“Quinto retiro”: Las gestiones de La Moneda para contener el desbande del oficialismo antes de los anuncios de Boric y Marcel

La bancada del Partido Comunista, Federación Regionalista Verde Social e independientes.

Apertura del PC a respaldar un nuevo giro previsional generó malestar en otras bancadas oficialistas. Incluso el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, Jaime Naranjo (PS), emplazó al gobierno a poner orden entre sus filas. Para apaciguar ánimos, el ministro Jackson se reunió con los diputados comunistas, mientras que la vocera de gobierno, Camila Vallejo, advirtió a la comisión política del PC que un nuevo retiro afectaría los compromisos del programa.




A un punto de prensa para respaldar a la diputada comunista Karol Cariola, presidenta de la Comisión de Constitución de la Cámara, convocó la bancada del PC-Federación Regionalista Verde Social-Independientes.

La idea era defender la forma cómo Cariola había conducido la tramitación de los proyectos de un nuevo giro de ahorros previsionales, el llamado “quinto retiro”, luego de que un grupo de parlamentarios promotores de esta iniciativa, entre ellos René Alinco, Pamela Jiles y Jorge Durán, cuestionaran una dilación.

Sin embargo, la conferencia de prensa terminó escalando el debate.

“Este comité parlamentario no se niega a la discusión del ‘quinto retiro’ y tenga la certeza, que si eso significa de verdad una solución para la gente, aquí nadie le va a dar la espalda”, dijo la diputada PC Lorena Pizarro, una de las referentes morales de su colectividad, dada su historia como víctima de la dictadura y dirigenta de los Familiares de Detenidos Desaparecidos.

Algunos de los miembros de la bancada, que estaban detrás y al lado, asintieron con la cabeza a sus palabras.

Consultada por la postura del Ejecutivo que pedía rechazar el “quinto retiro”, la diputada Pizarro agregó que “el gobierno a este comité no le ha pedido nada, eso sería una mentira”.

En otras fuerzas oficialistas, como el Frente Amplio y el PS, la postura de la bancada comunista generó malestar y preocupación, ya que la apuesta estratégica de los grupos políticos que apoyan al gobierno era resistir a la presión ciudadana a la espera de los anuncios económicos que realizará este jueves el Presidente Gabriel Boric, junto al ministro de Hacienda, Mario Marcel, quien desde que era presidente del Banco Central se opuso tenazmente a los giros previsionales.

En vista del clima enrarecido, que amenazaba con provocar un desbande colectivo, en la tarde del miércoles, el ministro secretario general de la Presidencia, Giorgio Jackson, sostuvo una reunión almuerzo con los bancada comunista.

Según dos personas que estuvieron en esa cita, la diputada Marisela Santibañez, en nombre de sus compañeros, planteó que si los anuncios económicos no eran satisfactorios, muchos miembros de comité PC-Frevs-independientes no tendrían otra alternativa que apoyar el “quinto retiro” dada la presión social. El ministro, en respuesta, les pidió esperar las medidas.

“Fue una buena reunión”, dijo Jackson a la salida del almuerzo. Al ser consultado por el “quinto retiro”, añadió que “se vienen algunos anuncios del Ejecutivo que creemos que son importantes para las demandas que los parlamentarios y parlamentarias reciben como presión por parte de la ciudadanía”.

Por su parte, la ministra del Interior, Izkia Siches, también se sumó al llamado a no adherir a la reforma de un nuevo giro previsional. “Personalmente me preocupa el impacto de la inflación en las poblaciones más vulnerables, y entiendo que la clara negativa de nuestro Presidente tiene ese objetivo: no seguir dañando la devaluación del dinero que tienen en el bolsillo las personas más pobres de nuestro país”, dijo la ministra Siches, quien agregó que “espero que como coalición de gobierno no perdamos el foco en que la preocupación está en las personas, pero sobre todo en las personas que menos tienen”.

