El conflicto familiar que implica a Tonka Tomicic: expareja de su padre la acusa de apropiarse de parte de su herencia

Una investigación penal por presunta estafa se abrió en contra de la conductora de TV, luego de que la última pareja de su padre, quien falleció hace dos años, la acusara a ella y a su hermana de haber supuestamente montado una “maquinación fraudulenta” para quedarse con parte de sus propiedades. El abogado del rostro de Canal 13 lamentó que los hechos hayan trascendido y aseguró que "en la causa no se ha logrado acreditar los hechos denunciados, lo que consta claramente en las conclusiones del informe de la PDI evacuado en este expediente reservado”.




Una querella por estafa presentó María Cecilia Rodríguez Pérez (74), viuda de Antonio Tomicic, padre de la conocida animadora de TV Tonka Tomicic (44). La acción judicial, que abrió una indagatoria penal, va dirigida en contra del rostro de Canal 13 y su hermana Mirela (47) y apunta a supuestos delitos que se habrían cometido en medio de los trámites de la posesión efectiva y de la partición y liquidación de bienes de la comunidad hereditaria del empresario, quien falleció el 11 de diciembre de 2019, a los 77 años. La querellante fue la última pareja del progenitor de la conductora del matinal Bienvenidos.

La historia se remonta al año 2017, cuando Antonio Tomicic celebró un acuerdo de unión civil con Cecilia Rodríguez en la comuna de Providencia, en el que “pactaron régimen de comunidad de bienes”. En la acción penal, la última pareja de tuvo el padre de la conductora de televisión aseguró haber sido víctima de una supuesta trama urdida por ambas hermanas para afectar su patrimonio. Ello, luego de que ambas, previo a realizar la partición de los bienes, cedieran sus derechos a una empresa de una serie de inmuebles ubicados en la Región Metropolitana que eran de propiedad de su fallecido padre.

“Fui engañada por Mirela y Tonka Tomicic Petric, las que dolosamente me ocultaron el otorgamiento de la escritura de cesión de derechos del día 31 de marzo de 2020, fingieron tener la calidad de herederas (en una comunidad) que no tenían al momento de otorgarse la escritura de promesa el 21 de junio de 2020 y la posterior escritura de partición de bienes el 22 de octubre de 2020, aprovechándose de mi buena fe”, sostuvo en la querella que actualmente está en trámite en el 7º Juzgado de Garantía de Santiago.

“Debo hacer presente, además, que la acción dolosa de las querelladas, además del daño patrimonial directo que me han causado por $ 320.324.110 se producirán diversos otros efectos de carácter legal, ya que para regularizar la situación de la comunidad hereditaria y de carácter patrimonial deberá recurrirse a acciones judiciales que sean procedentes y previsiblemente habrá que entrar en gastos y desembolsos inevitables para solucionar el problema que ellas me causaron con su actuación dolosa”, agregó.

La masa total de bienes de la herencia ascendió a $ 691.607.197 y a su fallecimiento Antonio Mario Tomicic Petric no dejó testamento, quedando en consecuencia como sus herederas la querellante en calidad de conviviente civil y las querelladas: Mirela y Tonka, quienes son representadas por el abogado Ignacio Schwerter. Este último, al ser consultado por La Tercera PM sobre el caso, respondió: “Mis representadas lamentan profundamente la filtración de una investigación respecto de la cual rige la obligación de secreto para los intervinientes. Por este motivo, esperan que el Ministerio Público evalúe el inicio de una causa penal a este respecto. Como siempre mis representadas han sostenido, se trata de un asunto familiar que debe resolverse en la sede que corresponda y no a través de la prensa. El único y claro objetivo de esta filtración es dañar la imagen de mis representadas y perjudicarlas, intentando por otras vías lo que no se ha conseguido en sede judicial. La investigación aludida no ha logrado acreditar los hechos denunciados, lo que consta claramente en las conclusiones del informe policial de la Policía de Investigaciones de Chile evacuado en este expediente reservado”.

En tanto, la abogada Clementina Inostroza, quien representa a la querellante, explicó que aún falta que el fiscal Víctor Vidal, de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, tome varias declaraciones, “entre esas a las personas de la notaría, al abogado que tramitó el tema para la señora María Cecilia, que es mi cliente, que era la madrastra de Tonka y Mirela. Esto todavía no se ha hecho y la investigación está vigente”.

