De Río Grande a la Patagonia: ¿Será América Latina el próximo epicentro del coronavirus?

Un grafitti con la imagen de Jair Bolsonaro, en Río de Janeiro. FOTO: AFP

La respuesta de la mayoría de los países de la región ante el rápido brote del Covid-19 ha sido considerada lenta. Los dos Presidentes de las mayores potencias, México y Brasil, se han negado a admitir la explosión del coronavirus. Otros, como Colombia y Argentina, han tomado medidas más drásticas.


Se pensó que tras la expansión del coronavirus por Asia y Europa, el próximo continente con más casos sería África, por proximidad y en general por la fragilidad de su sistema de salud. Sin embargo, la pandemia ha comenzado a extender sus tentáculos por el continente americano, con Estados Unidos como el nuevo epicentro del Covid-19, con 64 mil contagiados y 910 muertos. ¿Y qué pasa con Latinoamérica? En su editorial del martes, el diario español El País proyectó un panorama apocalíptico en la región: “En los próximos días y semanas, el coronavirus golpeará con fuerza a América Latina. Los datos y las curvas indican que la pandemia crecerá a ritmos similares a los ya vistos antes en Asia y en Europa. Pero al contrario que en los países industrializados, el continente afronta la crisis en peores condiciones de partida: con un gasto en salud sustancialmente inferior, con menos camas y médicos por persona que en aquellos y sin la capacidad de China de movilizar recursos e imponer medidas drásticas de aislamiento a sus ciudadanos. La única ventaja es que el virus llega más tarde”.

Hasta ahora, el continente americano tiene el 31% de los casos de coronavirus en el mundo, muy por detrás del 60% que alberga Europa. Pero mientras los europeos están alcanzando el peak de contagios y dejando atrás el invierno, en América Latina se registra una rápida expansión del virus solo en la “fase intermedia”.

Una niña con mascarilla utiliza alcohol gel en un terminal de buses en Medellín, Colombia. FOTO: AFP

Brasil cerraba este miércoles con 2.433 casos de Covid-19 y 57 fallecidos. En segundo lugar a nivel sudamericano aparece Ecuador, con 1.173 casos positivos y 28 víctimas fatales; y en tercer lugar Chile con 1.142 contagios y tres fallecidos. La lucha de los gobiernos latinoamericanos para evitar que el coronavirus irrumpa en las agendas parecía perdida, especialmente porque el primer caso confirmado fue hace tan solo 28 días en Brasil y el primer fallecido fue en Argentina hace 18 días, lo que implica que solo en cuestión de días el virus originado en Wuhan, China, se transformó en la principal amenaza para el continente.

Un editorial del diario The New York Times advirtió que aunque el Covid-19 tardó más en llegar a la región, lo que podría haber significado una mayor preparación política y sanitaria para controlar la crisis, la situación es preocupante, dado que se podría esperar que en la región se genere un escenario aún más complejo que el europeo, donde hay más de 13 mil muertes y más de 80 mil casos. Por esto, no solo es clave para el manejo tomar “acciones inmediatas para fortalecer sus sistemas de salud”, sino “un eficaz redireccionamiento de los recursos existentes”.

En esa línea, el gobierno argentino de Alberto Fernández fue el primero en la región en decretar cuarentena obligatoria a nivel nacional, que comenzó a regir desde el viernes pasado y duraría inicialmente hasta el 31 de marzo. Ante el aumento de casos, el país sumó 86 contagios y la cifra se elevó a 387 casos y 8 muertes, la Casa Rosada solo permite que los argentinos salgan de sus casas para comprar alimentos o ir a la farmacia.

