Nuevo Estado de Excepción: el primer test del clima oficialista tras plebiscito y cambio de gabinete

(AP Photo/Jose Luis Saavedra, FIle)

Las ministras Ana Lya Uriarte y Carolina Tohá concurrirán al Congreso para pedir una nueva prórroga del decreto presidencial que permite mantener la presencia militar en la regiones del Biobío y La Araucanía. La solicitud de La Moneda se votará este lunes en la Cámara y mañana en el Senado. Si bien la aprobación de esta solicitud no estaría en riesgo, la tensión que existe en fuerzas aliadas al gobierno pone una cuota de incertidumbre


A un margen de 7 votos oficialistas descolgados había logrado reducir el gobierno las disidencias al Estado de Excepción Constitucional de Emergencia en La Araucanía y Biobío, disposición que quincenalmente se viene votando en el Congreso desde junio pasado.

La falta de disciplina, en especial de las bancadas oficialistas como el PC, el Frente Amplio y el PPD, se había transformado en un dolor de cabeza para los anteriores ministros de Interior, Izkia Siches, y de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Giorgio Jackson, factor que a larga también fue horadando la gestión de ambos personeros de La Moneda.

La posta de ese desafío ahora está en manos de la nueva titular del Interior, Carolina Tohá (PPD), y su par de la Segpres, Ana Lya Uriarte (PS), quienes concurrirán esta tarde al Congreso para someterse a su primer test legislativo.

Si bien la aprobación para extender el estado de excepción no estaría en riesgo, la tensión que existe en fuerzas aliadas al gobierno -tras la derrota en el plebiscito del 4 de septiembre y el ajuste de gabinete, que generó molestias en algunos partidos-, pone una cuota de incertidumbre.

En la última votación por un estado de excepción, registrada el 17 de agosto, si bien solo 107 diputados aprobaron la prórroga, los rechazos dentro de bancadas oficialistas se limitaron a 5 casos. Algunos por convicciones personales profundas como la diputada PC Lorena Pizarro (familiar de detenidos desaparecidos) y las legisladoras mapuches Ericka Ñanco y Emilia Nuyado. No obstante, también rechazaron como señal de molestia por la situación de inseguridad en el norte los independientes PPD, Cristián Tapia y Jaime Araya. Además se abstuvieron otros dos diputados oficialistas y se ausentaron otras declaradas detractoras, como la parlamentaria PC María Candelaria Acevedo (víctima de prisión política en dictadura).

Adicionalmente a esos desmarques oficialistas, ese día hubo votos en contra y abstenciones de diputados de izquierda o independientes, que no están necesariamente alineados con el Ejecutivo, como Pamela Jiles, Félix González, Viviana Delgado y Carlos Bianchi.

Las últimas votaciones, además, han estado cruzadas por demandas de legisladores de regiones, especialmente de Los Ríos, para que La Moneda amplíe el estado de excepción o bien refuerce las medidas de seguridad y orden público. De hecho, algunos diputados del PS y PPD que representan las regiones del norte se habían abstenido o habían rechazado en algunas prórrogas anteriores.

Si bien la ministra Siches había descartado aplicar el despliegue militar en Los Ríos y en las regiones del norte por la crisis migratoria, la llegada de Tohá también abre una nueva ventana para reconsiderar esa negativa.

Otra incógnita para esta tarde será el comportamiento que tendrán los diputados de RD, donde quedó una sensación de molestia por la salida de Jackson desde la Segpres (lo que le aseguraba al partido un asiento en el comité político) y de Miguel Crispi desde la Subsecretaría de Desarrollo Regional. A ello se sumó el emplazamiento de la alcaldesa de Viña del Mar y militante de esa tienda, Macarena Ripamonti al Presidente Boric, por la situación del proyecto inmobiliario de Las Salinas.

En el pasado, miembros de RD votaron en contra o se abstuvieron frente a los estados de excepción. No obstante, en la última votación del 17 de agosto, la única disidente fue la diputada Ñanco, cuyo voto tiene una licencia especial en su bancada.

La legisladora de La Araucanía explica que esta tarde, antes de la sesión de la Cámara, se reunirán para decidir cómo votar colectivamente. Sin embargo, explica que la voluntad de su bancada es tratar de apoyar en todo lo posible al Ejecutivo. “En general, nuestra línea siempre va a ser estar defendiendo al gobierno. Si bien yo tengo una postura distinta, por lo que soy y por dónde vengo, igual nos vamos a poner detrás de nuestro Presidente. Imagino que la postura general de RD irá en esa línea”, comenta Ñanco.

El estado del clima oficialista se despejará a las 19 horas de hoy, cuando la Cámara de Diputados se pronuncie al respecto. Mañana entre las 10 y 11 de la mañana, en tanto, será el turno del Senado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.