¿Se raya la cancha o no? La UDI y el temor a la dispersión de votos tras el “cariño” de Lavín a candidatos fuera de Chile Vamos

Las fotos y videos que el candidato presidencial se tomó con dos postulantes a constituyentes de la Lista del Apruebo por el Distrito 11, la capital del Rechazo, hicieron que la directiva del partido le hiciera ver a su equipo de la inconveniencia de esas señales. Aunque dicen que no hubo reconvención ni llamado al orden, en el sector alarma, porque temen que la dispersión electoral le impida a la coalición elegir ahí cinco cupos, como lo lograron en la parlamentaria 2017.




Ni en el equipo de Joaquín Lavín ni en la directiva que capitanea Javier Macaya aclaran quién llamó a quién ni cuándo. Pero sí hubo al menos una conversación vía intermediarios. Como sea, el ruido que provocó en la UDI y en Chile Vamos que uno de los dos candidatos presidenciales del partido haya apoyado -haciendo fotos y videos- a dos postulantes a la convención que compiten por la Lista del Apruebo y fuera de la coalición en el Distrito 11 (Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina, Peñalolén) ha traído alguna consecuencia.

Hablamos acá de lo que hizo con Cristóbal Bellolio y Paola Berlin, que van en un pacto junto a otros cinco nombres. Cosa que molestó en el sector y que sigue preocupando. Aunque el alcalde de Las Condes después dijo que no votará por ninguno de ambos, sino que por la exUDI Marcela Cubillos, se teme que su gesto, sumado a la dispersión electoral en la que fue la capital del Rechazo, provoque lo siguiente: que Chile Vamos salga perdiendo al elegir ya no cinco de seis cupos, como lo logró en la elección de diputados 2017, sino que solo cuatro de seis.

Por los seis cupos a constituyentes en el D11 compiten 44 nombres. Vamos por Chile, la lista con que compite Chile Vamos, lleva siete postulantes. En la UDI y en RN -esto ya lo hizo ver el diputado RN por esa zona Gonzalo Fuenzalida- creen que les van a hacer daño descolgados de derecha que corren por fuera, como Henry Boys y el ex TVN Francisco Orrego. Pero en el partido de Lavín, además, piensan que también les pueden morder votos dos nombres de la lista Independientes por Chile (siete candidatos), la ex DC Mariana Aylwin y Tomás Recart. Y, además, claro, Bellolio y Berlin.

Berlin iba a ser candidata por Evópoli hasta que -dicen en esa lista- ese partido prefirió llevar en ese cupo a la exministra Pauline Kantor. Bellolio es muy amigo del expresidente Evópoli Hernán Larraín Matte (le arrienda su departamento) y en su equipo de campaña hay militantes de esa tienda. Él y Berlin, repetimos, van por la Lista del Apruebo. En medio de esta dispersión per se, en todo caso, Lavín no ha hecho gestos de apoyo ni a Orrego y ni a Boys, dos descolgados de derecha que compiten por fuera. Y en el sector se recuerda que Catalina Parot, candidata a gobernadora metropolitana de Evópoli, sí grabó un video pidiendo que “apoyemos a Diego Bravo”, otro postulante a constituyente por el D11 que va como independiente fuera de Chile Vamos.

Por culpa de este enredo, en Chile Vamos temen que pueden perder terreno electoral y que hasta la lista de Apruebo Dignidad (siete candidatos inscritos por la alianza entre el Frente Amplio, el PC y otras fuerzas) podría conquistar un cupo. Eso lo creen también en la UDI y en el equipo del alcalde de Las Condes. Por eso es que fomentar la dispersión o no salir a bloquearla es lo que les preocupó de lo que hizo Lavín.

Es un caso distinto al de Evelyn Matthei, su contendora presidencial. Ella no ha apoyado ni se ha sacado fotos ni videos -aseguran en Providencia- con postulantes ajenos a Chile Vamos, al menos hasta ahora. Se ha jugado por nombres que no son de la UDI, pero sí de la coalición, como los Evópoli Larraín Matte (candidato a constituyente por el D11) y Paulina Lobos (a constituyente por el D10). Con ella tiene un compromiso estrecho, porque ha sido su mano derecha en la alcaldía, como su administradora municipal. En su equipo y en la UDI rebobinan: eso lo conversó con el presidente UDI Macaya y él lo tenía claro.

