Presidencial opositora: Rincón tambalea, Provoste se abre camino y aumenta presión hacia el PS y el PPD

Tras la debacle de la ex Concertación, los partidos pusieron en duda a sus cartas a La Moneda y aún más al mecanismo que daban por seguro: la primaria de Unidad Constituyente. La abanderada decé tensionó más el escenario tras pedirle a su partido no inscribir. Anoche, la DC, el PS y el PPD sostenían reuniones clave. En tanto, el Frente Amplio anunció que ya podían oficializar la opción de Boric, y el sector insistió en emplazar al partido liderado por Álvaro Elizalde.




Prácticamente por muerta daban ayer en la Unidad Constituyente la opción de que -antes de que este miércoles se cumpla el plazo- el bloque inscriba una primaria presidencial. Los inesperados resultados del domingo, que constataron un importante castigo a las fuerzas tradicionales de la centroizquierda, asestaron un golpe de dimensiones mayores a ese mundo y terminaron precipitando decisiones que dejaron aún más en entredicho el diseño que hasta antes de los comicios daban por seguro.

Como era esperable, el tablero se movió primero en el partido que terminó más damnificado: la Democracia Cristiana. Pese a que la colectividad dirigida por Fuad Chahin no sufrió un retroceso significativo en materia de alcaldes y obtuvo un desempeño dentro de lo que proyectaban en gobernadores, la colectividad se desbancó en convencionales constituyentes, alcanzando solo dos de los 12 escaños que esperaban.

En la DC ya la noche del domingo acusaron una derrota mayúscula y le transmitieron a su abanderada presidencial, Ximena Rincón, que era insostenible la inscripción a una primaria que ya a esas alturas en el sector calificaban como “un pasaje directo al cementerio”.

Y ayer fue la propia senadora por El Maule quien dio la señal y le pidió a la mesa que no la inscribiera en esa medición, lo que tendría como consecuencia que se terminara aplazando la clave junta nacional que tenían prevista para este lunes y cuyo principal objetivo era ratificar su aspiración presidencial.

“He hablado con los miembros de la mesa. Les he dicho que hay que asumir las responsabilidades políticas que ellos tienen, que no podemos inscribir la primaria legal, que se necesita un análisis profundo de nuestro consejo y de la junta, y que en torno a la reflexión que tomemos definir los caminos hacia adelante”, dijo Rincón.

La determinación de la legisladora, dicen en el partido, le despejaría el camino a la presidenta del Senado, Yasna Provoste, quien aumentó 21 puntos en la última encuesta Cadem, convirtiéndose en la figura mejor evaluada, superando incluso a Pamela Jiles (PH) y Joaquín Lavín (UDI). Con ese escenario sobre la mesa, de hecho, la DC inició ayer una negociación con sus pares del PS y el PPD para evitar que ellos se inscriban a la primaria presidencial. El objetivo: darse tiempo para analizar los resultados del fin de semana y que, si los sondeos siguen perfilando a Provoste, todos puedan cuadrarse detrás de la figura de la parlamentaria por Atacama.

Y si bien desde la DC leyeron la señal de Rincón como una “bajada” de la carrera presidencial, en el comando de la senadora no hubo la misma opinión. Dentro de ese grupo transmitieron que la abanderada no estaba “100% fuera” de la competencia y que aún veían margen para que la junta nacional la proclamara. En el partido, no obstante, no compartían esa última visión.

Anoche, la DC sostuvo un consejo nacional para analizar sus resultados. En esa cita, que estuvo marcada por el “mea culpa” de Chahin y el debate sobre fijar los comicios internos -que se realizarían el 25 de julio- Rincón habría manifestado que ella estaría “disponible” para ir a una primaria legal si el partido así lo definía. La instancia, finalmente fijó para este martes a las 17.00 la junta nacional, con el fin de ratificar la candidatura de la senadora y aprobar la participación en primarias legales.

En la falange entendían que el “sacrificio” de Rincón tendría eco en la evaluación de las aspiraciones presidenciales de Paula Narváez (PS) y Heraldo Muñoz (PPD).

En el PS reconocían este lunes que “no se descarta ningún escenario”. De hecho, el timonel de la colectividad, Álvaro Elizalde, sostuvo reuniones durante toda la jornada con distintos dirigentes del sector para evaluar cómo seguir.

Anoche el partido sostenía una comisión política clave para el futuro presidencial de Narváez y, asimismo, para las alianzas que estrechará el PS de aquí en adelante. Y, en medio de este escenario, se postergó un acto masivo que tendría hoy la exministra cuyo objetivo era -precisamente- marcar un hito que reforzara su opción ante la primaria.

En el comando de la candidata socialista estaban en la línea de plantear a la comisión política la alternativa de seguir con en carrera y llamar a una primaria amplia de todas las fuerzas políticas de oposición, incluyendo al Frente Amplio y al Partido Comunista, aun cuando la DC decline esa opción. Esa es la postura que Narváez planteó al partido a través de una carta a la militancia socialista.

La duda -reconocen en el entorno de la exvocera- es si las fuerzas del Apruebo Dignidad accederían a esa idea. Y esa interrogante está sobre todo en los comunistas.

“Si el el PC y el FA dijeran que no, ahí no habría nada que hacer. No quedaría más que esperar hasta el 23 de agosto, porque ya no habrá primaria en la Unidad Constituyente y una competencia solo entre el PS y el PPD no da”, dice un miembro del comando.

