La ANFP le golpea la mesa a Copiapó: “De ninguna manera podemos acceder a su solicitud de ascenso directo”

Parte del plantel de Copiapó durante el campeonato 2021 de la Primera B. El León de Atacama espera rival para jugar la promoción. (Foto: Agenciauno)

La entidad que rige al fútbol chileno responde con dureza a los emplazamientos que ha realizado el club nortino, que aún espera la reprogramación de la liguilla de ascenso, una instancia para la que no conoce rival, después del lío que desató la expulsión de Melipilla. El León atacameño no tiene técnico e incluso puede perder a su goleador.




La ANFP pasa a la ofensiva. En Quilín no gustan los emplazamientos que han surgido desde Copiapó. El club nortino aún no sabe cuándo ni contra qué club disputará la liguilla de ascenso. Para colmo, el incierto escenario lo deja sin técnico, pues Erwin Durán renunció a su cargo. El León atacameño se siente perjudicado. Y dispara. “Hoy, nuevamente nos vemos en la necesidad de poner en su conocimiento que, con esta fecha, nuestro director técnico, Erwin Durán, ha presentado la renuncia indeclinable a su cargo, aduciendo razones personales provocadas por incertidumbre de la situación del Club Deportes Copiapó para la temporada 2022, desde la total indefinición sobre la categoría en la que deberá jugar, hasta la imposibilidad de trabajar debidamente la próxima temporada, conformar en plantel, sumar refuerzos, retener jugadores, realizar pretemporada, etc.”, notifica el club en una nota dirigida a Pablo Milad, a la que tuvo acceso El Deportivo.

El club también pone en evidencia que varios de sus jugadores de los que los llevaron a la instancia decisiva pueden dejar el club, con el consiguiente efecto deportivo. “Los plazos apremian y corren en contra de los intereses legítimos de Deportes Copiapó, tercero ajeno que cada día ve más afectada su situación, daños originados directamente en las maniobras de algunos clubes”.

En Peñolén se plantan con dureza. Si bien Milad accedió a reunirse con la dirigencia copiapina, que encabeza Luis Galdames, quien ha encabezado los reproches, y con parlamentarios y actores sociales relevantes de la ciudad, no comparten en absoluto el tono ni el tenor de las demandas. En un oficio firmado por la secretaria ejecutiva, Sandra Kemp, los nortinos encuentran agria respuesta a cada uno de sus planteamientos. Primero, se le informa de una reunión telemática encabezada por Milad, a la que asistieron el directorio y la plana ejecutiva de la asociación. De hecha, surgió la primera decisión. “El objeto de la reunión fue discutir las eventuales implicancias que tendría un fallo (a favor o en contra del denunciado, en este caso Deportes Melipilla) y sus efectos prácticos en el torneo. En dicha instancia y luego de un extenso análisis, el directorio acogió la sugerencia de la gerencia de ligas para reprogramar los partidos de la liguilla de ascenso con miras a evitar resultados que con posterioridad pudiesen verse impugnados”, plantea.

Y luego pasa a lo sustancial. “No nos haremos cargo de sus calificativos ni de la intencionalidad que lamentablemente atribuye a nuestras palabras, sin perjuicio que las rechazamos categóricamente debido a la distancia que hay entre sus dichos y la realidad”, contesta. Y, finalmente, derriba en forma tajante la aspiración que habían deslizado los nortinos. “Finalmente, de ninguna manera podemos acceder a su solicitud de ascenso directo sin disputar los encuentros correspondientes a la liguilla de promoción, tal como señala el artículo 85 de las Bases del Campeonato Nacional de Primera B”, consigna.

Pablo Milad, en reunión con autoridades copiapinas, en la sede de la ANFP.
Pablo Milad, en reunión con autoridades copiapinas, en la sede de la ANFP.

