Epidemiólogo chino “héroe del SARS”: Pugna política con EE.UU. puede afectar investigación del origen del coronavirus

(Foto: People Daily China) Zhong Nanshan, neumólogo chino.

Zhong Nanshan, famoso especialista en enfermedades respiratorias de China, dijo que la cooperación científica internacional es "vital" para prevenir futuras pandemias.




Es considerado uno de los epidemiólogos más importantes del mundo especializado en enfermedades respiratorias. En 2003, después que el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) matara a 800 ciudadanos chinos y se propagara por 30 países, Zhong Nanshan fue requerido por primera vez y se puso al frente del comando que dirigió las operaciones sanitarias en la provincia de Guangdong, epicentro de la crisis. Por su papel en la lucha contra esa epidemia se ganó el calificativo de “héroe del SARS”.

A sus 83 años, Zhong también ha sido protagonista en la actual pandemia de Covid-19. El 18 de enero pasado fue enviado por las autoridades china a Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, a investigar "la misteriosa enfermedad pulmonar" y descubrió la gravedad del brote.

Las autoridades de Wuhan "no querían decir la verdad en ese momento", explicó el profesor en una entrevista a CNN. Zhong no creía que hubiera sólo 41 infectados, los pacientes que los responsables de la ciudad china se empeñaban en declarar. Y sobre todo no creía que la epidemia a mitad de enero fuera "prevenible y controlable".

"Ese 18 de enero pedí a las autoridades locales los números reales, pero eran reacios", recordó Zhong, citado por el diario Corriere della Sera. El epidemiólogo volvió a Beijing, informó sobre lo que había visto y dos días después, China avisó que el coronavirus se transmitía entre personas. Así, Wuhan, la ciudad china del primer foco de Sars-CoV-2, fue puesta en una cuarentena que duró 76 días. Al mes siguiente, los jefes locales del Partido Comunista fueron purgados.

Desde entonces, según Zhong, los números de los contagios y de los muertos comunicados por el régimen de Xi Jinping son transparentes. Y es que, en opinión del académico, el gobierno chino ha aprendido las lecciones del SARS, la primera epidemia de coronavirus descubierta en el 2002 y que duró hasta 2003. "Entonces, hace 17 años, se ocultaron algunos hechos relevantes por un período de dos y tres meses", comentó a CNN.

(Foto: CGTN) Zhong fue enviado por las autoridades china a Wuhan.

Pero ahora Zhong tiene una nueva preocupación. En una entrevista con el diario hongkonés South China Morning Post, el especialista en enfermedades respiratorias advirtió que la politización de la pandemia de Covid-19 podría detener la cooperación científica global “vital” en una investigación de sus orígenes.

Zhong, de la Academia de Ingeniería de China y asesor principal del gobierno en su campaña contra el Covid-19, dijo que el epidemiólogo estadounidense Ian Lipkin se le acercó para usar herramientas moleculares para establecer cómo el virus saltó a los humanos, Sin embargo, ese esfuerzo podría estancarse por temor a que las agendas políticas lo distorsionen, aseguró.

Lipkin, profesor de epidemiología en la Universidad de Columbia, fue asesor en la película “Contagio” y él mismo contrajo el Covid-19. Su asociación con Zhong data de 17 años cuando trabajaron juntos en el brote de SARS en China, recordó el South China Morning Post.

Acusaciones contra laboratorio

Pero Zhong dijo que la politización estadounidense de la pandemia, que pretende culpar a China, estaba poniendo en riesgo el proyecto. "(El rastreo del origen) debería haber sido un tema científico importante, que requería una investigación conjunta y estoy de acuerdo, pero ahora, con el etiquetado político, es muy difícil hacerlo", señaló.

Zhong dijo que el gobierno chino había investigado los reclamos contra el laboratorio de Wuhan y no encontró irregularidades. "Después de que Estados Unidos hizo las acusaciones, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China y la Comisión Nacional de Salud enviaron un equipo especial para investigar el Instituto de Virología de Wuhan durante dos semanas", afirmó.

“Los investigadores no encontraron nada inapropiado y no había nada que pudiera mostrar que (el coronavirus) fue fabricado por el laboratorio. También sabemos que, en base a su mano de obra, capacidad tecnológica y finanzas, es simplemente imposible para ellos haberlo fabricado (el virus)”, agregó.

El experto dijo que las investigaciones sobre los orígenes del coronavirus eran importantes para prepararse para el próximo brote. “Necesitamos averiguar exactamente cómo se transmite el virus”, comentó. "Es un proceso de evolución y eso puede suceder en cualquier lugar. Los datos mostraron que sucedió en China, Francia y Estados Unidos. Realmente necesitamos descubrir cómo sucedió esto”, concluyó.

Comenta