En Providencia agregan que el asunto de a quién apoyan o no los candidatos presidenciales gremialistas, al menos por el lado de Matthei, no lo han vuelto a hablar con la plana mayor del colectivo. Y en la directiva dicen que no han fijado una línea de conducta ni con ella ni con Lavín y que no habría intención de hacer un “rayado de cancha”.

Con el staff del alcalde que estuvo por el Apruebo la mesa UDI sí habló esto, y lo que se sabe es lo siguiente. Que después de lo ocurrido con Cristóbal Bellolio y Paola Berlin, la directiva habló con alguien de su equipo sin reconvenir, dicen algunos. Según una versión, se les hizo ver que por qué lo hacía, considerando que se había hecho todo un esfuerzo y gasto en llevar una sola lista de toda la derecha a la constituyente; que la dispersión de votos les podría arrebatar un triunfo electoral en su mejor zona, y que aunque haya cariño con nombres que corren por fuera, pues eso: corren por fuera.

Entonces, si no hay ni rayados ni canchas ni nada, ¿esto va a volver a ocurrir o no? Los lavinistas aseguran que no debiera haber nada más, y de seguro no más fotos ni videos; sí puede pasar que Lavín se vuelva a juntar con Bellolio o Berlin, pero privadamente y sin dejar registro. Eso sí, hacen ver que los dos no son candidatos de derecha, sino que de centro, y que si es por daño electoral a Chile Vamos, eso corre más por cuenta de otros nombres ya mencionados.

Acá hay que dejar constancia de la explicación que dio ayer Lavín cuando le preguntaron por todo este asunto en una entrevista en Emol TV:

Me interesa que haya personas moderadas, que a lo mejor no son de Chile Vamos, pero que tienen que estar en esa convención, porque hay que lograr esos acuerdos por 2/3 y ningún sector por sí mismo va a tener esos 2/3. Está clarísimo y va a ser así por definición. Vamos a tener que tener personas distintas a las de Chile Vamos que también estén dispuestas a esos diálogos, y a mí me interesa que esas personas estén”.

Luego: “Pero entiendo, porque de repente he hecho algunos videos, me han dicho: pero tú estás ayudando a que se dispersen los votos. No. Yo voy a apoyar, yo ya dije, voy a votar a una candidata de Chile Vamos -voto en Las Condes- que es Marcela Cubillos, pero veo bien que personas que no son de la lista y que son moderados estén también en esa convención. Pero obviamente voy a votar por una candidata de Chile Vamos”.

Y otra vez: “Cristóbal Bellolio, Paola Berlin, que son candidatos por Las Condes, me vinieron a ver, hicimos una grabación, pero diciendo ‘ojalá estén en la convención’, pero mi apoyo está con los candidatos de Chile Vamos. Mi llamado es que la gente vote por los candidatos de Chile Vamos”.

A todo esto, Bellolio cuenta que “la gente que me conoce sabe que soy alguien de centro, liberal, que busca dialogar, y Lavín entiende que en la convención serán importantes estos puentes. Él nunca dijo que iba a votar por mí, sino que soy un aporte, y estoy seguro de que eso piensa mucha gente de derecha, como el diputado Francisco Undurraga y Gonzalo Fuenzalida, que son los que han salido a llamar al orden a Lavín”.

El asunto de la dispersión de votos se lo toman en serio en la UDI. Su vicepresidenta Isabel Plá publicó hace unos días en El Líbero una columna titulada Cuidado por quién votas. Y en el partido dicen que necesitan que en el tramo final de la campaña los postulantes de Chile Vamos se identifiquen mejor con ideas que los diferencien de otros y de los descolgados, aun cuando con tan poco tiempo sea complejo evitar la confusión de sus votantes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.