Patricio Morales, presidente del Partido Liberal (PL): “La única forma de salvar el Apruebo es con reformas”

Este fin de semana, el Partido Liberal definirá una serie de reformas a realizar si es que -eventualmente- se aprueba la nueva Constitución. A diferencia de Apruebo Dignidad, donde la postura mayoritaria es aprobar sin condiciones, Morales afirma que "el texto no es sagrado ni perfecto", que está sujeto a críticas. El dirigente desecha la idea de una única franja, como se ha discutido por varias semanas en la coordinación de partidos por el Apruebo.




Este sábado, el Partido Liberal realizará el Consejo Nacional del partido donde -según adelanta su timonel, Patricio Morales- refrendarán en un voto político su opción por el Apruebo frente al plebiscito. Sin embargo, y al igual como marcó postura hace algunas semanas la timonel PPD, Natalia Piergentili en entrevista con La Tercera, Morales señala que la postura no será sin condiciones como lo determinaron sus aliados de Apruebo Dignidad: la colectividad definirá una batería de reformas urgentes a realizar al nuevo texto si es que éste -eventualmente- se aprueba en septiembre.

“No nos cabe duda que el aprobar con reformas se va a ir volviendo la opción mayoritaria dentro del progresismo”, plantea. Así, en medio de la discusión entre los partidos oficialistas por arribar a una franja única en campaña, el presidente de partido descarta la propuesta como una opción, frente a la necesidad de llegar a públicos más diversos que los convencidos -votantes indecisos, por ejemplo- con el mensaje del Apruebo.

Durante la última semana han sostenido una serie de reuniones con Apruebo Dignidad a propósito de la coordinación de partidos por el Apruebo. ¿Qué acuerdos han alcanzado hasta ahora?

Tenemos coordinaciones de campaña hace varias semanas y hemos llegado a bastantes acuerdos. Ya nos encontramos constituyendo comandos a lo largo de todo el país como Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad. Y ya hemos comenzado con la coordinación territorial de apoderados de mesa y los distintos aspectos que van teniendo los comandos.

Al menos desde hace tres reuniones se viene discutiendo la idea de franja común. ¿Han llegado a puerto con eso?

Hay una línea de argumentación sobre la necesidad de tener una franja. Desde el Socialismo Democrático planteamos que es muy importante hablarle a la gente que ya está decidida por el Apruebo, pero es muchísimo más importante hablar al votante que aún está indeciso. Aquí, el Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad somos dos coaliciones distintas, de hecho, somos dos coaliciones y un gobierno. Por ende, creemos que es mejor hablarle a los distintos públicos, no tener una sola franja que le hable a un objetivo.

Más allá de las complicaciones técnicas sobre ceder (o no) parte del tiempo, hay un tema más “editorial” sobre qué énfasis marcar en la franja.

Como Socialismo Democrático creemos firmemente que hay que tener una autocrítica desde los constituyentes, del proceso mismo y, por sobre todo, del texto. El texto no es sagrado ni perfecto y hay que abrirse a reformas. Esa autocrítica es lo que puede sintonizar con el público indeciso o quienes derechamente votaron Apruebo (en el plebiscito de entrada) y hoy piensan en rechazar.

Entonces, ¿la idea de una franja única está virtualmente ya descartada?

Como coalición insistimos que creemos importante hablarle a distintos públicos y nos parece que tener una sola franja y un solo contenido va a quedar estrecho a las fronteras que abarca el Apruebo. La única manera de salvar el Apruebo es abriéndose a las reformas.

¿Cómo evalúan la apertura que mostró el Presidente Boric en cuanto a evaluar reformas, cualquiera sea el resultado del plebiscito?

Una vez más el Presidente demuestra un sentido de unidad y de apertura que nosotros lamentablemente no hemos visto en Apruebo Dignidad y los liderazgos de gobierno han entendido que hay que hablarle a las grandes mayorías. El Presidente se abre a un reconocimiento, señalando que han habido errores que, incluso, él ya los ha señalado en otras oportunidades: la Convención Constitucional no solamente tiene un problema por el comportamiento de los convencionales, sino que del resultado que emanó de ahí y eso la gente lo percibe.

¿Creen que como Socialismo Democrático tienen una ventaja comparativa en ese grupo de votantes más indecisos?

Voy a plantearlo de otra forma: tenemos una profunda diferencia con Apruebo Dignidad. Ellos dicen que la ciudadanía quiere cambios, y nosotros coincidimos en ello, pero discrepamos en la forma. La ciudadanía quiere los cambios de otra forma. Chile es un país reformista que pide gobernabilidad y autocrítica. Así que sí, la centroizquierda y la coalición que es hoy, el Socialismo Democrático, tiene mayor vocación de sintonizar con ese público.

Este sábado ustedes definen mediante voto político su postura formal. ¿Quedará plasmado este Apruebo con apellido?

Nosotros como PL estamos por el Apruebo. La nueva Constitución es un avance a lo que teníamos, pero tenemos una crítica de distintos aspectos que creemos que hay que modificar o mejorar y esperamos este sábado consolidar un paquete de reformas para proponerle a la ciudadanía.

Entonces, ¿los aliados naturales para la campaña -y una eventual franja- sería el PPD?

No solo el PPD, hemos estado conversando con toda nuestra coalición, el PS, el PR, también con un conjunto de gente independiente que también ha ido mostrando las inquietudes y necesidad de reflexionar sobre el proceso y el resultado, al texto constituyente. Hay que hablarle a ese público que tiene dudas con algunos aspectos y que pide una apertura a cambios posteriores.

¿Es un buen texto la propuesta de borrador?

Nos parece que es un texto superior a la Constitución de 1980. Pero hay ciertos desequilibrios, formas de representar el poder que es importante acotarlas, sobre todo en el sistema electoral, el Congreso, los partidos políticos, el pilar central de una democracia es el sistema político. Ahí hay que hacer mejoras en específico: tiene que haber limitación a la reelección presidencial. También creemos que es un error darle facultad a los parlamentarios sobre la iniciativa presupuestaria, apostamos por un mayor fortalecimiento de los partidos políticos. No nos gusta esa frase de “Chile avanza sin partidos”.

Si el texto lo califican como superior, ¿creen que la ventaja del Rechazo obedece a un voto de “castigo” contra el proceso?

Sin duda hay un voto de castigo a la arrogancia y al estilo de ciertos constituyentes que se mostraron como este cambio o nada.

¿En qué escenario quedan respecto de los partidos de Apruebo Dignidad que plantean aprobar sin condiciones?

Somos coaliciones distintas desde un inicio, hablamos a públicos distintos y no nos cabe duda que el aprobar con reformas se va a ir volviendo la opción mayoritaria dentro del progresismo. A nosotros nos parece que esta es la ruta directa, más amable y más seria para salvar la opción del Apruebo que hoy está en un estado crítico, donde hay que salir a convocar a los chilenos nuevamente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.