En línea con esa postura, ayer un grupo de militantes socialistas difundió una carta en la que llaman a Narváez a que no concurra a la eventual primaria de la Unidad Constituyente y, a que en su reemplazo, levante “junto a la dirección del PS la propuesta de una primaria de todas las fuerzas progresistas, sin exclusiones”.

La directiva PS, asimismo, está consciente de que su resultado electoral del fin de semana -fue la colectividad que logró la mayor bancada opositora en la convención constitucional- hacen complejo que el partido termine inclinándose por bajar su candidatura. De hecho, anoche el expresidente socialista Camilo Escalona planteó la posibilidad de inscribir directo a primera vuelta a la exvocera de gobierno.

En el PPD, en tanto, la mesa directiva analizó la situación de presidencial de Heraldo Muñoz. Y si bien el abanderado ha reafirmado que, por ahora, no contempla dejar la carrera, en esa reunión el vicepresidente de la colectividad, Tomás Iturbe, le pidió dar un paso al costado.

Más temprano, el primer vicepresidente del PPD, Francisco Vidal, se abrió a evaluar las opciones presidenciales del bloque. “Todo se puede conversar, hay que evaluar todo”, dijo. Sin embargo, tras la reunión de anoche, el exministro aseguró que el debate en esa colectividad está centrado en cuál es la primaria en que el excanciller debe participar y que “no corresponde” analizar una eventual “bajada” de la carrera a La Moneda.

Una mirada distinta transmitió ayer el senador Ricardo Lagos Weber (PPD). “Fue muy claro lo que los chilenos expresaron: el fin de un ciclo... Se requiere tomar decisiones estas 48 horas a partir de los resultados del domingo... es obvio que no es conducente ir a una primaria de la Unidad Constituyente por ahora”, sostuvo el legislador por Valparaíso.

Apruebo Dignidad se cuadra por presionar al PS

Una reunión esperan tener hoy los partidos del Frente Amplio con el Partido Comunista, con el fin de analizar los resultados del domingo que los arrojaron como la principal fuerza de la oposición.

Luego del triunfo de Apruebo Dignidad en materia de convencionales constituyentes -en el que superaron a la ex Concertación con 28 escaños-, en los partidos de ese pacto electoral leyeron los resultados como la consolidación del bloque PC-FA y como una reafirmación de que habría una primaria presidencial entre esas fuerzas.

Así lo conversaron ayer la mesa nacional del Frente Amplio. En una reunión en la sede de Revolución Democrática, los dirigentes valoraron el hecho de que el pacto electoral se perfilara como una coalición de gobierno y volvieron a manifestar que su coalición estaría en una primaria. Ese último punto agarró aún más fuerza luego de que desde el comando presidencial de Gabriel Boric informaran que ya tenían todas las firmas para poder inscribir al diputado en la carrera a La Moneda.

En la reunión del FA se tocó otro punto, el que salieron a plantear tras la cita: que debían presionar al Partido Socialista a elegir si querían unirse a su primaria o permanecer en la debilitada Unidad Constituyente. De hecho, sobre esa materia, fuentes del bloque aseguran que ya iniciaron algunas gestiones con sus pares socialistas, aunque manifestaron que veían “resistencia” para un giro hacia la izquierda de la mesa liderada por Álvaro Elizalde.

“No entiendo por qué la crisis de la DC debiera limitar a la oposición y a los proyectos de cambio a tener primarias amplias. Si la DC no quiere participar de primarias amplias, que no participe; si el PPD no quiere, que no participe. La invitación está abierta. Yo me pregunto qué va a ser el PS, porque tengo la confianza de que quienes hemos estado históricamente con los cambios de Chile no nos vamos a perder”, sostuvo la presidenta de RD, Catalina Pérez. Lo mismo manifestó su par de Convergencia Social, Alondra Arellano.

Pese a esto, dentro del Frente Amplio aún tienen que resolver qué pasará con la candidatura de Marcelo Díaz. Según fuentes del bloque, la balanza se estaría inclinando a que impulsen una candidatura única, pero para eso se tendrían que alcanzar un acuerdo entre Convergencia Social y Unir.

Por su parte, la mañana de ayer se reunió la comisión política del PC para analizar los resultados. En la colectividad liderada por Guillermo Teillier analizan que los comunistas -quienes doblaron sus votos en materia de concejales y lograron triunfos históricos como la alcaldía de Santiago con Irací Hassler- explican sus resultados debido a que sostienen que pudieron capitalizar el estallido social y el factor de la candidatura presidencial de Daniel Jadue.

Sobre el tema de primarias, en ese partido ya está instalada la tesis de que no habría posibilidad de una primaria de toda la centroizquierda y que ellos deberían participar en una con las fuerzas “antineoliberales”. Esa postura, concluyeron en el partido, se afianzó el domingo.

“Nos alegramos muchísimo por las firmas de Boric. Esto consolida la opción de una primaria de un sector antineoliberal que puede extenderse a otras fuerzas que aparecieron como la Lista del Pueblo”, sostuvo el diputado Teillier. Y, en la misma línea que los frenteamplistas, agregó que “tenemos una conversación pendiente con el PS, me da la impresión”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.