Rusia inicia vacunación masiva la próxima semana y la Sputnik V será registrada en 9 países

Personas con y sin mascarillas caminan en las cercanías de la Plaza Roja durante una nevazón en Moscú, Rusia.

El Presidente ruso, Vladimir Putin, calificó a la vacuna desarrollada por el país como "la mejor del mundo" y aseguró que 1,5 millones de personas ya han sido inmunizadas. A la fecha, Bielorrusia, Serbia, Argentina, Brasil y Bolivia firmaron contratos para obtener el fármaco ruso, mientras que en la Unión Europea (UE) sigue en revisión y Chile podría sumarse en los próximos días.




“La vacuna rusa, está claro y los hechos lo confirman, es la mejor del mundo”. Así, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, reafirmó ayer su apuesta por la Sputnik V, con la que 1,5 millones de personas ya han sido vacunados, y anunció que durante la próxima semana la campaña de inmunización se ampliará a toda la ciudadanía para lograr en un futuro que parte importante de los más de 144 millones de habitantes queden protegidos contra la pandemia del Covid-19. Esto, a pesar que el mandatario, de 68 años, aún no recibe la primera dosis.

La orden llegó después que el primer ministro ruso, Mijail Mishustin, informó que la industria de las vacunas “no sólo ha alcanzado los objetivos y volúmenes prometidos, sino que ha excedido los objetivos de producción de vacunas”, lo que permitirá que desde el lunes inicie la inoculación masiva mediante una calendarización de trabajo.

El Centro Científico Federal de Chumakov para la Investigación y el Desarrollo de Productos Inmunológicos y Biológicos de Rusia lleva a cabo el desarrollo de la tercera vacuna de Rusia contra el Covid-19.

Rusia se transformó en el primer país en autorizar una vacuna en agosto, -que se administra en dos dosis, con una distancia de tres semanas- para uso de emergencia y con una efectividad del 91,4%, lo que generó críticas transversales, ya que el medicamento no había completado la fase 3 de los ensayos clínicos. A pesar de esto, el 4 de diciembre, las autoridades rusas dieron el puntapié inicial a la vacunación prioritaria. Las primeras dosis las recibió el personal médico y educativo, así como los mayores de 60 años, que inicialmente fueron aplazados hasta fines de diciembre por posibles contraindicaciones.

Putin destacó que las condiciones de almacenamiento y transporte de la Sputnik V “no requieren altas exigencias. Es mucho más simple y eficaz”, en comparación a las otras vacunas aprobadas, como la de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, ya que el fármaco ruso requiere estar a menos 18 grados Celsius y una versión liofilizada puede estar a temperaturas de refrigerador de entre 2-8 grados Celsius, mientras que la Pfizer debe estar a -70 grados.

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19 para un paciente en una clínica en Moscú.

Según la agencia rusa Tass, la vacunación es gratuita y no será obligatoria, para esto ya se puso en marcha la logística para el transporte de las vacunas en todas las regiones. Para los próximos 30 días, el Centro Gamaleya tiene previsto producir alrededor de 4 millones de dosis de la vacuna.

En esa línea, ante el avance a una vacunación masiva, el gobierno ha expandido sus objetivos. Por un lado, desde el 8 de febrero comenzarán los ensayos clínicos para una versión “light” de la Sputnik V, que tendría un efecto más corto, pero que podría llegar a más personas. El Centro de Investigación Gamaleya aseguró que esta nueva inyección otorgaría una inmunidad en tres semanas y la mantendría entre tres y cuatro meses, lo que permitiría reducir los nuevos casos y fallecidos.

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin en una videoconferencia ayer tras anunciar el inicio de la vacunación masiva durante la próxima semana.

Además, el ministerio de Sanidad ruso anunció hoy que desarrollarán una vacuna combinada contra el Covid-19 y la gripe, que podría estar lista para fines de 2022. En tanto, Putin ordenó a los expertos investigar cómo funcionaría la Sputnik V con las variaciones del virus, como la británica o la sudafricana.

