Los principales hallazgos de la evasión de impuestos de Trump: US$ 70 mil en peluquería y un pago fiscal de US$ 750

El President Donald Trump durante un mitin en Carolina del Norte. FOTO: AP

El diario The New York Times tuvo acceso a 20 años de información fiscal que el Presidente ha tratado de mantener en secreto y que se encuentra bajo investigación.




El diario The New York Times dio a conocer el domingo las declaraciones de impuestos del Presidente Donald Trump, algo que había mantenido en secreto desde que asumió la Casa Blanca en enero de 2017. Del artículo del diario neoyorquino se desprende que el mandatario no pagó impuestos federales sobre ingresos en 10 de los últimos 15 años, principalmente porque su conglomerado empresarial declaró pérdidas mayores que sus ingresos. Solo tuvo que desembolsar US$ 750 en 2016, el año que fue elegido para la Presidencia de Estados Unidos, y la misma cantidad durante su primer año de mandato.

El periódico señaló que sus predecesores Barack Obama y George W. Bush pagaban cada uno más de US$ 100.000 al año.

Eugene Steuerle, un experto en impuestos del Urban Institute, dijo al sitio web Market Watch que no le sorprendió que Trump casi no hubiese pagado impuestos federales sobre la renta. "La mayoría de los empresarios de bienes raíces comerciales reducen grandes pagos de intereses sobre sus deudas de la renta imponible, lo que reduce sus facturas de impuestos. Por lo general, también evitan los impuestos sobre las ganancias de capital invirtiendo las ganancias de la venta de un edificio en la compra de otro”, dijo.

FOTO: REUTERS/Joshua Roberts

Entre los principales hallazgos de la investigación realizada por el periódico se encuentra que ha reducido su factura de impuestos con medidas cuestionables, incluido un reembolso de impuestos de US$ 72,9 millones que es objeto de una auditoría por parte del Servicio de Impuestos Internos. Un fallo en su contra podría costarle más de US$ 100 millones.

El diario señala que en 2011 el IRS (servicio de impuestos internos) inició una auditoría para revisar la legitimidad del reembolso. Casi una década después, el caso sigue sin resolverse, por razones desconocidas, y podría terminar en un tribunal federal, donde podría convertirse en un asunto de dominio público.

Muchos de sus negocios emblemáticos, incluidos sus campos de golf, informan haber perdido grandes cantidades de dinero, pérdidas que le han ayudado a reducir sus impuestos. La presión financiera sobre él está aumentando a medida que pronto vencen cientos de millones de dólares en préstamos que él personalmente garantizó. El diario dice que desde el año 2000, Trump ha informado haber perdido más de US$ 315 millones en sus campos de golf, y gran parte de eso proviene de Trump National Doral en Florida. Su hotel de Washington, que abrió en 2016 y ha sido objeto de mucha especulación con respecto a las leyes federales de ética, ha perdido más de US$ 55 millones.

Incluso, mientras declaraba pérdidas, dice el Times, se las ha arreglado para disfrutar de un estilo de vida lujoso al hacer reducciones de impuestos sobre lo que la mayoría de la gente consideraría gastos personales, incluidas residencias, aviones y US$ 70.000 en peluquería para sus apariciones en televisión. Esos gastos también los tendría su hija mayor, Ivanka, quien gastó US$ 95.464, según consta en los registros de nueve empresas, en peluquería.

Mientras Ivanka trabajaba como empleada de la Organización Trump, parece haber recibido “honorarios de consultoría” que ayudaron a reducir la factura fiscal de la familia, dijo el Times. Tal revelación podría empañar aún más la reputación de Ivanka, una asesora de alto rango de la Casa Blanca casada con Jared Kushner, que también trabaja como asesor. Se cree que alberga sus propias ambiciones políticas después de que Trump deje el cargo.

En este sentido el diario reveló que los registros privados de Trump muestran que su compañía una vez pagó US$ 74.622 en honorarios a un consultor no identificado para proyectos hoteleros en Hawai y Vancouver, Columbia Británica. Los formularios de divulgación pública de Ivanka Trump, que presentó cuando se unió al personal de la Casa Blanca en 2017, muestran que había recibido una cantidad idéntica a través de una empresa de consultoría de la que tenía una copropiedad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.