Dos noches de Festival en llamas: Canales no acusan reclamos de gobierno y organizadores niegan censura de shows

Segunda noche Festival de Viña del Mar 2020

Mon Laferte en Viña 2020. FOTO:FRANCISO LONGA/AGENCIAUNO

Felipe Morales, director audiovisual de la cita, dice a La Tercera PM que sabían que Mon Laferte tendría un discurso muy activista. Eso sí, aseguran que nunca le bajaron el volumen al audio del público cuando se expresó contra Piñera y carabineros. Desde TVN aseguran que el certamen se abordará en el directorio de este viernes.


Viña abrió su fiesta bajo alta tensión. Las primeras dos noches del Festival no sólo han tenido espectáculos sólidos y consistentes –Ricky Martin, Kramer, Mon Laferte-, sino que también otra rúbrica evidente: han sido dos noches teñidas por la política y la contingencia.

Los seis shows que hasta ahora cuenta la cita, cada uno a su modo, ha abordado la realidad chilena y ha apoyado el movimiento ciudadano que irrumpió el 18 de octubre. Desde la rutina de Kramer y las menciones de Laferte a Carabineros –que detonaron una sonora rechifla-, hasta el discurso más blando del puertorriqueño Pedro Capó, recalcando la dignidad y justicia que necesita el país.

Según fuentes de la organización, todo el escenario está dentro de "lo esperable", de lo que más menos se podía pronosticar en torno a algunos artistas que exhibían un activismo frecuente y de larga data. A ninguno se les censuró y sólo se les expresó a través de sus representantes que, al emitir sus declaraciones, primara el respeto y el criterio.

Sólo a los humoristas se les pidió que no imputaran delitos a las autoridades o a las instituciones en sus rutinas.

[caption id="attachment_1020838" align="alignnone" width="640"]

Stefan Kramer en Viña 2020. FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO[/caption]

Una hoja de ruta que se ha cumplido, pero que igual ha despertado cierto nervio y tensión en los responsables del evento. Como ayer en el caso de Laferte, cuando los cánticos contra Sebastián Piñera y Carabineros fueron bullados y se amplificaron a través de la tevé; además, justo después de que ella hizo referencia a su reciente enfrentamiento con la institución.

"No intervenimos en los shows de los artistas"

Consultado por La Tercera PM acerca de si estaban enterados de lo que expresaría Mon Laferte, el director audiovisual del festival, Felipe Morales, asegura: "Obviamente sabemos todos los detalles del show de cada artista. Cada detalle. Cada artista es dueño de su show y presentación, cada uno es dueño de lo que pueda decir y nosotros no intervenimos los shows de los artistas".

De la misma forma, asevera que anoche en ningún momento bajaron el volumen de la emisión, sobre todo cuando las pullas vitoreadas contra el mandatario y las fuerzas policiales rugieron con fuerza. "El primer día dijimos que el Festival era un espejo de la sociedad y lo que pasó ayer en la Quinta era parte de lo que el público estaba expresando y nosotros dejamos que eso fluyera, no podemos cortar audios ni mucho menos, eso es lo que pasó en la Quinta, y tenemos que dejarlo. En todo momento se deja que el público se exprese".

[caption id="attachment_1020735" align="alignnone" width="640"]

Mon Laferte. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO[/caption]

También descartó que en la transmisión se usen audios manipulados o grabados, como aplausos o risas. "Lo descarto completamente, no hay ningún track ni de audio, ni de risas, ni de aplausos, estamos trabajando con el audio nativo del festival", cuenta.

TVN y Canal 13: No hemos recibido reclamos de gobierno

Por otro lado, en TVN -canal que transmite el evento junto con Canal 13, con la diferencia que es una estación pública- dicen que todos los comentarios que han despertado estas dos noches de festival aún no han derivado en reclamos o quejas del gobierno. Que se sepa hasta ahora, no, es lo que dicen dos de los seis directores (Anita Holigue, Adriana Delpiano, Pilar Vergara, Ricardo Cifuentes, Gonzalo Cordero y Rodrigo Cid). "La gente sí sabía que iba a ser un festival político por el clima que estamos viviendo, pero que haya habido reclamos, fuera de José Antonio Kast en las redes, no ha llegado al directorio del canal", detalla la ex ministra PPD.

El evento sí ha sido tema entre ellos porque lo han estado viendo y comentando desde sus celulares, y recién tendrán ocasión de tratar el tema en la mesa este viernes, cuando vuelvan a sesionar formalmente a las 14 horas.