El origen de la trama

Según la querella, el 22 de junio de 2020 la expareja de Antonio Tomicic se reunió junto a las hijas de éste en la 41 Notaría de Santiago, en la que fueron recibidas por el notario Alejandro Américo Álvarez Barrera. En dicha ocasión suscribieron una promesa de partición de bienes y liquidación de comunidad hereditaria.

“En la promesa y considerando las especiales circunstancias que afectaron especialmente los instrumentos de renta variable nacional y los fondos mutuos con motivo de la pandemia producto del Covid-19, de común acuerdo reajustamos los valores de las sumas de dineros a la fecha de su suscripción, de manera tal que la masa hereditaria a repartir quedó establecida en la suma de $ 663.943.656″, consignó la querella.

En el mismo escrito, la querellante aseguró haber entregado a cada una de las hermanas Tomicic $100.000.000, dichas sumas imputables al porcentaje que les correspondería a ellas al efectuar la partición definitiva. Según la acción criminal, al otorgarse la escritura de promesa Mirela y Tonka Tomicic Petric le confirieron mandatos a la querellante para retirar los dineros depositados en diversos instrumentos financieros en el Banco de Chile y Principal Administradora General de Fondos S.A. y para actuar ante los conservadores de Bienes Raíces de Santiago, Casablanca y Viña del Mar y ante el Servicio de Registro Civil e Identificación.

Una vez realizado esos trámites, el 21 de octubre de 2020, vuelven a la misma notaría mencionada para realizar la partición de los bienes. Es así el caso que María Cecilia Rodríguez recibió todos los bienes inmuebles por un total de $181.317.826, los bienes muebles por $ 3.000.000, los vehículos por $ 10.365.000 y la suma en dinero de $ 134.722.317, correspondiente a los instrumentos de renta variable y fondos mutuos. Mientras que las hermanas Tomicic se quedaron con $158.020.059 en efectivo.

Sin embargo, cuando la viuda intentó inscribir a su nombre las propiedades ubicadas en la Región Metropolitana, el Conservador de Bienes Raíces rechazó la petición. ¿La razón? Mirela y Tonka Tomicic habían cedido su derecho real de herencia en las propiedades a “Eléctrica Arelec SpA”. Según los registros del Diario Oficial, esta sociedad, que fue constituida en 2012, se dedica a la comercialización de servicios eléctricos industriales y sus socios son Héctor Rodríguez y Miguel Ángel Águila.

“Se aprovecharon de mi buena fe, porque jamás tuve ni pude tener conocimiento alguno de que Mirela y Tonka Tomicic Petric habían cedido sus derechos, y que por consiguiente ya no eran parte de la sucesión,”, remató la mujer en la querella. “Los hechos relatados configuran claramente una mise en scene, (doctrina francesa), una maquinación fraudulenta realizada por parte de las querelladas Tomicic Petric, que no dudaron en engañarme atribuyéndose derechos que no tenían, con la sola finalidad de apropiarse de dineros que eran parte de mi patrimonio”, concluyó.

Posesión y bienes

Según cuenta la querella, la solicitud de posesión efectiva fue ingresada al Servicio de Registro Civil el día 3 de marzo de 2020, siendo aprobada nueve días más tarde por medio de la Resolución Exenta Nº 15347. Posteriormente, el 16 de marzo es publicado el procedimiento en el Diario Oficial.

Entre los bienes considerados en la partición se encuentran inmuebles en las comunas de Ñuñoa, La Florida, Reñaca, Viña del Mar avaluados en $ 181.317.826. A ellos se suman dos automóviles avaluados en $ 10.365.000. Además de diversos artículos de menaje que suman $ 3.000.000.

Sin embargo, la mayor parte de los bienes del empresario estaban en instrumentos financieros. En títulos de renta variable a través de Banchile Corredores de Bolsa mantenía $ 54.780.570. También mantenía fondos mutuos en Principal Administradora General de Fondos y Banchile Administradora General de Fondos, los cuales sumaban $ 545.770.979.

La abogada querellante, en conversación con La Tercera, dijo que desconoce si existe una relación entre las hermanas Tomicic con Eléctrica Aralec. “Es algo tan extraño, porque si ellas hubieran querido hacer una inscripción, no lo han hecho. Todo esto es muy raro y se ha prestado para configurar el delito”, aseguró la profesional.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.