"Pare es pare…#$&@": La campaña "de shock" del Alcalde de La Serena contra los accidentes de tránsito

DSC_1435

Edil Roberto Jacob (PR) explica el origen y objetivo de la veintena de carteles municipales, repartidos por la comuna, con mensajes directos y poco formales hacia los malos conductores. "Es una medida de shock", lanza.




"Son 20 carteles y ojalá podamos llegar a 40 o 60", dice, orgulloso, Roberto Jacob (PR), alcalde de La Serena, sobre su atípica campaña para advertirle a los automovilistas que adopten una conducción más segura en las calles.

El edil sostiene que la iniciativa podría sumar nuevos carteles, alertando, por ejemplo, sobre aquellos automovilistas que se estacionan mal o en lugares inhabilitados.

Feliz. Así luce Jacob mientras camina por una vereda. Infla el pecho, mira y escucha. Se le ve satisfecho. "Vamos bien, esto era necesario", asegura, en medio de un grupo de peatones que lo felicita, mientras que otros parecen no muy convencidos.

Allí, en la ciudad de las papayas, a pasos del gentío, un cartel con logo del municipio reza lo siguiente: "No sea WN! Respeta las señales".

La cuestión es esta: en distintos puntos de la comuna se desplegaron 20 carteles, todos en arterias de alto tránsito o áreas populosas, con directas advertencias respecto de la conducción de vehículos motorizados.

La idea nació directamente del alcalde Jacob (PR). "Pare es pare…#$&@"; "Avíspate, suelta el celular"; "Te creí Formula 1, #$%&@?"; "No corras. Respeta. Puede ser tu hijo"; "La muerte no tiene retorno"; "Saca el pie del acelerador, dice 50 k/H" y "La velocidad es el camino para el cementerio", son otros de los mensajes dispersos por la zona, cuyo severo y poco convencional tono no pasaron desapercibidos para la comunidad.

A juicio de Jacob, "cuando uno llega a esta situación es porque todas las medidas anteriores para evitar choques, atropellos y accidentes no dieron resultado, pues hay demasiada irresponsabilidad". Agrega que "hay familias que quedan destruidas por la osadía de quienes van al volante. Por eso, esta es una medida de shock".

Respecto de las críticas por el vocabulario, el edil responde que "los que se sienten ofendidos son los que normalmente infringen la normativa. Los carteles no van para el que la respeta". Y asegura que "si registramos al menos un deceso menos por causas de tránsito, la campaña habrá tenido éxito".

Opinión de concejales

Una concurrida participación tuvo la sesión de ayer del concejo comunal serenense. Se sabía que uno de los temas obligados sería esta inusual campaña.

"Si los conductores fueran responsables, no habría este tipo de interpelaciones", dice el concejal Ramón González (DC), dándole su aprobación.

Su par de Evópoli, Jocelyn Lizana, añade que varios concejales de la mesa han tenido que "estar parados en los cruces, con la gente, explicándoles a los automovilistas que se detengan o bajen la velocidad". También puso su pulgar hacia arriba.

Un poco más cauto es el concejal Félix Velasco (DC): "Quizá no son los mensajes más adecuados, pero la campaña tiene repercusión", apunta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.