Catalina Pulido rompe el silencio: "Creo que recién estoy teniendo conciencia de lo que pasó"

HOLA CHILE17

En su primera entrevista después de su comentado incidente en Farellones y de su despido de La Red, la actriz hace un mea culpa por su reacción ante la detención y pide disculpas públicas a Carabineros, con quienes se reunió en privado la semana pasada. Además, se arrepiente de haber aparecido en pantalla al día siguiente del hecho: "No me acuerdo muy bien de lo que pasó, no estaba en mis cabales".




Nueve días después del incidente que protagonizó camino a Farellones, de la detención por parte de Carabineros por manejar sin cinturón de seguridad, de transformarse en trending topic en redes sociales y de su posterior despido de La Red, Catalina Pulido intenta dar vuelta la página, aunque muchas secuelas de la crisis siguen allí.

Acompañada por dos abogadas que la asesoran actualmente, con su brazo derecho todavía en un cabestrillo y las radiografías que certifican su lesión en una carpeta sobre la mesa, la actriz recibe a La Tercera en su departamento de Vitacura para dar su primera entrevista desde el incidente del pasado domingo 7. El mismo que se propagó casi de inmediato por las redes y la transformó en viral mientras ella aún se encontraba detenida en la 53 comisaría de Lo Barnechea, luego de resistirse al control policial y forcejear con un efectivo de Carabineros mientras iba con su familia a la nieve.

"Creo que recién estoy teniendo conciencia de lo que pasó. Recién hoy estoy más tranquila y he podido dormir las últimas dos noches, porque estuve toda esta semana sin poder dormir, sin comer, un poco zombie, en parte por el trauma por lo sucedido, porque no es fácil que te pase algo así", relata Pulido, quien asegura que lo más difícil vino después del incidente, con los comentarios en Twitter y su desvinculación de La Red, donde era panelista del programa Intrusos desde 2016.

[caption id="attachment_743097" align="alignnone" width="900"]

Catalina Pulido. FOTO: RICHARD ULLOA / LA TERCERA[/caption]

"Está también el post-trauma de las redes sociales, de ver las burlas, algo que involucra directamente a mi familia. Y mi cesantía actual que también es dolorosa, porque yo soy una persona sola, que me hago cargo de mi casa sola y tengo que parar la olla como sea", sintetiza.

Tras el balance personal, la actriz aclara que decide romper el silencio para hacer su mea culpa de lo ocurrido y disculparse públicamente con Carabineros por su reacción de ese domingo, algo que -según cuenta- hizo ese mismo día en la comisaría y también días después, en una reunión privada que sostuvo con efectivos de la institución. Algo de lo que ya había dado luces ayer, con un comunicado que subió a redes donde se desmarcó y calificó de "poco afortunadas" las palabras de su ex compañera de pantalla Alejandra Valle, quien criticó duramente a Carabineros tras la detención (para posteriormente cerrar su cuenta de Twitter).

"Para mí era necesario hacerlo (disculparse). Me había ofrecido a hacerlo en mi ex casa televisiva pero no se pudo. Y porque soy un ser humano que lo está pasando mal. Podemos reírnos y todo, yo sé que fui poco clara, un poco insistente, histérica, pero nunca mi intención fue agredir ni insultar a Carabineros. De hecho no lo hice. Tengo mucho respeto por la institución, mi hermano es uniformado, no sería consecuente con mi visión. Entonces era una deuda que yo tenía, que claramente podría haber hecho antes pero no tenía la claridad emocional y mental", explica.

Junto con las disculpas, y tras un período "de negación", Pulido dice que ahora también está en condiciones de asumir sus responsabilidades en lo ocurrido. "Sé que yo soy la responsable de todo esto y es súper duro cuando uno tiene la culpa de las cosas que a uno le pasan. Cuando uno se cuestiona 'por qué no lo hice de otra forma', las recriminaciones, los desvelos nocturnos, las crisis de pánico, es todo más duro", comenta.

"Pero eso ha sido un proceso largo, que lo he tenido que conversar con la almohada, con algunos carabineros que amablemente me citaron a la comisaría. Tuve reuniones muy largas, se han portado súper bien, no tengo nada que decir contra ellos, por el contrario, agradecer y pedirles disculpas públicamente porque en privado ya lo hice, el día de la detención y posteriormente cuando fui citada", agrega.

"La cagué, di jugo y lo asumo"

Si bien, según explican sus abogadas, debido a una cláusula de confidencialidad estipulada en su finiquito no puede referirse en detalle a su salida de La Red -ni a sus ex compañeros de trabajo-, sí desliza cierta disconformidad con los términos de su despido y, al mismo tiempo, con su comentada aparición en Intrusos del lunes 8, sólo 24 horas después de su detención.

"Yo no me debería haber expuesto porque no estaba bien. No había dormido, estaba con sedantes intravenosos porque había sufrido una lesión importante", cuenta. "Sé que soy una mujer muy fuerte pero soy voluble, y me cuesta mucho mostrarme voluble, por distintas razones de vida, traumas, etcétera. Entonces, ante situaciones así, burlándome de mí misma, todo se ve de otra forma, pero yo tampoco me acuerdo muy bien de lo que pasó (en pantalla). Posiblemente lo que dije fue una estupidez, no tengo idea, pero yo no estaba en mis cabales".

¿Y esa fue una decisión suya o desde el canal la instaron a salir en pantalla al día siguiente para hablar de lo sucedido?

Es que eso no te lo puedo responder, desgraciadamente. No estoy posibilitada.

Con el paso de los días y luego de reflexionar al respecto, ¿de qué cosas se arrepiente tras lo sucedido ese domingo? ¿Qué errores cree que cometió?

Debí haber pasado mis documentos y haberme quedado piola, nada más. Me enfrasqué en una decisión absurda, donde obviamente yo no tenía por dónde ser entendida. Venía tostada de antes, tenía millones de problemas que ahora se me han acrecentado, me habían fiscalizado antes... fue una sucesión de cosas. Quería subir el día anterior y no pude, quería darle un paseo de domingo a mi familia, se me fueron frustrando situaciones y frente a la frustración tengo sentimientos muy fuertes. Y nada, la cagué, di jugo y lo asumo. Ya me han apedreado suficiente, soy un ser humano y me equivoco, tengo días buenos y días malos, y siempre me he resguardado mucho por lo mismo, pero no tengo una explicación de por qué me nubló tanto una situación de la que podría haber zafado de forma mucho más inteligente.

Comenta