Incertidumbre constante

Algo así como 24 horas pasaron entre que el plantel de Deportes Copiapó retomó los entrenamientos y que volviera a recibir un nuevo mazazo. Los jugadores habían vuelto a las prácticas para preparar el partido más importante de la historia del club. Un duelo que no tiene fecha ni rival definidos, por el enredo que armó la controversia que tiene a Melipilla expulsado del fútbol profesional en primera instancia, pero que concita el interés de toda la ciudad. Sin embargo, en las últimas horas, la sensación mutó a una inquietud profunda: el técnico Erwin Durán, pilar en la conducción del plantel del León atacameño, anunció su alejamiento en virtud de la incertidumbre respecto de la crucial definición, un aspecto que ya había tocado en las últimas semanas el presidente del club nortino, Luis Galdames. Privilegió proyectos personales, que tampoco especificó.

A sus pupilos, la determinación los sorprendió, aunque tienden a justificarla. En el fondo, sienten la misma preocupación que el entrenador, pero prefieren apostar al beneficio superior que implica dar el salto de categoría. Están, también, obligados contractualmente. No les queda más que afrontar con la mejor disposición el trabajo que ahora dirige Rubén Sánchez. Sin embargo, la espera no ha sido fácil. Desde que terminó el partido frente a Temuco, el último de la temporada regular, el equipo tuvo que lidiar hasta con el Covid-19. Un par de positivos forzaron a que el plantel tuviera que tomarse unos días de descanso. “La verdad, no es cómodo. Estamos entrenando. Hoy se va la cabeza del proyecto y quedamos ahí, a la espera de la resolución de Melipilla. Y nosotros no tenemos nada que ver El lío no lo armamos nosotros y somos los más perjudicados. Estamos entrenando a la espera. Esto traspapeló todo. Capaz que el Manu (Manuel López, el goleador del equipo) se vaya de acá también. Es una verdadera chacota”, dispara Nelson Rebolledo, uno de los jugadores de mayor experiencia en el plantel nortino y a quien Durán le confió la capitanía en varias oportunidades. “Me duele su partida, porque fue quien me trajo acá y pensaba que quería llegar con nosotros a Primera, pero tiene sus proyectos personales y se entiende. Le agradezco. Me dio confianza”, dice el lateral izquierdo, quien pasó por la U, Huachipato e Iquique, entre otros clubes.

“Dejen a Huachipato y dividan la torta”

En el norte hay rabia. Rebolledo repara en la lucha de intereses que, finalmente, termina perjudicándolos. “Melipilla hacía estupideces por detrás, la U mete esta denuncia para salvarse, Huachipato se acogió y esto continúa. Ahora queda la Segunda Sala y el Consejo de Presidentes… Deportivamente, merecemos el ascenso y, en ningún caso, estar pasando por la situación que estamos viviendo hoy”, sostiene el zurdo.

Rebolledo busca culpables. “Estuvimos prácticamente dos semanas sin hacer nada, mentalmente desgastados. Nos enteramos de que la resolución la tomó el Consejo, pero que no hay acta. Se paró la promoción porque quisieron, nada legal. El tribunal había dicho que no se hacía parte, pero tomó la decisión de no jugar la promoción para ayudar a la gente de Huachipato y porque Milad tiene que ver con Curicó. Para nosotros, es un problema grande. Hay compañeros que tienen ofertas y no pueden aceptarlas tampoco. Se termina el tiempo para todos”, apunta.

En esa línea, se enfoca en que todo termine lo más pronto posible. “Lo único que queremos es retomar la confianza, jugar este partido. Sabemos que podemos estar en Primera. Lo merecemos. Queremos quedar en la historia de este club y de la ciudad. Por último, dejen a Huachipato en Primera y dividan la torta entre 17, pero no van a querer. Todos están esperando el fin de año para conseguir algo por secretaría. Nosotros estamos mentalizados en ascender. Sabemos que tenemos los jugadores para conseguirlo, pero esto no da para más. El tiempo se agota y eso nos perjudica a todos”, sentencia.

Por el momento, al menos, está disipada una de las principales inquietudes que había manifestado el timonel atacameño, Luis Galdames: la permanencia de los principales referentes del plantel para la definición. “Nos vamos a quedar todos. Eso fue lo que se dijo. El único que tiene opciones de irse a un club en Primera es Manuel López. El resto, queremos quedarnos para pelear por lo que conseguimos en la cancha. Estamos comprometidos”, refuerza Rebolledo.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.