Riñas, drogas y violencia sexual: Cuáles son las zonas universitarias más inseguras

Hinchas camina hacia los locales de bellavista a ver el partido

26 de Junio del 2016 / SANTIAGO Hinchas chilenos camina hacia los lugares donde verán la final de la Copa America Centenario 2016, entre Argentina y Chile. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE / AGENCIAUNO

Estudio lo realizó Laboratorio de Seguridad, sobre la base de denuncias presentadas en Carabineros.




El Barrio Universitario Bellavista, que aloja a la Universidad de Chile, la Universidad Andrés Bello y a la Universidad San Sebastián, es la zona universitaria con menores niveles de seguridad para sus estudiantes.

Con 2924 denuncias ante Carabineros, esa zona universitaria concentra los mayores índices de denuncias de hurtos, robos, drogas, conducción en estado de ebriedad, amenazas, desórdenes, riñas y violencia. Así lo señala un estudio realizado por el Laboratorio de Seguridad, que lidera el ex  Jefe Nacional de Seguridad Pública del Ministerio del Interior, Eduardo Vergara.  En base a las denuncias policiales de los últimos dos años, la ONG analizó la realidad delictual de los principales campus universitarios y sus entornos en Chile, definidos como Zonas Universitarias.

Para el estudio se seleccionaron 28 zonas universitarias a lo largo de todo el país, definidas en base a representatividad regional, tamaño de las aglomeraciones y flujo de los establecimientos educacionales.

La Zona campus Juan Gómez Millas y de la Universidad Metropolitana de Ciencias ocupa el segundo lugar en el ránking de seguridad con 1776 denuncias  -de mayor a menor denuncias-. Le sigue el Campus Antumapu (que aloja a las facultades de ciencias agrupecuarias de la Universidad de Chile) con 1555 denuncias, luego el Campus Universidad de Concepción con 1039 y en quinto lugar la Zona universitaria eje Errazuriz-Brasil (Universidad de Valparaíso, Pontifica Universidad Católica de Valparaíso, DUOCUC) con 646 reportes a la policía.

El estudio distingue por áreas: Violencia y desórdenes, violación a la ley de drogas, conducción bajo la influencia del alcohol, robo y hurtos, y  denuncias de violencia sexual.

El Campus Gómez Millas es el que lidera el ránking en cuanto a desórdenes, riñas y robos con violencia con 449 denuncias.

Asimismo, el Barrio universitario Bellavista presenta mayores denuncias  por delitos relacionados con drogas, ebriedad y conducción en estado de ebriedad. Hubo allí 1881 denuncias por ese ítem.

Violencia sexual

La zonas universitarias con más delitos relacionados a violencia y abusos sexuales,VIF y violaciones es el Campus Juan Gómez Millas y UMCE, con 95 denuncias.

En este ítem le sigue el Campus de la Universidad de Santiago con 75 denuncias;  la zona del campus Antumapu, donde hubo 27 denuncias; la Zona universitaria Ejército (Universidad Santo Tomás, Universidad Diego Portales, Universidad Central,Universidad de las Américas) con 19 denuncias, y la Zona universitaria Valparaíso eje Av

España (Universidad Técnica Federico Santa María e INACAP) con 18 alertas.

Desafío de seguridad

Según el Laboratorio de Seguridad, las denuncias determinan un desafío para las casas de estudios en cuanto a seguridad, debido a que sus estudiantes enfrentan dispares índices de seguridad dependiendo del lugar en que están insertos sus campus.

"A estas condiciones, también le debemos sumar el rol que cumple o debería cumplir la seguridad privada propia de las universidades. Todos estos elementos conviven en una co-producción de seguridad junto a las policías, la comunidad y los entornos. Como en todo, hay ejemplos buenos y otros malos, tanto como realidades que dependen más de los entornos que de la capacidad interna de un campus universitario en garantizar seguridad", dice el estudio.

Ley de drogas

"Analizar la realidad delictual de las zonas universitarias no se debe basar en una lógica de cómo terceros impactan el día a día, sino que incluso en algunos casos, en cómo los estudiantes terminan siendo víctimas de las políticas de seguridad", dice el análisis de Vergara.

Cita como ejemplo las denuncias por porte de droga, señalando que "en Chile el 64% de los detenidos por ley de droga tiene menos de 29 años, en gran parte lo son por porte y consumo. Un número importante de estos detenidos son estudiantes. La inseguridad entonces, la viven muchos en sus entornos educativos, al ser víctimas de una criminalización innecesaria, en muchos casos, ocurre solo por usar o portar drogas".

"La seguridad en Chile requiere de innovación y modernización, en un contexto donde todavía contamos con una precaria regulación de la seguridad privada y un diálogo público-privado todavía sub desarrollado. Estos elementos son requisitos básicos para elevar la calidad de vida y la paz de las personas", añade.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.