Mañalich desclasifica visitas a heridos civiles: "En varias de esas lesiones desproporcionadas hay violación a los DD.HH"

Jaime Mañalich

"Carabineros podría haber sido más prudente en el uso de este último instrumento cuando son agredidos y se ven superados por alguna turba. Lamento este saldo tan triste que está quedando", dice el ministro de Salud respecto de los daños oculares que han quedado como saldo de estas 3 semanas de protestas. "Toda la información la hemos canalizado a través del INDH. De hecho, la información que ellos entregan de lesiones oculares son las que el Minsal les entrega", agrega.


"¡Que se vaya!". Eso -entre otras cosas- le gritaron hoy en la mañana al ministro de Salud, Jaime Mañalich, durante su visita a una persona que se encontraba en el hospital Salvador con una lesión ocular tras recibir una bomba lacrimógena disparada por Carabineros.

A la salida, todo escaló. Luego de subirse a su auto, varios de los manifestantes golpearon los vidrios e intentaron volcarlo. "No es primera vez que pasa algo así, tal vez es la más intensa que hemos vivido. El mayor riesgo que enfrentamos es que hubo intentos reales de volcar el auto y se pudo haber desatado un incendio, pero lo que significaban los golpes, las patadas, el tratar de romper los vidrios, no lo veo como algo para apanicarse", comenta Mañalich.

Pocas horas después de lo ocurrido, en conversación con La Tercera PM, el ministro de Salud comentó que desde el 19 de octubre -cuando acudió al hospital Padre Hurtado, en la comuna de San Ramón- ha visitado centros de salud donde han llegado personas heridas por las fuerzas policiales desde que se desató la crisis. El ministro incluso habla de "violencia política".

Además, aborda la "colusión" de la industria farmacéutica, los graves casos de daño ocular que se están registrando y se convierte en el tercer ministro -tras los tweets de los ministros de Cultura y Ciencia, Consuelo Valdés y Andrés Couve, respectivamente- en decretar que durante la crisis sí se han producido violaciones a los Derechos Humanos.

-Hemos estado solo en hospitales de la Región Metropolitana. En el Hospital Padre Hurtado, en el San Juan de Dios, en el Salvador, en el Félix Bulnes varias veces, en la clínica Dávila, en el hospital clínico de la Universidad de Chile. Hemos visitado distintos centros porque tenemos un catastro diario de todos los lesionados y hemos hecho una línea muy prioritaria de apoyo a todas las personas que han sufrido algún daño o lesión producto de la violencia política desde el 18 de octubre-, relata Mañalich

¿Qué sensación le deja el haber visto y conversado con los pacientes heridos, algunos con graves lesiones producto del actuar de las fuerzas de orden y seguridad?

Como estoy al lado de las víctimas, de las personas lesionadas, no quisiera hacer declaraciones al respecto porque ello significa que me podrían citar a la Fiscalía como testigo y yo tengo un deber de guardar silencio y prudencia respecto a lo que los pacientes me han comentado. Sí puedo dar fe que todos ellos manifiestan gratitud con el personal de salud que mayoritariamente en los hospitales, a diferencia de lo que ocurrió en la atención primaria, no han adherido a la paralización. Eso significa, por ejemplo, que en la Unidad de Trauma Ocular del hospital Salvador han estado atendiendo normalmente. Ellos atienden 60 pacientes diarios en un año normal y ahora tienen 100 pacientes diarios y han llegado a realizar 10 operaciones diarias cuando lo normal era 1 o 2. Tienen un pabellón quirúrgico, han tenido que montar dos más y hemos proporcionado todos los insumos que ellos necesitan para poder llevar adelante estas intervenciones.

¿Y qué rescata de esas conversaciones con los pacientes?

La única manifestación que quisiera recalcar de la gente con la que he estado conversando, y así me lo han transmitido los directores de los servicios de los hospitales e incluso de clínicas privadas donde han llegado pacientes trasladados del sector público, es que la gente está contenta de la ayuda que ha recibido y por supuesto han sufrido un trauma sicológico muy importante y pensando qué significará esto para el resto de sus vidas.

Daños oculares: "Carabineros podría haber sido más prudente"

La Sociedad Chilena de Oftalmología habló de "emergencia sanitaria" por las heridas oculares de personas principalmente producto de balines de goma de Carabineros. El Colegio Médico, por su parte, habla de 180 casos de heridas oculares severas. ¿Qué medidas está tomando el ministerio?

Sí, estoy bastante impresionado por esto, por eso hemos generado una línea de contribución y ayuda muy prioritaria para todas las unidades y principalmente a la Unidad del hospital del Salvador que se dedica a esto. Creo que Carabineros podría haber sido más prudente en el uso de este último instrumento cuando son agredidos y se ven superados por alguna turba. Lamento este saldo tan triste que está quedando. El director del hospital Salvador me dijo que ya van al menos ocho personas que han perdido un globo ocular producto de las lesiones. Y prácticamente todos ellos son o por una bomba lacrimógena o más frecuentemente por algún cuerpo extraño adentro del ojo.

