El lobby llegó hasta La Moneda: los avances desconocidos del plan Calama que se mueve en la Roja

El presidente de la ANFP, Pablo Milad, ha contactado directamente a Rodrigo Delgado, ministro del Interior, por la posibilidad de habilitar el aeropuerto de la ciudad del norte para vuelos internacionales. En San Carlos, en el palco, el dirigente entregó tareas específicas al presidente de Cobreloa, Luis Vera. La operación remontada está en marcha.




Pablo Milad, el presidente de la ANFP, avanza sigilosamente. Intenta no comunicar ningún detalle de la operación Calama, pese a las solicitudes que salen desde la prensa. Cada avance que se genera lo comparte con su grupo de confianza para evitar cualquier paso en falso. Sabe que llevar a la Roja al norte podría significar un gran golpe pensando en la Operación Remontada.

En Quilín dejaron de pensar en la caja, pese al alicaído momento financiero de la casa del fútbol. Poco importa que la idea de llevar a la Roja genere un recorte de espectadores (el estadio Zorros del Desierto recibe apenas 12 mil hinchas). Hoy, desde Milad hasta el último personero de la Roja, solo centran sus miradas en llegar como sea a Qatar 2022. “Lo que sea extra para nosotros, lo vamos a hacer”, decía Gary Medel, una vez consumada la derrota frente a Ecuador.

Las reuniones y llamados se han ido multiplicando con el pasar de las horas. En San Carlos de Apoquindo, por ejemplo, de manera fortuita, se ejecutó una de las citas clave. Luis Vera, el presidente de Cobreloa, llegó al duelo que midió a la Roja frente a Ecuador para conversar con Milad. De manera presencial, el dirigente loíno puso a disposición todas las instalaciones del equipo naranja. Y si bien el estadio es municipal, le aseguró que no existirá ninguna traba para que sea utilizado en modo Selección el tiempo que sea necesario.

“Me reuní de manera presencial con el presidente Pablo Milad y conversamos del tema. Estamos haciendo todo lo posible para que el duelo se pueda jugar en Calama”, dice Luis Vera, presidente del cuadro loíno, al ser consutado por El Deportivo.

Milad agradeció la buena disposición. Y le dejó tarea al equipo que hoy juega en la Primera B: desde el norte se comprometieron a enviar durante los próximos días el detalle del estadio Zorros del Desierto para ir armando la presentación que se le debe realizar a la FIFA hasta siete días antes del encuentro frente a Argentina, que se jugará el próximo 27 de enero. En ese documento debe ir registrado en detalle cada rincón del reducto deportivo: luces, accesos, dimensiónes, galerías, camarines, entre otros. “Tenemos que entregar los antecedentes de nuestro estadio. Hay varios hitos que cumplir, pero estamos recopilando todos los antecedentes. Hasta ahora lo concreto es el tema del partido y en un 99,9% es Calama”, agrega el dirigente.

Pese al entusiamo, Luis Vera no esconde una de sus preocupaciones: “Un punto duro es el tema del aeropuerto”, comenta. Frente a tal inquietud, Pablo Milad ha iniciado de manera personal las conversaciones para poder habilitar el aeropuerto internacional que reciba a la selección argentina. El mismo día del partido frente a Ecuador, en San Carlos, ingresó la solicitud al gobierno. Entre ayer y hoy, en diferentes momentos del día, ha intensificado las conversaciones con Rodrigo Delgado, Ministro del Interior.

Desde el Gobierno aseguran que el trámite que están solicitando desde Quilín no es complejo. Más cuando en la Copa América 2015, el aeropuerto de La Serena fue habilitado para recibir vuelos internacionales. La misma selección Argentina llegó directo desde Buenos Aires a la Cuarta Región. También se sumó el combinado uruguayo. Con este trámite también se busca que el equipo de Martín Lasarte pueda salir directamente a La Paz para medirse frente a Bolivia y no deba retornar a Santiago para emprender rumbo a la capital altiplánica. “Se ha hecho antes. No es complejo. Lo único que tienes que hacer es tener a la Policía Internacional (PDI) y el SAG que te hace el registro agropecuario. Con eso no es que habilites el aeropuerto para que sea internacional, sino que en el fondo pones la logística para permitir que Argentina llegue y se vaya. Y también para que Chile después se pueda ir directo a Bolivia”, dicen desde La Moneda.

La idea de jugar en Calama se ha conversado con todos. Lasarte y los jugadores ya dieron el sí. Alexis, uno que jugó en Cobreloa, es uno de los más entusiasmados. La próxima semana está considerando que viajen al norte miembros de la delegación de la Roja para inspeccionar el estadio. Incluso, el cuerpo médico, entregó su visión. Según información recabada por El Deportivo, los profesionales de la salud también dieron el visto bueno considerando que a los pocos días se jugará frente a Bolivia en la altura de La Paz. En relación a cómo podría golpear a los futbolistas que militan en el extranjero los 2.400 metros de desnivel, los galenos aseguraron que nunca en la historia de la Roja se han presentado caso de jugadores con descompensaciones o hechos traumáticos cuando se ha jugado en La Paz, inclusivo. “El jugador chileno está acostumbrado físicamente y mentalmente para ese tipo de situaciones. No es un problema”, dicen desde Juan Pinto Durán.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.