Pese a su crisis: Instituto Nacional recibe 154 postulaciones para nuevo director, el triple del promedio de concursos de escuelas y liceos en Chile

Pese a su crisis: Instituto Nacional recibe 154 postulaciones para nuevo director, el triple del promedio de concursos de escuelas y liceos en Chile

Fachada del Instituto Nacional.

Ni el magro momento que atraviesa el establecimiento educacional santiaguino fue impedimento para que las solicitudes subieran incluso respecto del último llamado realizado, cuando hubo 122 interesados. Manuel Ogalde, quien hasta ahora ocupa interinamente el cargo, es uno de los postulantes.


A las 23:59:59 del viernes 13 de enero cerró la convocatoria para el concurso de nuevo director del Instituto Nacional con numerosas postulaciones que ni la crisis interna pudo frenar: 154 personas aspiran a ser la nueva máxima autoridad del tradicional establecimiento educacional.

La cifra es mayor al último concurso realizado, cuando 122 personas postularon y donde terminó siendo elegido, en agosto de 2014, Fernando Soto, quien estuvo hasta agosto de 2019. Desde ese momento, de hecho, el cargo ha estado vacante y ha sido subrogado por tres personas: Lilí Orell, entre 2019 y 2020; Patricia Beltrán, entre 2020 y 2021, y Manuel Ogalde, quien está interinamente a la cabeza desde 2021 hasta hoy, y que postuló para seguir en el cargo.

Las postulaciones, señala Alejandra Rosales, jefa del Departamento de Gestión de Personas de la Dirección de Educación Municipal (DEM) de Santiago, “nos demuestran el gran interés que existe entre los profesionales de la educación por ser parte del fortalecimiento de la educación pública y de los cambios educativos que estamos impulsando en la comuna”.

Fue en 2011 cuando se quiso dejar atrás los nombramientos a dedo en liceos y escuelas públicas y se anunció la ley N° 20.501 que busca mejorar la gestión y administración de la educación pública y fortalecer el desempeño directivo, estableciendo un nuevo sistema de selección tanto para jefaturas de Departamentos de Administración de la Educación Municipal (DAEM) como para directoras y directores de establecimientos educacionales públicos. Tal es el caso de Santiago.

Así, por ejemplo, 36 nombramientos vigentes en liceos y escuelas de la comuna que encabeza Irací Hassler se han dado por la vía del concurso público que coordina el Servicio Civil.

¿Qué viene ahora para el Instituto Nacional? Primero, la etapa de admisibilidad de las postulaciones (la verificación de que la documentación solicitada está completa), luego, quienes componen esa lista de preseleccionados son entrevistados, tras lo cual es el sostenedor, en este caso la Municipalidad de Santiago, el que elige dentro de una nómina final de tres a cinco personas que preparan los especialistas en selección, aunque podría llegar a ocurrir que no haya suficientes buenos postulantes para lograr el mínimo de la terna. En tal caso, el concurso se declara desierto y finaliza allí.

“El nombramiento de la rectora o rector del Instituto Nacional que emerja de este proceso de selección se ajustará a quien cumpla con todos los requerimientos legales y que posea -a juicio de las diferentes etapas del proceso que la ley establece- las capacidades personales y profesionales para liderar un establecimiento con las características que tiene el Instituto Nacional y para esta etapa de cambio educativo a nivel nacional e internacional”, expone Rosales.

El desafío es mayor para quien termine ganando el concurso, sea Ogalde u otro nuevo que dirija el Instituto Nacional, tras un 2022 convulso y en el que el liceo fue el que más desórdenes registró a nivel nacional, con algunos episodios graves, como ataques con molotov en las afueras de sus dependencias, reaparición de overoles blancos, amagos de incendio y destrozos en el interior y un estudiante apuñalado, todo lo cual derivó en protestas de profesores y que en paralelo suma una baja sostenida en el rendimiento académico.

“De acuerdo a nuestro Padem (Plan Anual de Desarrollo Educativo Municipal), se trata de múltiples desafíos que van desde asegurar un funcionamiento regular de las rutinas escolares hasta la discusión del Proyecto Educativo (PEI) del liceo, lo que ocurrirá este año, pasando, por cierto, por potenciar las acciones para mejorar la convivencia”, señala Rosales, quien añade que además esta persona deberá “conducir estas acciones y la discusión y definiciones del PEI desde la comunidad educativa será una tarea central, porque para seguir cumpliendo su misión ante el país y nuestra sociedad, el Instituto Nacional tiene el desafío de pensarse en el siglo XXI, con las necesidades actuales y futuras de la sociedad”.

Santiago, además del concurso para nuevo director de educación municipal, tiene otras cinco convocatorias para director abiertas y todas cierran el 21 de febrero a la medianoche, con tres liceos emblemáticos buscando una nueva máxima autoridad: Isaura Dinator, Aplicación y Manuel Barros Borgoño. A ellos se suman los concursos en las escuelas República Oriental de Uruguay y República de Panamá. Esta última se abrió y cerró en las mismas fechas y tuvo más de 200 postulaciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Entre las ruinas de un edificio de Jindires, los rescatistas encontraron a la bebé bajo escombros, todavía unida por el cordón umbilical de su madre fallecida.