¿Qué sigue ahora para Sichel? Evalúa breve estadía en España y sus adherentes le insisten en que cree un nuevo movimiento

Autoridades dan a conocer aplicacion "Televinculo".

14 de Mayo de 2020/SANTIAGO Autoridades realizan punto de prensa en el Patio de los Cañones, en el Palacio de la Moneda, donde dan a conocer "Televinculo" aplicación creada por Fundación Meetlife junto a fundación Chile, que permite la cercanía y respuesta a las necesidades que puedan tener adultos mayores de 75 años que la utilicen, Santiago. (En la imagen, ministro de Desarrollo social, Sebastian Sichel). FOTO: AILEN DIAZ/AGENCIAUNO

Aunque el excandidato presidencial de Chile Podemos Más aún no define qué hará de su futuro político y está en un periodo de descanso y reflexión, un grupo de adherentes suyos le han pedido que se mantenga en la palestra pública con la creación de un movimiento o de un partido político. La tesis de los "viudos de Sichel" es que el centro político quedó huérfano y se necesita un liderazgo que pueda llenarlo. Discusión que se da en momentos en que el oficialismo resintió que no apoyara a José Antonio Kast en segunda vuelta y que existe un debate sobre quién será el líder de la oposición.


Hasta el Club Palestino llegarán el exabanderado presidencial de Chile Podemos Más Sebastián Sichel, donde se reunirá con algunos de sus colaboradores de campaña.

El exministro llegó de sus vacaciones en el sur este fin de semana para votar en la segunda vuelta presidencial. Desde ahí copó su agenda contactándose con sus antiguos adherentes.

En la cita de esta tarde se espera que participen sus coordinadores programáticos, entre ellos Macarena de la Calle (coordinadora), Daisy Pezoa (Salud), Guillermo Holzmann (Relaciones Exteriores), Ana Luz Durán (Educación), junto a otros encargados territoriales, como Macarena Labbé y Juan Pablo Camiruaga. Y si bien la cena es de camaradería, se da en medio de un debate sobre cuál será el futuro de Sichel y qué rol podría ocupar en medio de la disputa en la centroderecha sobre quién será el líder de la oposición.

De ahí que hace un par de semanas un grupo de adherentes envió una carta a Sichel en la que le piden que no se aleje de la primera línea de la política.

“Tras la derrota de Sebastián, varios coordinadores conversamos de cómo seguíamos, porque hay un programa de gobierno que consideramos que no debe morir. De manera unánime firmamos una carta que se le envió a Sebastián en la que le solicitamos que no se retirara de la política y siguiera. Movimiento, fundación, partido, lo veremos en el futuro, pero sí que él siga liderando esto”, explica Patricio Nawrath, excoordinador de Diversidad del comando.

Y si bien el propio Sichel no les dio respuesta formal a la petición, se espera que el tema se toque hoy en la comida. Pese a que el exabanderado se ha mantenido alejado de la primera línea -no ha dado entrevistas y solo hizo una aparición pública al momento de votar el pasado domingo-, quienes han hablado con él sienten que podría tener la disposición a participar de un movimiento.

De todas maneras, Sichel está en un proceso de reflexión y evaluación interna sobre sus pasos a seguir. Por el momento tiene planes de emprender un viaje a España para ejercer como profesor visitante en una casa de estudios asociada a la Universidad San Sebastián. Primero evaluó esa opción en lItalia. Mientras, ha estado de vacaciones recorriendo el sur y relajándose junto a su familia.

Pese a esto, entre sus exadherentes ha ido creciendo el ánimo por convencerlo de que se sume a la creación de un movimiento político. El grupo ya se conformó mediante un chat de WhatsApp que partió llamándose “Viudos x Sichel” y que ahora se llama “Juntos Se Puede”, en el que comparten los lineamientos y se mantiene el debate de si debiera ser un movimiento o un partido el que se vaya a crear.

