"Es una chacota": los históricos de la U alucinan con la operación Mauricio Pinilla

Herrera-Pinilla

Los referentes azules se extrañan, pero parecen dispuestos a perdonar al atacante ante la urgente necesidad de goles y puntos del colista del Campeonato. En el caso de Herrera se dividen.


Como si a Universidad de Chile, el colista del Campeonato, no le faltaran las controversias, en las últimas horas sumó dos más. La primera, interna. El técnico Alfredo Arias tiene en mente marginar a Johnny Herrera de la convocatoria frente a Coquimbo Unido, una fuerte señal de autoridad sobre un plantel que no reacciona. De hecho, en la práctica de hoy, el arquero del equipo titular fue Fernando de Paul. La segunda, externa. Los azules consultaron a Coquimbo Unido por la cláusula de salida de Mauricio Pinilla.

Las gestiones para recuperar al delantero resultan incluso más difíciles de entender para algunos, sobre todo para los fanáticos. Se trata del mismo jugador con el que se enfrentaron en los tribunales de justicia después de su controvertida salida y frustrado paso a Colón de Santa Fe. Pinilla celebró inicialmente, aunque, al final, Azul Azul se impuso y la millonaria indemnización que pretendía el ariete quedó en nada.

Los referentes azules de todas las épocas se dividen entre uno y otro caso. Ante la opción concreta de que Mauricio Pinilla retorne al equipo estudiantil no hay consenso. El más enfático es Roberto Reynero, capitán estudiantil entre fines de los ochenta y comienzos de los noventa. "Sería una chacota, después de haber terminado en los tribunales, peleado con los dirigentes. Está de más, vive lesionado, no ha jugado. Es un volador de luces para la gente. Salió por la ventana. Sería una falta de respeto que volviera a la U", sentencia, enérgicamente.

En cambio, Sandrino Castec, emblemático delantero de la U ochentera, antepone las necesidades ofensivas, considerando la escasa productividad de los atacantes que dispone Arias. "Lo de Pinilla es extraño. Nunca se supo la verdad de por qué salió. Es interesante. La U necesita un centrodelantero urgente. Su salida es extraña, porque estaba haciendo un gran campeonato. Todos sabemos las condiciones que tiene. La U necesita urgentemente un goleador. Con Mauricio se puede arreglar un poco", aventura. Incluso se atreve a vaticinar que Pinigol recibirá el perdón de los hinchas que lo destrozaron después de que dejara la concentración en Antofagasta para aceptar la propuesta del equipo sabalero. "El hincha azul tiene un carácter de no ser castigador. Lo van a perdonar", afirma.

Sergio Navarro, capitán del Ballet Azul, evita mencionar a Pinilla directamente, pero termina refiriéndose a la situación. "La U contrató mal este semestre, no puede haber armado un equipo entero desde cero. Y ahora lo que necesita traer son hombres de jerarquía, formados en casa, con amor por el club para sacarlo de esta horrible situación". El alcance del amor de Pinilla por la U fue justamente lo que  más cuestionaron los aficionados a fines del año pasado, cuando el atacante decidió partir.

La marginación de Herrera también motiva un fuerte debate. "Cuando uno esta pasando por un mal momento empieza a buscar detalles y a ver qué jugador puede ser sustituido, por más jineteado que sea. Se hace por el bien del equipo. Quizás Johnny necesita estar un par de partidos afuera para recuperar su nivel. Si hay que moverlo, hay que moverlo. A mí, (Manuel) Pellegrini también me sacó. Es difícil, uno siempre quiere estar jugando. Si es en beneficio del equipo, está bien", dice Reynero. "El genio de Herrera es de armas tomar, pero ahí se ve la mano del técnico. Si tiene la corazonada que le puede resultar el cambio, tiene que manejar el grupo, que es difícil. Con Pellegrini, lo acepté, el equipo funcionó y cuando retomé el nivel, volví", establece.

El exlateral interpreta la modificación como una señal de autoridad de parte del técnico uruguayo. "Ya tocó fondo y quiere mover piezas clave. Puede ser que le dé otro cariz o que en el plantel vean que si mueve al capitán, puede sacar a cualquiera", añade.

Castec, en cambio, se cuadra con el guardameta. "Lo de Herrera me sorprende. Sé que lo marginan porque no quiere ir a la banca. Se veía venir. Ya había tenido problemas antes con Sergio Vargas antes. La marginación no cabe en el contexto de los resultados. La desconfianza es de todo el equipo. No me deja de sorprender", apunta el Bombardero Azul.

Mientras, Navarro intenta comprender la decisión de Arias desde el plano futbolístico. "Son dos muy buenos arqueros y depende mucho de cómo entrenen, de sus motivaciones, del día a día", sostiene. Sin embargo esa postura se relativiza cuando advierte la influencia que ejerce Herrera sobre sus compañeros "En este momento, la U necesita líderes como él. Es difícil opinar sin estar ahí a diario", enfatiza.

Comenta