"Memoria, Verdad y Justicia" se lee en un pañuelo blanco como los que usaban las Madres de la Plaza de Mayo. En cuarentena obligatoria, el Presidente de Argentina, Alberto Fernández llamó a conmemorar el día nacional de la Memoria con pañuelos en las casas. FOTO: AFP

En la primera pandemia que enfrenta el gobierno K, Fernández destacó en la región por el liderazgo que ha tomado para enfrentar el coronavirus en medio de una crisis económica. “Vamos a ser absolutamente inflexibles”, sostuvo el Mandatario argentino tras asegurar que toda persona que incumpla las medidas recibirá sanciones de acuerdo al Código Penal.

Las primeras medidas tomadas en la región podrían marcar la diferencia con países como España, que obtuvo un aumento de casos desde mediados de febrero, pero no fue hasta el 15 de marzo que decretaron cuarentena obligatoria.

Anteriormente, el Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, decretó “cuarentena domiciliar” por 30 días y ordenó el cierre de sus fronteras y espacio aéreo a vuelos internacionales el pasado 11 de marzo. Días después cerró el comercio para evitar la expansión del virus. El país solo alcanza nueve contagios.

El mandatario en conversación con el cantante hizo un llamado al Presidente republicano a tomar cartas en la pandemia, ya que "más de 20 millones de personas se van a contagiar en los Estados Unidos en los próximos días”. Estados Unidos es el tercer país con mayor contagios en el mundo con 55.081 y el estado de Nueva York es el más afectado hasta ahora con 26.430, pero el gobernador del estado informó que eventualmente 80 mil residentes podrían contraer el coronavirus.

Sin embargo, la semana pasada el Presidente “millenial” de El Salvador tuvo un “desacuerdo” con el gobierno mexicano de Andrés Manuel López Obrador, cuando acusó que en un vuelo proveniente de Ciudad de México a San Salvador habían casos positivos de coronavirus. La aerolínea a través de redes sociales agradeció a Bukele e informó que los pasajeros habían recibido atención médica.

Un trabajador reparte desinfectante a una familia en el metro de Ciudad de México.

A pesar que Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Chile, Paraguay Argentina, Venezuela y Uruguay han tomado diversas medidas frente al Covid-19, que varían desde un toque de queda hasta cuarentena total, la preocupación de la región es la falta de medidas conjuntas ante la pandemia y cuán preparados a nivel de insumos médicos están los países.

“Si América Latina salió prácticamente indemne de la crisis de 2008, en esta ocasión se vislumbra como la región que puede sufrir el mayor golpe. El mero hecho de que ya haya cundido el nerviosismo sin haber llegado siquiera a aproximarse al número de fallecidos que azota Europa, da buena medida del miedo de los gobernantes”, sostiene el diario El País.

“Hay que abrazarse, no pasa nada”: AMLO se rebela contra el coronavirus y recibe ola de críticas en México
Cacerolazos y pedido de impeachment: Gestión contra la pandemia le pasa la cuenta a Bolsonaro
Bolsonaro, AMLO y Ortega: Los presidentes “porfiados” con el coronavirus

El riesgo de la región ante el Covid-19

A pesar que Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Chile, Paraguay Argentina, Venezuela y Uruguay han tomado diversas medidas frente al Covid-19, que varían desde un toque de queda hasta cuarentena total, la preocupación de la región es la falta de medidas conjuntas ante la pandemia y cuán preparados a nivel de insumos médicos están los países.

Personas con mascarillas de gas trasportan el ataúd de un hombre que falleció de un ataque cardíaco sin relación al coronavirus, en La Paz, Bolivia. FOTO: REUTERS

El Instituto de Estudios para Políticas de Saúde (IEPS) revela que México destina el 3% del PIB a la salud pública y Venezuela un 1,7%. Italia, en cambio, destina el 6,7%.

Ante este escenario, The New York Times afirma que es difícil que los gobiernos latinoamericanos inviertan más en salud, sobre todo porque las proyecciones de crecimiento económico para los próximos dos años son escasas. Además, la región tiene a dos de los presidentes más “porfiados” respecto del Covid-19: AMLO y Jair Bolsonaro, que se niegan a tomar medidas.

Ciudadanos con mascarillas en Lima, Perú. FOTO: AP

Comenta