“No sé si un partido, por lo menos un movimiento. En el grupo hay gente que sí estaría dispuesta a formar un partido. Hay que ver qué es lo que quiere Sebastián”, explica Diego Bravo, excandidato a diputado y uno de los articuladores de la idea. Ahí algunos cercanos explican que pierde fuerza la idea de hacer un partido, pues durante la campaña Sichel ofreció su opción como alguien independiente y criticó a los partidos políticos.

En todo caso, quienes han podido conversar con Sichel dicen que sí estaría dispuesto a crear un movimiento político, pero que aún debe terminar su proceso de recuperación poselecciones. Incluso, en sus últimas declaraciones públicas afirmó que “es tiempo de otros. Yo lo que voy a hacer es seguir aportando en la vida pública, como lo he hecho siempre, opinando, apoyando a aquellos que les toque tomar decisiones”.

En el círculo íntimo del excandidato ven con buenos ojos la posibilidad de iniciar una arremetida, pues sienten que con la campaña presidencial de José Antonio Kast el oficialismo agrupado en Chile Podemos Más se derechizó, por lo que existe un centro político y liberal que quedó huérfano y que puede ser ocupado por ellos.

La tensión con el oficialismo

Los movimientos de Sichel han tenido expectante al oficialismo, pues el excandidato no solo participará de la reunión de hoy en el Club Palestino, sino que ha tenido otros contactos. Así se ha juntado en reuniones privadas y ha conversado con excolaboradores suyos, como su exbrazo derecho Juan José Santa Cruz, su jefa programática Victoria Paz y la encuestadora Paola Assael, mientras que mañana tiene un encuentro con el grupo “Independientes por Sichel”.

Y todo esto se ha producido en medio de una discusión interna en la derecha respecto de cómo se reconfigurará el bloque, pues la UDI, RN, Evópoli y el PRI se debaten si es que se debe integrar al Partido Republicano o no. De ahí que el movimiento de Sichel podría entrar como otro factor, al ser opositores a Republicanos y tener más lineamientos con Evópoli. De hecho, fuentes del comando de Sichel dicen que se han producido contactos con este último partido, con el fin de generar acercamientos, y que también el nuevo movimiento podría tener alianzas con Progresismo con Progreso, de la exministra Mariana Aylwin.

Con todo, en el oficialismo han salido por estos días a criticar a Sichel por no haber apoyado con más fuerza a Kast en segunda vuelta, y solamente haberle enviado un petitorio con condiciones a cambio de su voto.

Ayer, el presidente de RN, Francisco Chahuán, recalcó que “me habría gustado mucha más generosidad de Sebastián Sichel respecto de esta elección presidencial”, mientras que hoy el excandidato presidencial de RN Mario Desbordes recalcó que “él no tiene nada que hacer en nuestra coalición”, agregando que “(Sichel) no tiene ningún compromiso con la coalición a la que quiso representar. Esto fue prácticamente instrumental”.

A eso se sumó el senador UDI Claudio Alvarado, quien dijo que “hoy día lo que importa es que Chile Vamos y Republicanos seamos capaces de constituir una oposición unida y responsable. Sichel puede hacer lo que estime pertinente. Ha pasado por todas las coaliciones y no es actor relevante en las definiciones de la centroderecha”.

Particularmente, molestó en la derecha que Sichel fuera uno de los primeros en felicitar al presidente electo, Gabriel Boric, en momentos en que el comando de Kast no reconocía oficialmente la derrota, mientras que en redes sociales se veía a adherentes de Sichel recalcando que él habría sido más competitivo en una segunda vuelta.

De todas maneras, en el entorno de Sichel responden con molestia por las críticas de que no apoyó a Kast en el balotaje, recordando que durante la primera vuelta fueron los mismos partidos que le reclaman hoy quienes lo abandonaron y le quitaron el apoyo para dárselo a la carta de Republicanos. También recuerdan que en la primera vuelta hizo falta un apoyo más activo de los excandidatos presidenciales de la primaria de Chile Vamos, especialmente de Joaquín Lavín (UDI), quien se marchó del país para radicarse en España.

*Esta nota fue actualizada a las 17.24 horas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.