Se ha podido ver, además, las lesiones por balines de gomas que han sufrido varias personas…

Ese tipo de agresión con balines de goma producen mucho dolor y las personas recuerdan vívidamente ese dolor intenso. Afortunadamente, a veces no penetran más allá de la piel entonces no producen lesiones de órganos vitales. Hemos tenido un solo caso de un niño en que un balín penetró por la zona lumbar y produjo un sangramiento y hubo que operarlo, pero afortunadamente está fuera de peligro.

¿Le ha comentado lo que ha visto y recopilado al Presidente y al ministro del Interior?

No, he informado a través del ministro del Interior y de Justicia, el volumen de lesionados, las causas, pero no he hablado de este tema en particular con el Presidente de la República.

¿Y cómo evalúa el actuar de Carabineros después de ver a tantas personas lesionadas?

Tengo una gran preocupación y angustia por lo que está pasando.

Violaciones a DD.HH.: "Que ocurra esto contribuye a la irritación de las personas"

Ayer, la ministra de Cultura, Consuelo Valdés, tuiteó que "las violaciones a los DD.HH. duelen profundamente, no son aceptables ni tienen justificación".¿Qué dice usted sobre eso?

Lo que dice la ministra es lo que ha dicho el Presidente Piñera y adhiero plenamente. Hoy se está formalizando a este oficial de Carabineros que entró al Liceo de Niñas y usó balines de goma y eso es totalmente contrario al protocolo. El gobierno está reaccionando adecuadamente al no permitir ninguna transgresión a los Derechos Humanos y por eso, al menos en Salud, porque me consta y estoy seguro, hemos establecido denuncias también.

¿Qué tipo de denuncias?

Constatar lesiones, agresiones, y evidentemente son los tribunales los que tienen que definir qué figura delictual se formula. Toda la información la hemos canalizado a través del INDH. De hecho, la información que ellos entregan de lesiones oculares son las que el ministerio les entrega. Y uno puede argumentar que en varias de esas lesiones desproporcionadas hay violación a los Derechos Humanos.

¿Cómo se puede descomprimir la crisis cuando ocurren violaciones a los DD.HH?

Evidentemente, que ocurra esto contribuye a la irritación de las personas, a respuestas más violentas, es un círculo vicioso. Es fundamental entonces el llamado a la paz, nadie puede negar que las motivaciones de la mayoría de los manifestantes son por acceso a bienes que no han tenido hasta ahora, por equidad social, por acceso a medicamentos, salud, educación, todo lo que está en la calle como un gran estallido que, por supuesto, va a pasar a la historia. Lo que no es tolerable es un espiral de violencia que lo único que hace es generar más violencia.

"La industria farmacéutica ha tenido conductas abusivas"

Varias de las demandas tienen que ver con los abusos. Y se ha recordado la colusión de las grandes cadenas de farmacias cuando aún existen personas que no pueden acceder a medicamentos vitales.

La industria farmacéutica, los laboratorios y las farmacias –y los laboratorios mucho más que las farmacias- han tenido conductas abusivas con condiciones que son de vida o muerte. Una persona no puede optar si se trata o no su diabetes; si no lo hace se muere y así sucesivamente. Y en ese sentido, todos los gobiernos, no solo este, han hechos esfuerzos por dar acceso e incluir medicamentos en las canastas AUGE y así y todo se produce un abuso sistemático de acuerdos de precios, de fraccionar el mercado y algo que hemos denunciado a la Fiscalía Nacional Económica repetidamente y eso ha generado sanciones.

¿Y es suficiente?

No es suficiente. Tenemos que entrar a imponer controles para la colusión de la industria farmacéutica como está ocurriendo en otros países. Por ejemplo, en Estados Unidos están hablando de fijar precios a los medicamentos de alto costo. Y esto no es un bien de consumo, no es cuando me compro una polera o pan, son medicamentos de vida o muerte. Una persona con VIH necesita un tratamiento porque si no, se va a morir o va a contagiar. No se pueden mirar a los medicamentos como un bien normal.

¿El gobierno puede ser más duro con la regulación a la industria?

Lógico. El Presidente firmó ayer un decreto que permite a todas las personas que tienen necesidad de un medicamento que en Chile se vende muy caro pero en Brasil, por ejemplo, está a la mitad de precio, importarlo directamente. Mandar por mail la receta al Instituto de Salud Pública, se lo autorizan en 24 horas y se le trae el medicamento sin necesidad de comprarlo acá.

Comenta