¿Se desvanece la opción de primarias convencionales entre Provoste y Narváez?

La idea que ha impulsado el partido de la socialista Paula Narváez no convence aún a la Democracia Cristiana y tampoco a la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC). Mientras la exministra apuesta por fortalecer su opción en una medición no legal, la senadora por Atacama sigue dilatando una definición. "Yasna no gana nada", dicen en el entorno de la presidenta de la Cámara Alta. Las negociaciones formales, en todo caso, se reactivarán esta semana.




“Se ve cada vez más inviable”. Esa es la respuesta que se repite hoy en los partidos que respaldan la candidatura presidencial de Paula Narváez (PS) y también en la Democracia Cristiana ante la posibilidad de que la exministra socialista pueda medirse en una primaria convencional con la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC).

La idea se instaló el 19 de mayo pasado, cuando por un veto de última hora del PC y el Frente Amplio a sus aliados del PPD, el Partido Socialista decidió no inscribir a la exvocera de Bachelet y terminó, junto al resto de sus socios de la Unidad Constituyente y Nuevo Trato, fuera de la primaria legal del próximo 18 de julio.

Minutos antes de que el partido liderado por Álvaro Elizalde tomara esa decisión, la propia Narváez había advertido el costo que implicaría para ella perder la amplia visibilidad que le garantizaba participar de una medición formal con, por ejemplo, franja gratuita, debates y el periodo de campaña legal. Un factor no menor para su aspiración considerando que desde que irrumpió en la carrera presidencial en diciembre de 2020, no ha logrado despegar de entre el 2% y el 3% en los sondeos.

Por lo mismo, fue su partido el que ha venido impulsando -hasta ahora sin éxito- la idea de una medición con Provoste, quien a diferencia de Narváez, se ha posicionado como una de las cartas con mayores posibilidades de la centroizquierda para llegar a la primera magistratura.

La lectura desde el comando de la exministra es que una primaria con la líder de la Cámara Alta -la única que se disputaría entre mujeres- fortalecería la propuesta de la centroizquierda de cara a noviembre y, sobre todo, permitiría legitimar cualquiera de las dos candidaturas para una primera vuelta. “Los tiempos no están para candidaturas designadas”, dicen.

Pero el mensaje de la decé, dirigida hoy por Carmen Frei, ha sido claro. Y en los contactos que los dirigentes han sostenido telefónica y personalmente con el propio Elizalde y otros interlocutores como Heraldo Muñoz han recalcado que el partido respetará los tiempos de Provoste.

La razón principal de por qué la opción de una primaria convencional no ha cobrado fuerza la dan desde el entorno de la propia senadora por Atacama: ella sigue creciendo desde donde está -la presidencia del Senado- y no gana nada al medirse ante una candidata que no supera el “margen de error”.

Con todo, tanto en la DC como en el PS aseguran que esta semana será clave para tomar decisiones respecto al mecanismo con que el sector elegirá a su carta presidencial. De hecho, la DC definió que fijará una junta nacional para abordar su política de alianzas y futuro presidencial después de la segunda vuelta de gobernadores de ayer.

Las mismas fuentes señalan que la estrategia de la militante decé es mantenerse en su rol institucional y seguir presionando al gobierno por la agenda de ayudas sociales para paliar los efectos de la pandemia, conocida como de “mínimos comunes”.

“Hace un mes dije que, como oposición, teníamos que reflexionar en torno a los resultados de las elecciones y del mensaje que la ciudadanía nos estaba entregando y, por cierto, de esos intentos fallidos de generar alianzas y que eso era fundamental antes de resolver cualquier candidatura y esa reflexión yo creo que aún está en proceso”, afirmó hoy Provoste en entrevista con ADN.

En su entorno aseguran que sus declaraciones apuntan a que no hay que olvidar que hace tres semanas el PS quería una primaria con Daniel Jadue. Por lo mismo, la reflexión sobre cuál es el proyecto que se le va a ofrecer al país no puede quedar en segundo plano.

En la decé, en tanto, algunos apuestan a que Narváez termine, por la fuerza de los hechos, declinando su aspiración en favor de Provoste.

Las cuentas de los socialistas

Con todo, desde el PS afirman que insistirán en una primaria convencional entre ambas. En la colectividad de París 873 sostienen que lo que es claro es que hay que llegar con una candidatura común a noviembre y que, pese a las dificultades que ha tenido su candidata, la decé tampoco puede permitirse el camino propio que terminó con una estrepitosa derrota en 2017 de la mano de Carolina Goic (DC).

“Todavía queda un pequeño espacio para que Paula haga un corte en la lógica de estar en el margen de error y se pegue un salto. Ahí a Yasna le quedaría poco espacio para no participar de una primaria”, dicen en el PS. Pero agregan inmediatamente: “Ahora, si el escenario no se mueve un pelo, ahí ella tendrá que sentarse a evaluar”.

Entre los socialistas aseguran que el partido en ningún caso le pedirá a Narváez que decline su opción presidencial por la de Provoste, pero admiten que si el escenario se mantiene, tendrá que llegar el “momento del realismo”.

“Es una reflexión muy personal”, dicen en el partido ante la pregunta de si Narváez estaría dispuesta a bajarse. En su entorno, sin embargo, son tajantes: no hay posibilidad alguna de que se dé ese escenario y, de hecho, algunos en el comando de la socialista creen que debería competir en primera vuelta si es que la decé no se abre a concursar.

Un dirigente que respalda la candidatura de la exministra asegura que “si la DC quiere imponer a su candidata por las encuestas está muy equivocada. Acá ambas necesitan esa primaria, va a ser positiva y valiosa para las dos”. Y agrega un factor que desde esta semana será clave para el sector y que sin duda va a tener un impacto en materia presidencial: la negociación parlamentaria.

“No veo ningún incentivo de incorporar a la DC en un pacto parlamentario si no somos capaces de llegar a una candidatura presidencial común a través de una primaria”, advierten desde el entorno de Narváez.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.