El día anterior, el propio Mario Marcel también había reiterado su rechazo a la iniciativa. “Hacer un nuevo retiro de fondos de pensiones es una bomba en medio de todo ese proceso, es algo que nos desvía significativamente respecto de ir generando una base estable para las reformas que se quieren hacer”, dijo.

Por su parte, antes de volver de su visita a Argentina, el Presidente Boric comentó que esperaba que todos los partidos del oficialismo rechacen la medida. “Tengo plena confianza en que tanto el PC como todos los partidos que integran el gobierno (...) van a tener la conciencia de que un nuevo retiro sería tremendamente dañino para la economía y, a la larga, tremendamente dañino para las personas que hoy día lo necesitan”, dijo.

Naranjo: “Hago un llamado al Presidente a poner orden”

En la mañana del martes, era tal la molestia que generó la postura de los diputados PC, que miembros de otras bancadas emplazaron directamente a La Moneda a ordenar a sus filas.

El diputado PS Jaime Naranjo, quien es presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, dijo que el “quinto retiro está tensionando a las bancadas parlamentarias del gobierno y eso va a tensionar las relaciones de los partidos que apoyan al gobierno. Hay una responsabilidad principal del gobierno de poner orden en los partidos y en las bancadas parlamentarias. La credibilidad y el liderazgo del Presidente va a quedar en entredicho y debilitado si los partidos no se ponen detrás de lo que el Presidente y su ministro de Hacienda están señalando”.

“Hago un llamado al Presidente de la República a poner en orden a las fuerzas políticas que lo apoyan, por lo tanto, el principal responsable si hay un quinto retiro es el gobierno”, insistió Naranjo

En la misma línea, la diputada RD Catalina Pérez aseguró en TVN que “(Al PC) le falta responsabilidad con el pueblo de Chile”.

Otro legislador oficialista comentó que el eventual desbande del PC aumenta el riesgo de que otros grupos afines al Ejecutivo se sientan en libertad de acción para aprobar un nuevo retiro. De hecho, la bancada PPD-Independiente en su mayoría ya está respaldando un nuevo giro.

Si bien la derecha en una votación puede ser una aliada de La Moneda para frenar una nueva reforma -que requiere el voto de 93 diputados para ser aprobado en la Cámara- en ese sector político también hay quienes se siente tentados a apoyar esta iniciativa, ante los temores de una eventual expropiación o nacionalización de los ahorros previsionales individuales. Algo que, en todo caso, ha sido descartado tajantemente por el Presidente Boric.

En ese sentido, algunos parlamentarios cifran esperanzas en que los anuncios del gobierno ayuden a apaciguar los temores y tensiones.

El despliegue de Jackson y Vallejo

En La Moneda el tema mantiene inquietos a los ministros del comité político. De hecho, tanto el ministro Jackson (Segpres) como la ministra Camila Vallejo (Segegob) se han desplegado para intentar alinear a sus huestes detrás de la postura del gobierno.

La secretaria de Estado, quien milita en el Partido Comunista, incluso ha abordado el debate en la comisión política de esa colectividad donde la discusión de si aprobar o no la medida sigue abierta. Quienes han conocido de ese intercambio, aseguran que Vallejo ha advertido a sus correligionarios las razones del gobierno para no impulsar un “quinto retiro”. Y, según las mismas fuentes, ha ido más allá al señalar que, de aprobarse, esto tendría un impacto significativo en la capacidad del gobierno de llevar a cabo las reformas comprometidas en su programa.

“Esperamos que se alineen”, dicen en La Moneda, sobre todo, porque el Presidente Boric ya marcó su postura sobre el rol del PC en la discusión y aseguró estar confiado en que entenderán que no deben aprobar un nuevo retiro en el Congreso.

“El escenario de apertura para el aumento de la actividad económica (…) es lo que estamos favoreciendo en esta etapa. Queremos que las familias puedan tener autonomía en este momento de crisis y no depender de los ahorros propios”, dijo Jackson en el Congreso, mientras que Vallejo reiteró desde Palacio que no es vocera de su partido, pero que el foco del Ejecutivo está en el Plan de Reactivación Económica.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.