Horas cruciales para la presidencial de Unidad Constituyente: el fantasma de la primera vuelta y una primaria que no cuaja

"Estoy disponible a cualquier mecanismo que sea abierto", dijo este mediodía la senadora Yasna Provoste al lanzar su candidatura a la presidencia. Sin embargo, la decisión sobre la fórmula para resolver quién será el abanderado de la UC está en manos de los dirigentes del sector que se reunirán esta tarde. La última palabra la tendrá la DC que tiene aprensiones de ir a una primaria entre Provoste, Paula Narváez (PS) y Carlos Maldonado (PR). De no lograrse un acuerdo entre hoy y mañana, en la centroizquierda admiten que la opción de que el bloque se divida de cara al 21 de noviembre y termine inscribiendo a varios candidatos cobra fuerza.




A las 17.00 de este viernes está fijada la reunión en la que la Unidad Constituyente se juega el futuro de su proyecto político. El conglomerado vive horas cruciales para definir su puzzle presidencial, que este viernes se completó con la asunción de la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC).

En la cita se espera que los presidentes de los partidos -PS, PPD, PR, DC, PRO, Ciudadanos Nuevo Trato y PL- apuren una decisión sobre el mecanismo para dirimir entre la senadora por Atacama, Paula Narváez (PS) y Carlos Maldonado (PR) y llegar así con una candidatura única al 21 de noviembre.

Aunque esta mañana, al lanzar su candidatura en Vallenar, la presidenta del Senado dijo “estoy disponible para cualquier mecanismo que sea abierto, democrático, participativo”, en la centroizquierda aseguran que la opción de una consulta ciudadana aún no cuaja y que la última palabra la tendrá la Democracia Cristiana.

Si bien en la falange, liderada por Carmen Frei, se habían abierto a la opción de una primaria, tras los resultados de la medición del domingo, en los últimos días se ha incrementado la presión desde ese sector, pero también desde el PPD, para que Narváez decline su opción presidencial en favor de Provoste.

En paralelo, esta semana, los dirigentes recibieron un informe de E-voting -la empresa que podrían contratar para realizar una primaria virtual- en el que quedó clara la viabilidad técnica de una eventual consulta. Sin embargo, según distintas fuentes del sector, la idea aún no convence ni al círculo estrecho de la líder del Senado ni tampoco a la plana mayor de la decé. Para ellos, dicen quienes conocen su postura, los riesgos de una primaria en que vote poca gente y con el problema adicional de que se haga con un padrón sin filtrar, son demasiado altos.

Por lo mismo, varios dirigentes del sector admiten que el fantasma de que los tres abanderados terminen llegando a la primera vuelta ha cobrado fuerza en las últimas horas. En el PS, por ejemplo, esa opción comenzó a instalarse a inicios de julio, justamente tras la fallida inscripción de las primarias legales, tras el veto del PC y el Frente Amplio al apoyo con que Narváez ya contaba a esas alturas por parte del PPD.

El primero en sincerar esa alternativa fue el senador Carlos Montes (PS). A él se han sumado otros en el partido, como Osvaldo Andrade, quienes ven que de no haber primarias no quedará otra alternativa. “Durante mucho tiempo hemos estado planteando las primarias y esperamos que la DC se abra”, dice el senador por Santiago a La Tercera PM.

“O hacemos una primaria o probablemente terminaremos con varias candidaturas en primera vuelta”, afirma otro senador socialista que prefiere hablar fuera de micrófono.

Fue el mismo lunes que Narváez ratificó que seguiría en carrera y reiteró la necesidad de una primaria para arribar a una candidatura común, en un acto en que sus propios adherentes pedían a gritos que se inscribiera directamente en una primera vuelta.

Pese a eso, en el PS también hay quienes consideran un error llegar divididos el 21 de noviembre y advierten que podría terminar dinamitando también la negociación parlamentaria del sector. A su vez, en el partido no descartan que la base militante termine respaldo a Gabriel Boric (CS) o la propia Provoste de darse ese escenario.

Lo mismo podría ocurrir en sectores como Nuevo Trato y el PL. En esas colectividades han transmitido que, de consolidarse el escenario de la primera vuelta, tendrían que entrar en un proceso de reflexión en el que “todo estaría sobre la mesa”. En ese sector, no descartan que sus adherentes puedan sentirse inclinados a respaldar al frenteamplista. A su vez, agregan que en caso de que Narváez salga del cuadro sin primarias no estarían “obligados” a apoyar a Yasna”.

Distintos dirigentes de la Unidad Constituyente aseguran, además, que de no lograrse un acuerdo por primarias el riesgo de una crisis política mayor en el sector se vuelve inminente.

“Si no están todas las voluntades, si la Democracia Cristiana no se suma a las primarias convencionales, se estaría eludiendo nuevamente la definición democrática de la candidatura presidencial de la centroizquierda y entramos en un terreno desconocido y sumamente riesgoso para el sector como alternativa política para Chile”, advirtió esta mañana Maldonado.

El convulso escenario se da además ad portas del consejo nacional del PPD, que este sábado podría terminar revisando su apoyo a Paula Narváez.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.