Se pone cuesta arriba la opción de Matus para la Corte Suprema: Comisión suspende su audiencia

Una querella por el caso Topógrafo que menciona a Jean Pierre Matus y al comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, y solicita a la Fiscalía que los cite a declarar, causó que la Comisión de Constitución del Senado suspendiera la sesión prevista para hoy en la mañana en que escucharían la exposición del abogado que aspira a integrar el máximo tribunal.




Nuevos antecedentes llegaron esta mañana a la Comisión de Constitución del Senado, que enredan aún más la madeja de la ya polémica designación del abogado Jean Pierre Matus para integrar la Corte Suprema en reemplazo de Carlos Künsemüller.

La cita de hoy de la Comisión de Constitución del Senado se suspendió y los senadores se dedicaron a conversar en forma privada sobre las nuevas circunstancias, y quedó agendada para mañana martes a las 11 horas, con tal de proseguir con el procedimiento habitual de escuchar al penalista sobre su currículum y sus razones para aspirar a este cargo.

Dos nubes cayeron sobre Matus que llevaron a la Comisión de Constitución a postergar para mañana la audiencia con el abogado. El viernes, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago acogió a tramitación una querella interpuesta en contra quienes resulten responsables en el caso de Operación Topógrafo en la que se menciona a Matus y se pide citarlo a declarar. El escrito se remitió al Ministerio Público para que inicie la investigación. El querellante solicita, entre varias diligencias, que “se cite a declarar sobre los hechos descritos, en calidad de imputado, a Juan Pierre Matus y (al comandante en Jefe del Ejército) Ricardo Martínez Menanteau”. Se trata de un escrito ingresado cuando el abogado ya estaba en carrera para asumir un cupo en la Suprema y la Fiscalía aun no se ha pronunciado sobre la solicitud.

Además, en el diario electrónico El Mostrador apareció una denuncia de correos donde el abogado aparece como intermediador comercial para una compra de software en representación de la DINE, actividad que, de acuerdo a ese medio, no podría realizar un civil.

La querella interpuesta por Cristián Cruz en representación de Juan Pablo Díaz, se dirige contra “los autores, cómplices y encubridores de los delitos de Interceptación y Captación Maliciosa de las Telecomunicaciones…, y de Obstrucción a la Investigación”. El caso Topógrafo surgió en 2017 cuando el exsargento Juan Pablo Díaz, el capitán Rafael Harvey, el exteniente Carlos Farías Ramírez y el cabo primero Sergio Tudesca Órdenes, todos denunciantes o testigos de casos de corrupción en unidades militares, fueron blancos de escuchas telefónicas y seguimiento de sus comunicaciones en redes sociales.

Cruz es un abogado ligado a los temas de derechos humanos que ha figurado en causas como Caravana de la Muerte o contra el general Hernán Cheyre, y está representando a Díaz en otras tres causas relacionadas con sus reclamos contra el Ejército.

“Presentamos la querella durante la semana pasada y el viernes se acogió a trámite. La querella contra Matus es por obstrucción a la justicia. Lo veníamos analizando hace tiempo para presentarla lo antes posible, independientemente de que él se esté postulando para asumir un cargo en la Suprema”, explica Díaz.

División opositora

La decisión del gobierno de presentar el nombre de Matus sin acuerdo con la oposición ha generado una dura controversia con la centroizquierda.

La Comisión mañana debería votar si recomienda o no a la Sala la designación, pues los parlamentarios están con el tiempo justo para revisar el oficio, ya que el plazo vence el próximo jueves 23, y esta semana es distrital.

Para ratificar el nombre de Matus se requieren dos tercios, es decir 29 votos. El oficialismo cuenta con 19 senadores, por lo que requiere 10 votos de la oposición, que, de acuerdo a fuentes parlamentarias de ese bloque, estarían disponibles.

El gobierno descolocó a la oposición cuando decidió enviar el nombre con la propuesta de Matus. Ello, porque previamente el ministro Larraín les había solicitado su postura ante la quina que la Corte Suprema había enviado al Ejecutivo, considerando los equilibrios políticos que conlleva la integración del máximo tribunal.

En la oposición no lograron ponerse de acuerdo en un solo nombre, y terminaron votando. El elegido en primera vuelta, por 12 votos, fue José Luis Guzmán, pero Matus obtuvo ocho preferencias, y dos Leonor Etcheberry. Indican que le presentaron a la autoridad el resultado, y ahí se enteraron que el oficialismo no votaría por Guzmán.

Desde el gobierno, en tanto, precisan que la filtración de esa votación no fue adecuada, lo leyeron como una presión indebida. Entonces exploraron en conversaciones privadas con distintos senadores la opción de Matus, y decidieron seguir adelante con este candidato que el ministro Larraín defendió fuertemente en su presentación del viernes, no sólo explicando algunos fallos cuestionados, sino que además exhibiendo las misivas de apoyo que se han difundido por distintos canales. LT PM trató infructuosamente obtener una opinión del Ministerio de Justicia sobre este tema.

“Es muy difícil votar en contra, nos arrinconaron”, indicaba ayer una fuente de la oposición, admitiendo que aunque Matus no concite el apoyo general del bloque, muchos senadores de éste terminarán suscribiendo su postulación. Pero hoy, con la imputación a cuestas, la situación podría cambiar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.