Natalia Piergentili, presidenta del PPD: “Nosotros nos vamos a posicionar desde el aprobar para mejorar”

FOTO : Juan Farias /La Tercera

La líder de esa colectividad plantea que, si se aprueba el nuevo texto constitucional, hay varias materias que reformar. "No tiene que haber reelección inmediata de las autoridades, en este caso particular, del Presidente. Tampoco tiene mucho sentido cambiar el nombre del Poder Judicial, entre varios otros temas", asegura.




Luego de dos reuniones de coordinación con Apruebo Dignidad con miras al plebiscito del 4 de septiembre, la presidenta del Partido por la Democracia (PPD), Natalia Piergentili, reflexiona que era necesario tener una instancia adicional de coordinación y “estábamos al debe en esa elaboración política”. Eso sí, precisa que es pronto aún para hablar de una campaña común, un comando conjunto o franjas coordinadas.

Piergentili, de todas formas, marca la postura de su partido y se diferencia de la coalición del Presidente. “Dentro de una amplia gama, desde el centro hasta la izquierda, efectivamente apuntamos a segmentos distintos”, sostiene. La jefa de partido señala que su máxima preocupación en estos momentos es el alto número de votantes indecisos y, que frente a ello, el PPD tiene una postura decidida por el Apruebo, pero con ciertos matices.

¿Hay voluntad política para avanzar hacia una coordinación más profunda en el plebiscito, como un único comando?

No es solo si depende de nuestra voluntad política, que yo creo que la hay, sino que más bien tenemos que trabajar en función de los indecisos. Parte de la estrategia tiene que ser visualizar qué es más eficiente para abordar esos votantes: si es que de manera separada, si es juntos, o si es con un relato común que refuerce ciertos aspectos. No es un tema de voluntad, sino de estrategia.

En los hechos, ustedes como PPD ya han tomado postura por el Apruebo...

Después de la entrega del borrador final, tenemos un consejo nacional en el cual refrendaremos nuestra opción. Siempre acordamos que el voto político iba a estar una vez finalizado el texto. Y no es que el PPD esté esperando el texto final para decir Apruebo o Rechazo, sino más bien en qué condiciones es que aprueba. Pero las discusiones al interior de la mesa y de la comisión política ya nos han ido determinando para poder socializar nuestra opción ante la opinión pública.

¿Y cuál es esa postura?

Nosotros nos vamos a posicionar desde el aprobar para mejorar. Este proyecto constitucional involucra ciertos ámbitos que para nosotros siempre fueron relevantes y que siempre tratamos de poner en la agenda, como un Estado social de derecho, pero también creemos que tiene aspectos que nos preocupan y que han generado legítimos temores en la población. Como partido nos comprometemos para bregar por mejorar esos aspectos complejos.

¿Eso implica una continuación del proceso, ajustes en el actual Congreso?

Es que el proceso constituyente no termina el 4 de julio ni el 4 de septiembre. La Constitución de 1925 se elaboró ese año y entró en vigencia el 1932 porque pasaron varios años de ajustes. Es decir, el proceso constituyente va a seguir adelante, con otros actores y será el Congreso quien tome la posta. Y, en ese espacio, donde nosotros tenemos representación, es importante comprometernos con la ciudadanía a mejorar esos aspectos que generan legítimas dudas.

¿Qué aspectos son problemáticos para ustedes?

Primero, no hay que ponerles cerrojos a la Constitución. También nos parece que no tiene que haber reelección inmediata de las autoridades, en este caso particular, del Presidente. Tampoco tiene mucho sentido cambiar el nombre del Poder Judicial, entre varios otros temas, como la iniciativa parlamentaria en materias que tienen costo presupuestario, reponer el estado de excepción de emergencia o definir con urgencia un sistema electoral que asegure gobernabilidad.

¿Es la eliminación del Senado un punto que genera controversia?

Las razones que se esgrimieron para eliminar el Senado son falsas. El argumento de que es una cámara conservadora, que ralentizaba los proyectos no es tal, y por supuesto, esos argumentos generaron un malestar. Al mismo tiempo que elegimos a los convencionales para que hicieran una nueva Constitución de manera democrática, con el mismo sistema electoral y con muchas más personas que fueron a votar, elegimos a los diputados y a los senadores.

En las últimas semanas ha rondado la idea de una postura más “desmovilizadora” desde el Socialismo Democrático frente al plebiscito. Con las coordinaciones andando, ¿cuál va a ser el ánimo de la coalición?

Nos pasó lo que a toda la ciudadanía: teníamos una tremenda esperanza en un proceso que ha tenido muchos ripios, que ha tenido muchos maximalismos y que ha tenido una mirada dogmática. Eso fue ralentizando nuestra postura de campaña. Esto de esperar el resultado nos parecía bien, toda vez que hemos visto un cambio en la actitud del trabajo de los convencionales en los últimos 100 metros. Los constituyentes han ido entendiendo que la palabra acuerdo es algo virtuoso y no un demonio, porque la ciudadanía les está demandando llegar a acuerdos. Estamos entusiasmados por la campaña, es un imperativo político y ético para nosotros, pero tan importante para nosotros es decir Apruebo, como también que lo haremos para mejorar el texto.

En el Socialismo Democrático, en los aspectos más prácticos, ¿cuáles son las condiciones económicas en su partido y en la coalición para desarrollar la campaña?

Esta campaña no tiene financiamiento electoral y todos los partidos haremos el esfuerzo en la medida de nuestras posibilidades económicas, pero en el marco de nuestras responsabilidades.

La cantidad de indecisos es algo que ha constatado La Moneda, la encuesta CEP, ¿qué pasa si finalmente ese espacio se abre para que triunfe la opción Rechazo?

Si gana el Rechazo, que es un escenario que no queremos, habría que buscar un acuerdo político-institucional que permita dar opciones a la ciudadanía en cómo se sale de aquello. Debe ser un acuerdo entre el gobierno y el Parlamento, de cara a la ciudadanía, para exponer las vías de salida.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso