperar la mesa y de esa forma cumplir el resto del periodo con una gobernanza opositora en la cámara. Para que eso ocurra proponemos que los comités firmantes acuerden lo siguiente”, dice el texto al que accedió La Tercera PM.

Allí, el Frente Amplio plantea que el periodo se divida en dos: Periodo A y B. El primero va desde que se recupera la mesa de la Cámara hasta una fecha por determinar entre el 11 de marzo y el 31 de mayo de 2021. El segundo finalizaría en marzo de 2022.

Según el esquema propuesto por el F.A. para el primer periodo, la presidencia de la Cámara quedaría en manos de un DC, la vicepresidencia en manos del PC y la segunda vicepresidencia para el PPD (como era el acuerdo original).

Enseguida el texto especifica qué partidos se quedarían con las presidencias de comisiones, especificando con nombre y apellido a los parlamentarios del Frente Amplio que asumirían esos cargos. La lista parte nombrando a Gabriel Boric en Constitución, instancia que será clave de cara al proceso constituyente que podría iniciarse en octubre.

El esquema del F.A. no fue acogido por el resto de los asistentes a la reunión. Varios plantearon que era impracticable entregar la presidencia de Constitución a Boric sin atropellar a la diputada Jiles y que -de hacerlo- generaría un conflicto con el resto de los diputados de su sector.

“La guerra del Frente Amplio con Pamela Jiles nos puede costar toda la gobernabilidad que nos queda en la Cámara”, dice uno de los jefes de bancada que estuvo presente esa noche.

Consultada al respecto, la diputada Sepúlveda señala: “Si bien tenemos un diálogo fluido, hay una complicación que no hemos podido resolver. Hoy todos tenemos que tratar de flexibilizar posiciones porque cada bancada ha perdido cupos. Hay que flexibilizar por un bien superior”.

Desde el PPD, el diputado Raúl Soto dice que hoy no hay condiciones para intentar la censura de la mesa porque no hay un pacto acordado: “He sido claro que la censura previo al plebiscito solo es posible si hay viabilidad política y un resultado seguro. Por ahora no hay nada de eso. Hoy no estamos para autoinflingirnos derrotas políticas antes del plebiscito. No podemos estar dispararnos en los pies como oposición”.

“El cuello de botella hoy es Boric y el Frente Amplio no quiso ceder”, dice otro diputado.

Consultado sobre el punto, el diputado Jackson dijo que “son varios los temas que siguen en discusión, pero esperamos que todas las bancadas pongan de su parte para lograr un acuerdo”.

En el FA aseguran que la propuesta de gobernanza que plantean no considera la remoción de Jiles de la comisión de Constitución y que la elección de Boric es viable en atención a que si hay un empate entre los integrantes de esa instancia es posible realizar un sorteo.

Comenta