“Actualmente estamos efectuando ensayos en las cepas que tenemos a nuestra disposición y después añadiremos otras, planeamos empezar las pruebas clínicas a principios de 2022″.

Alexander Guinzburg, director del Centro de Investigación Gamaleya

Según el Moscow Times, los informes del avance de la vacunación podrían estar siendo exagerados en un 400%, ya que de las 1,5 millones de personas que ya habrían sido inmunizadas, los datos regionales, inmunológicos y de analistas independientes podrían situarse en tan solo 300 mil vacunados.

Un paciente, sospechoso de tener la infección por coronavirus, acompañado por trabajadores médicos con equipo de protección, camina hacia la ambulancia desde un centro de tomografía computarizada en Moscú, Rusia.

En esa línea, el diario Financial Times apunta a que hay una serie de deficiencias en la distribución de las vacunas, especialmente en las zonas más alejadas de la capital, donde ni siquiera han llegado los primeros camiones. Esto se suma a la desconfianza de la ciudadanía. Un sondeo de la encuestadora Centro Levada señaló que solo el 38% de los rusos estaría dispuesto a vacunarse.

A diferencia de la mayoría de los países, Rusia -el cuarto país más afectado por el coronavirus en el mundo con más de 3,4 millones de casos y casi 64 mil fallecidos- no decretó un confinamiento total ante el avance de la segunda ola. Sin embargo, han ordenado restricciones específicas en algunas de las 85 regiones del país. Por ejemplo, en Moscú recién desde el 18 de enero volverán a clases los escolares, pero el resto de las medidas fueron prorrogadas hasta el 21 de enero.

El arribo de la Sputnik V en el mundo

Durante esta semana, el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) informó que la vacuna rusa contra el Covid-19 se registrará en nueve países este mes. A la fecha, la Sputnik V además de estar aprobada en Rusia, recibió luz verde en Bielorrusia, Serbia, Argentina y Bolivia, mientras que sigue en curso el proceso de registro en la Unión Europea (UE).

Un enfermero inyecta a una doctora la inyección de la vacuna rusa Sputnik V contra el Covid-19 en el Hospital Dr. Pedro Fiorito en Avellaneda, Argentina.

Durante esta semana, el gobierno argentino de Alberto Fernández informó que hoy llegará un nuevo avión desde Moscú con 300 mil dosis de la vacuna dosis, lo que corresponde al segundo cargamento tras el de diciembre, y que ha permitido vacunar a más de 138 mil argentinos de 477 localidades.

La farmacéutica brasileña Uniao Quimica pactó con Rusia un suministro de 10 millones de dosis de la Sputnik V para el primer trimestre de 2021, las primeras llegarán a suelo brasileño antes de fin de mes y a lo largo del año recibirán 150 millones de dosis. Así, durante los próximos días solicitarán la autorización de uso de emergencia de la inyección rusa.

Un trabajador médico sostiene una dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V en Belgrado, Serbia.

Hace dos semanas atrás, el mandatario de Bolivia, Luis Arce reveló la compra de 5,2 millones de dosis de la Sputnik V para marzo, pero para enfrentar la segunda ola que golpea ahora al país, Rusia enviará este mes 6 mil dosis destinado para el personal médico.

En tanto, Venezuela recibiría 10 millones de dosis en las próximas semanas. Otros como, México aseguró que durante esta semana autorizará el uso de emergencia de la Sputnik V tras barajar la compra de 24 millones de dosis, y Nicaragua informó que se encuentra en negociaciones para obtener dosis a través del Centro de Investigación Gamaleya.

Uno de los últimos que podría sumarse a los acuerdos con Rusia sería Chile. El lunes se retomaron las conversaciones mediante videollamada entre ambos países y las autoridades evalúan firmar un acuerdo en los próximos días para tener información de los estudios de las vacunas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.