Tercera PM
Presenta:

El ultimátum que selló la salida de Franz de la Súper de Medio Ambiente

Franz
Cristián Franz

El ultimátum de las 48 horas, que lanzó la ministra Schmidt por el caso Quintero generó la molestia de Cristián Franz. A pocos días de concretar su salida, la autoridad se lanzó contra el megaproyecto de puente a Chiloé.


En febrero, antes de asumir en el cargo, una de las primeras reuniones reservadas que tuvo la entonces nueva ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos, fue con el superintendente de Medio Ambiente, Cristián Franz. La cita tenía por objetivo conocer su disponibilidad para continuar los próximos cuatro años en que se extendía la administración de gobierno que lidera el Presidente Piñera.

En el encuentro, Franz se mostró llano a conversar su permanencia durante el periodo solicitado. Más aún, valoró la petición, puesto que era una muestra clara de que existía un aprecio por la independencia del organismo netamente técnico que se encarga de resguardar el cumplimiento de los permisos ambientales otorgados.

¿El resultado? El superintendente  -que había llegado a ese cargo en marzo de 2014- acordó con Cubillos su permanencia hasta concluir la instalación de las 15 oficinas regionales de la SMA, lo que justamente se produjo al finalizar el presente mes de octubre. A pesar de que estaba acordado, lo de esta mañana fue una sorpresa. Muy temprano el Ministerio  -que hoy encabeza Carolina Schmidt- anunció la salida de Cristián Franz de la Superintendencia, en una gestión que culmina tras complejos momentos por la crisis ambiental de la zona de Quintero-Punchuncaví.

Conocedores de la salida de Franz afirman que si bien no hubo roces entre Franz y Schmidt, sí aclaran que el superintendente venía incómodo desde hace tiempo debido al poco conocimiento en materia ambiental que demostraban los equipos de la nueva administración de gobierno. Pero la gota que vino a confirmar su ánimo de cumplir su acuerdo y dejar la SMA, se da cuando el 4 de septiembre pasado cuando la propia ministra Schmidt le lanzó un ultimátum, en medio de las presiones por conocer los responsables de los episodios de contaminación.

“Le he pedido al superintendente de Medio Ambiente que antes de 48 horas haga entrega de los resultados de la investigación realizada por la Superintendencia en relación a los hechos de contaminación sucedidos el pasado 21 y 23 de agosto. Asimismo, le he exigido una investigación exhaustiva de todas las empresas de la zona en relación a este nuevo evento”, señaló en aquella oportunidad.

El hecho generó la molestia de Franz. “Fue muy fuerte para la institucionalidad ambiental. Golpeó no sólo a la superintendencia, sino que provocó una ola de críticas de parte de diputados de la zona que comenzaron a cuestionar el trabajo técnico que realizaba el organismo técnico”, sostuvo un cercano a la SMA.

En efecto, Franz es un firme impulsor de la independencia de la SMA  y el respeto a la institucionalidad ambiental. Desde el Ministerio, sin embargo, tienen otra versión del ultimátum: “Fue la misma SMA la que se auto impuso una fecha de entrega de resultados y la ministra habló de 48 horas dos días antes del plazo que se había auto impuesto la SMA.  La salida del superintendente Cristián Franz solo está dando cumplimiento a lo acordado con las autoridades de gobierno entrantes en marzo”, respondieron hoy.

Según la ley 20.417 del año 2010, la dependencia que tiene la Súper de Medio Ambiente del Ministerio de Medio Ambiente es netamente administrativa. No es funcional. Por lo mismo la ley la define como una agencia funcionalmente descentralizada. Es decir, su función la cumple de manera independiente del gobierno. Mientras que en materia de presupuesto, es el propio MMA el que negocia con Hacienda los recursos. Justamente en esta materia,  La Segunda publicó que la SMA cuenta con $800 mil por regulado, mientras que la Súper de Bancos, $570 millones. La SMA fiscaliza a casi 14 mil empresas.

“Es conocido que el superintendente siempre sostuvo que se quedaría hasta noviembre, ya que quería dejar operativa la SMA a nivel nacional”, sostuvo Rodrigo Benítez, ex subsecretario de Medio Ambiente.  Mientras que el ex fiscal de MMA, Jorge Andrés Cash, sostuvo que “sus últimas actuaciones durante este gobierno debilitaron seriamente la institucionalidad. En particular, en el manejo que tuvo en la crisis desatada en Quintero y Puchuncaví, específicamente, cuando no cuestionó el ultimátum de la ministra Schmidt respecto a formular cargos en 48 horas”.

El cargo de Franz será ejercido en calidad de subrogante por el actual jefe de Fiscalización de la SMA, Rubén Verdugo.

La última jugada

Pese a que Franz cesa de sus funciones este miércoles, la resolución del viernes está entre sus últimas decisiones. Se trata de la formulación de cargos en contra del MOP por un inminente daño arqueológico en la construcción del Puente Chacao que pretende unir territorio continental con Chiloé.

El mega proyecto licitado al Consorcio Puente Chacao, formado por la empresa surcoreana Hyundai y la brasileña OAS,, enfrenta no sólo problemas por su financiamiento, sino que también ahora en materia ambiental.

Hace un año a raíz de una inspección de la Superintendencia de Medio Ambiente en la que se detectaron vestigios arqueológicos de cerámicas en cinco sitios aledaños al trazado, por lo mismo la autoridad resolvió la semana pasada formular cargos en contra del mandante de la megaobra.

Según la formulación de cargos, el MOP no realizó correctamente el monitoreo permanente al momento de llevar a cabo actividades el proyecto que implican limpieza de faja y movimientos de tierra, que involucren cortes, generando afectación en un sitio arqueológico.

Para la SMA el MOP no efectuó correctamente la protección de cinco sitios arqueológicos, entre los que se cuentan las baterías españolas cercanas al lugar de emplazamiento del trazado de la mega obra.

En su formulación de cargos, la SMA calificó dos de las tres infracciones como graves, siendo la tercera una leve. Por lo tanto, en caso de seguir adelante el proceso administrativo, el MOP arriesga desde el pago de una multa de 7.000 UTA a la revocación incluso del permiso ambiental del proyecto.

Desde el MOP señalaron que han realizado las evaluaciones arqueológicas y su informe se encuentra aprobado por el Consejo de Monumentos Nacionales.

Seguir leyendo