"Efectivamente, la evaluación es un tema importante para el viernes. Pero, la parrilla la construye básicamente la municipalidad de Viña", dice Delpiano ante potenciales reparos. "El gobierno sabe que el festival es de la municipalidad, los canales solo transmitimos", dice otra persona con asiento en la plana directiva.

Entonces, ¿podría TVN y/o C13 encarar críticas de Palacio o de sus partidos por, por ejemplo, no cortar el audio del público cuando éste gritaba consignas contra Piñera? "Eso no ha sido problema", comentan en el mismo directorio.

"No puede haber ningún tipo de censura, es una expresión cultural que siempre es acorde a la época que toca. El festival refleja los cambios de la sociedad", acota Delpiano sobre ese punto. E insiste en que "los canales sabían lo que venía".

Tanto entre los directores de gobierno como de oposición se asume este último punto. Desde el bando oficialista una voz recalca que "el Festival se armó en otro contexto y ahora estaba bastante asumido lo que iba a pasar". Delpiano comenta que "podría haber sucedido cualquier cosa: con este clima el Festival podría no haberse realizado, pero hasta ahora la seguridad funciona en la Quinta. Ahora, recién vamos en la segunda noche".

Para ella, que le gustaron las rutinas de Kramer y Mon Laferte, "los artistas han mostrado un grado importante de compromiso por lo que está pasando y eso impacta". ¿Eso incluye la broma donde el humorista tildó tácitamente a Andrés Chadwick de "chancho"? La directora dice que "el mensaje es general y el detalle a lo mejor no es necesariamente de la forma que yo lo haría; yo jamás lo habría dicho así".

Dice que hay gente "muy asustada con lo que viene y alguien con la altura de Kramer tiene que llamar a tener esperanza. Pero tampoco uno se puede hacer cargo de todo lo que dice. A mí me interpretó su mensaje final, positivo para la gente y donde condena la violencia"

Rodrigo Cid, también director y representante de los trabajadores, comenta que "uno de los valores de nuestra democracia es el respeto a la libertad de expresión, en particular de los artistas, por todo lo que representan para amplios sectores de la sociedad. En el pasado, existen tristes ejemplos de censura en el Festival de Viña, y sería un tremendo retroceso volver a esa época tan oscura para la televisión". Pero advierte: "Eso sí, lo que no se debería tolerar es un discurso de apología a la violencia".

El antecedente: Jorge González

Quien vivió situaciones similares fue Ricardo de la Fuente, director del Festival entre 2003 y 2008. Por ejemplo, justo en el año en que debutó a cargo, tuvo una experiencia parecida con Los Prisioneros, quienes también llegaron con un discurso altamente político y pusieron en jaque a los organizadores –en ese momento emitía Canal 13- al hacer referencias a la Iglesia Católica en la canción Sexo.

De la Fuente cuenta: "Sí ha habido tensiones, pero a mi juicio los artistas han tenido alguna consideración de prudencia. Entiendo también que los organizadores han conversado con los artistas de manera de ser prudentes de lo que estén diciendo, porque sino finalmente se puede convertir en un problema serio al interior de la Quinta Vergara; no ha pasado y ojalá que se mantenga en este espacio".

"Los artistas fueron seleccionados antes del 18 de octubre, por lo tanto evidentemente el escenario es distinto. Sin embargo, en mis tiempos, que no había problemas de esta categoría, habitualmente conversaba con los artistas, como Los Prisioneros, que llevé al festival, respecto de su posición política, ideológica, artística, como quieras verlo. Pero se conversaron las cosas y todo salió bien, hubo algunas salidas de los acuerdos tomados, pero la decisión del canal y mía fue continuar el espectáculo y cuando ellos vieron que nosotros no paramos el espectáculo ni los censuramos, siguieron adelante con su rutina", cuenta.

Ayer, sigue, "me llamó la atención Mon Laferte debe haber estado 15 minutos cantando sin decir una palabra; pensé que no se iba a referir a nada. Hubo algunas referencias por supuesto, ella tiene una posición política clara, cuando habló de la fiscalía, de las situaciones que tenía, una pequeña insinuación por parte de ella hacia la galería para promover una actitud, pero por sobre todo ella hizo un gran espectáculo y desde su punto de vista es una mujer muy consecuente porque desde el principio dijo que lo que ella sabía era cantar. Yo tenía mucho temor ayer, de lo que pudiese pasar. Pero gracias a Dios no fue así y hay que esperar que todos los que van a pasar de alguna u otra forma para congraciarse con el público van a hablar de paz, unidad, reconciliación, etc".

Comenta