La apuesta de Boric para “retomar” el liderazgo de su partido

28/03/2019. FOTOGRAFIAS AL DIPUTADO GABRIEL BORIC Mario Tellez/La Tercera

En conjunto con los grupos internos de sus pares Gonzalo Winter y Diego Ibáñez, el diputado levantó una candidatura para disputarle la continuidad al sector de la parlamentaria y actual timonel, Gael Yeomans. Los esfuerzos se dan luego de que sufriera distintos conflictos internos, como la suspensión de su militancia por haber firmado el acuerdo del 15 de noviembre.




Una ofensiva ha estado levantando el sector liderado por el diputado Gabriel Boric al interior de su colectividad, Convergencia Social. En conjunto con su par Gonzalo Winter y la tendencia liderada por Diego Ibáñez, los dirigentes delinearon una estrategia con el objetivo de disputarle la presidencia al lote de la actual timonel, Gael Yeomans, en las elecciones internas del partido que tendrán lugar las primeras dos semanas de agosto.

La apuesta se da luego de que el legislador por Magallanes fuera protagonista de una de las peores crisis de la colectividad que él mismo fundó y a un año de que la candidata apoyada por su sector perdiera contra la diputada Yeomans en los comicios internos de 2019.

En ese contexto, los sectores de los parlamentarios se reunieron y comenzaron a buscar las distintas alternativas entre sus filas para aunar esfuerzos y alcanzar la presidencia. Y, luego de distintas conversaciones, los sectores definieron formar la lista “en común” y levantar como candidata a la actual encargada de la macro zona centro, Camila Arenas. Desde el otro lado, el sector de la actual timonel será representado por una de las dirigentas del Comité Central, Alondra Arellano.

“Hoy comienza el proceso de elecciones internas y renovación de la Convergencia Social. Nuestro movimiento está más vivo que nunca, debatiendo mucho y fortaleciéndose para el futuro. Éxito para todas las candidaturas”, sostuvo hoy el diputado Ibáñez, a través de su cuenta de Twitter.

Así, con esta apuesta, dicen en el partido, el diputado Boric buscará “recuperar” el liderazgo al interior de su colectividad, el que se vio mermado luego de que decidiera firmar el acuerdo por una Nueva Constitución “a título personal”, pasando a llevar la decisión de su colectividad de retirarse de esas negociaciones. Su rúbrica, incluso, provocó una crisis interna y una disputa con el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, quien renunció a su militancia -junto con cerca de 100 personas más- por sus diferencias con el diputado.

Asimismo, en ese periodo, otros grupos de militantes también abandonaron la colectividad, además de uno de sus vicepresidentes y algunos miembros de la antigua Izquierda Libertaria, la organización de la propia timonel.

En ese sentido, la situación obligó a que la dirección llevara a Boric al Tribunal Supremo del partido, apuntando a que el legislador no había respetado una definición partidaria. Como sanción, el organismo le suspendió la militancia por un mes y le dieron una “amonestación en privado”. “Hay momentos en que hay que tomar decisiones que pueden traer costos”, sostuvo el diputado en ese entonces.

Además, esta será la segunda elección en que el sector del diputado se enfrentará con el de Yeomans. En mayo de 2019, la candidata apoyada por él y Cristián Cuevas -quien también renunció luego de la crisis provocada por Boric-, Stephany Peñaloza, perdió contra la lista de la actual timonel, quien obtuvo cerca de un 54% de los votos y era apoyada por el edil de Valparaíso.

Así, para esta contienda, desde el partido sostienen que se enfrentarán dos visiones respecto de uno de los debates que ha cruzado al Frente Amplio durante estos meses: la política de alianzas y hacia qué sectores de la centroizquierda debe converger el conglomerado.

En ese sentido, desde la colectividad sostienen que, si bien existe una definición por apuntar hacia las fuerzas de izquierda y las organizaciones sociales, desde el sector de Boric con Winter e Ibáñez serían más proclives a abrirse a conversar con las otras fuerzas de la centroizquierda y los partidos de la ex Nueva Mayoría. Mientras que la tendencia de la actual timonel seguiría su línea de mantenerse en la izquierda.

“Nosotros desde el FA asumimos una estrategia democrática antineoliberal. En ese sentido entendemos que es necesario articular el despliegue social y territorial con la disputa institucional que se abre tanto en el proceso constituyente, como en miras a un posible futuro gobierno de cambio”, señaló la candidata de “en común”, Camila Arenas.

En tanto, su contrincante, Alondra Arellano, sostuvo que “el Frente Amplio es hoy un actor que está apostando por transformar Chile y por lo mismo tenemos que trabajar fuertemente en articular una oposición desde la izquierda que sea capaz de avanzar en este objetivo Eso es lo que hemos hecho y que seguiremos haciendo, construir mayorías que transforman nuestro país”.

A su vez, Yeomans manifestó que “hoy nuestro partido está fortalecido, y enfrentamos estas elecciones internas desde ahí. En los últimos meses hemos tenido un crecimiento importantísimo. Acá no hay una lucha entre enemigos, sino un debate fraterno entre compañeros, que hemos sabido trabajar desde nuestras diferencias para un proyecto común. Todas las voces y sensibilidades del partido estarán integradas, porque lo importante es que Convergencia Social tiene que seguir siendo cada vez más una fuerza relevante y seguir siendo la principal casa de las izquierdas del Frente Amplio”.

Consultado por este medio, el diputado Gabriel Boric prefirió no referirse al proceso eleccionario.

Los otros movimientos en el Frente Amplio

En el Frente Amplio durante las últimas semanas han ocurrido una serie de movimientos que pueden reconfigurar en parte el bloque y que pueden ser claves para las negociaciones electorales y políticas con el resto de la oposición.

El 16 de julio pasado se unió al conglomerado el Movimiento Unir, que cuenta entre sus lideres a los diputados exsocialistas Marcelo Díaz, y Patricio Rosas, además, del alcalde de Independencia, Gonzalo Durán y la exsubsecretaria de DD.HH., Lorena Fries, entre otros.

Asimismo, el fin de semana pasado además, el partido Comunes –que cuenta con dos diputadas, Camila Rojas y Claudia Mix- cambió su directiva nacional. Quien fuera la timonel partidista desde enero de 2019, Javiera Toro, dejó su cargo en manos de Jorge Ramírez. La abogada había sido una de las dirigentas que firmó el acuerdo constitucional el pasado 15 de noviembre. En la tienda sostienen que el perfil del nuevo líder es “más de izquierda” que el de su antecesora.

Además, esta semana a poco más de dos meses y medio que el diputado Tomás Hirsch anunciara su renuncia al Partido Humanista (PH) –colectividad que dejó el Frente Amplio-, el excandidato a la presidencia anunció la creación de una nueva colectividad llamada “Acción Humanista”. Esto junto al apoyo de tres expresidentes del PH Efren Osorio, Marilén Cabrera y Danilo Monteverde). Varios dirigentes frenteamplista valoraron la noticia y no se descarta que el colectivo en un futuro pueda ingresar al bloque.

Comenta