El Congreso se revuelve: Oposición levanta agenda paralela para enfrentar arremetida de Piñera por admisibilidades

Indignación causó en el sector el anuncio del Presidente sobre un comité de expertos para perfeccionar los criterios de admisibilidad en el Congreso. A modo de respuesta, los dirigentes de la centroizquierda mandataron a la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD) para que afine una lista de proyectos que buscarán impulsar como sector.




Un tono distinto marcó ayer la reunión habitual de la oposición que convoca a los presidentes de partido y los jefes de comité de los diputados y senadores del sector. Acusaciones de “autoritarismo”, “golpe blanco” o “intromisión” fueron algunas de las frases que lanzaron los dirigentes en la cita, para manifestar su indignación con el anuncio que, horas antes, había hecho el Presidente Sebastián Piñera.

Desde La Moneda, el jefe de Estado había comunicado su plan de convocar a un comité de expertos para perfeccionar los criterios que determinan la admisibilidad o inadmisibilidad de los proyectos de ley en el Congreso, declaraciones que desataron una ola de críticas desde las filas de la centroizquierda.

En el sector la señal fue leída como una estrategia del Ejecutivo para evitar que se legislen materias consideradas como “urgentes” para la ciudadanía, como el posnatal de emergencia o el proyecto que prohíbe el corte por mora en las cuentas de servicios básicos.

Bajo ese escenario y como una forma de contrarrestar el anuncio presidencial, en la cita surgió la idea de concordar e impulsar una agenda opositora paralela de mociones parlamentarias para enfrentar los desafíos de la crisis sanitaria, social y económica. Así, se mandató a la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), a proponer una lista de iniciativas que sean consideradas prioritarias en ese sentido, las que esperan dejar finiquitadas esta semana.

En el sector aseguran que luego de que los dirigentes hicieran sus descargos respecto del anuncio presidencial, la conversación en la reunión de ayer avanzó hacia concretar una idea que algunos de ellos pedían hace un tiempo. En las citas anteriores, que van desde el PC hasta Ciudadanos, los timoneles y parlamentarios venían planteando la necesidad de que la coordinación de los lunes pudiera plasmarse en objetivos concretos y no se limitara a una mera instancia de análisis político. Y fue el anuncio del Mandatario el que hizo que esa idea cobrara aún más fuerza.

“La oposición, tanto en la Cámara como en el Senado, y con el respaldo de los partidos, hemos acordado una coordinación legislativa que permita levantar una agenda propia en el Congreso, priorizando proyectos de mociones parlamentarias para hacer frente a la ofensiva e intromisión del Ejecutivo”, explicó el jefe de los diputados PPD, Raúl Soto. Y recalcó que “en los próximos días vamos a definir cuáles serán nuestras banderas y proyectos irrenunciables”.

El presidente del PS, Álvaro Elizalde, sostuvo que “es muy importante coordinar la agenda legislativa de la oposición para avanzar en proyectos de alto impacto social que el gobierno se ha resistido a tramitar”, subrayando que “más aún cuando el propio Presidente ha dado señales de irrespeto a la autonomía del Congreso”.

A su vez, su par de la DC, Fuad Chahin, señaló que “es muy importante poder concordar una agenda legislativa, priorizada por la oposición. La oposición tiene mayoría en la Cámara y en el Senado y el gobierno a veces abusa de las urgencias y lo que hace es copar el trabajo legislativo solo con los proyectos que son de su interés”. Y agregó: “La idea es poder priorizar proyectos de interés parlamentarios y se va a trabajar en conjunto con jefes de bancada para poder ordenar una agenda legislativa”.

Desde el sector, además, aseguran que si bien en la cita de ayer no se llegó a acordar algún proyecto en específico, los distintos partidos lanzaron sus ideas de las mociones que les gustaría impulsar. Y la mayoría pertenecen al grupo de iniciativas que el gobierno ha sostenido que tienen “vicios de constitucionalidad”.

En ese sentido, algunos de los que se mencionaron ayer son, por ejemplo, el proyecto que busca suspender el pago de créditos estudiantiles durante la pandemia, además del que propone que se suspenda el cobro de cuotas de créditos financieros. Ambos se encuentran en su tramitación en la Cámara de Diputados.

Asimismo también se habría mencionado la iniciativa sobre un posnatal de emergencia, la que ahora deberá ser vista por una comisión mixta. Dicho proyecto ya ha enfrentado al oficialismo y la oposición, esto luego de que el Senado la declarara inadmisible la semana pasada.

Además, en el encuentro también se habría abordado la posibilidad de actuar coordinadamente como sector respecto de los otros doce proyectos del Plan de Emergencia -acuerdo que firmaron los partidos de Chile Vamos junto a la DC, el PS y el PPD- que aún no ingresa el Ejecutivo.

Asimismo, según presentes, en la cita el Partido Comunista habría propuesto que se incorporara el proyecto que busca fijar un impuesto al patrimonio.

Comenta