Negociaciones con Republicanos y coqueteo con el PDG: los primeros pasos de Chile Vamos para la franja del Rechazo

En la derecha decidieron ceder su espacio televisivo a la sociedad civil y, en ese esfuerzo, han hecho gestiones informales con el partido encabezado por Rojo Edwards para sumarlo a esta idea. En el sector también miran con atención la postura que otras colectividades tomen respecto del plebiscito del 4 de septiembre, con la idea de convocarlos a hacer lo mismo.




Este lunes 30 de mayo los principales dirigentes de Chile Vamos y del Partido Republicano esperan tener una reunión durante la noche, en la que buscan comenzar a abordar lo que será la franja televisiva del Rechazo. Tanto la UDI, RN y Evópoli decidieron ceder su espacio para que la sociedad civil sea la protagonista de las imágenes audiovisuales y los políticos permanezcan en segundo plano. Y, en ese esfuerzo, es que han invitado a la colectividad del exabanderado presidencial, José Antonio Kast -que lidera Rojo Edwards- a sumarse a esa iniciativa.

En ese último partido ven con buenos ojos la posibilidad de hacerlo, lo que se ha convertido en una de las primeras negociaciones que la derecha está tomando respecto de la franja para el plebiscito del próximo 4 de septiembre. De esta manera, conocedores de las tratativas dicen que no es que Chile Vamos y los republicanos vayan a trabajar en conjunto por definir cómo será la franja y su mensaje, sino que lo que habrá será una señal de unidad de las cuatro colectividades de ceder su espacio para que la sociedad civil de forma autónoma vea cómo administra el espacio televisivo.

“Los cuatro partidos del sector vamos a trabajar unidos en términos de una franja común que nos permita visibilizar a la sociedad civil. Esperamos que en esa franja no hayan liderazgos políticos, sino que más bien sean los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil las que muestren el impacto que tienen las normas aprobadas por el pleno de la Convención. Va a ser una franja marcada por la esperanza, por los sueños y un camino de cambios. Que los cuatro partidos del sector estemos juntos implica que vamos a tener la posibilidad de proyectar una mejor franja”, dijo el presidente de RN, el senador Francisco Chahuán, sobre estas negociaciones.

En ese sentido, es que han existido conversaciones informales en el Congreso entre Chile Vamos y el Partido Republicano para lograr que los cuatro partidos den su espacio. Así, algunos sostienen que si se fusionan los minutos de la franja asignados para cada colectividad, eventualmente, se podrán hacer videos más largos y profundos en caso de que ambas fuerzas se unan. De todas maneras, dicen las mismas fuentes, eso va a depender del reglamento de la franja que asigne el Consejo Nacional de Televisión (CNTV), el que aún no ha sido enviado a los partidos.

En Chile Vamos y entre los republicanos saben que será difícil que exista un trabajo en conjunto entre los cuatro partidos por la franja. Primero porque la idea de algunos es que las colectividades no se metan en el contenido, y que sea totalmente administrado por la sociedad civil; y segundo porque en una eventual discusión sobre el mensaje a transmitir podrían haber diferencias y sería difícil alcanzar acuerdos. Conocidas son las discrepancias entre republicanos y Evópoli -partido dirigido por Luz Poblete- que apuesta a ser una derecha más liberal, de centro y no tan dura como la tienda de Kast.

Asimismo, tampoco ha sido fácil la convivencia entre Chile Vamos y los republicanos porque se han visto enfrentados en la estrategia del plebiscito. Mientras el primer sector de la derecha ha apostado por dilatar una definición institucional de los partidos, los republicanos se adelantaron -hace algunos días- oficializando su postura sobre el Rechazo. Esto en un escenario que RN, la UDI, y Evópoli han apostado para que los políticos estén en una segunda línea.

En el sector, según comentan algunos dirigentes, hay quienes tienen resistencia para incluir a republicanos en la franja porque creen que sería perjudicial por el público “más duro” que representan. Por esa razón, han enfocado las tratativas en lo relativo a incorporar a la sociedad civil y no sobre el contenido.

¿Acercarse al PDG?

En Chile Vamos están a la espera de lo que puedan hacer otros partidos más de centro respecto del plebiscito de salida del 4 de septiembre. En esa línea, es que si el Partido de la Gente (PDG) de Franco Parisi o la Democracia Cristiana deciden inclinarse por el Rechazo, en la derecha tienen contemplado acercarse a ambas colectividades para invitarlos a que también sumen a la sociedad civil en sus respectivas franjas. De esa manera, se vería como que el centro político se acerca a la estrategia de la derecha.

Respecto de cómo debiera ser la franja existen diferentes ideas entre los dirigentes. Algunos sostienen que sería bueno que hubiese un director en común de las imágenes, mientras que otros piensan que se debe dar total autonomía a la sociedad civil, aunque ello implique un riesgo en el sentido de que los partidos no podrán moderar o intervenir nada del mensaje que quieran transmitir.

Con todo, por estos días los partidos tienen dentro de sus tareas juntarse con miembros de la sociedad civil para convencerlos de que se sumen como voceros por el Rechazo. Así en RN tienen como potenciales participantes a “Con mi Plata no”, mientras que en la UDI su presidente, Javier Macaya, se ha reunido con la Federación de Instituciones de Educación Particular para generar acercamientos.

En Chile Vamos hay quienes transmiten que podría existir un comité de las sociedades civiles, compuesto por entre 15 y 20 organizaciones, en las cuales se tomen las definiciones respecto de las piezas audiovisuales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.