Tras rechazo de Mera y en medio de tensión por caso Ámbar: Corte Suprema convoca a pleno extraordinario para definir a nuevo postulante

Corte Suprema, tribunales

Los ministros del máximo tribunal se reunirán el 28 de agosto para llenar la quina de candidatos. El Presidente Piñera determinará entre esos nombres quién será su nuevo candidato a integrar el máximo tribunal en el cupo del ex ministro Hugo Dolmestch.




El próximo 28 de agosto, los ministros de la Corte Suprema definirán en un pleno extraordinario, quién completará la quina de postulantes al máximo tribunal en el cupo dejado por el ex ministro Hugo Dolmestch el 29 de noviembre.

Los 21 ministros integrantes del máximo tribunal deberán elegir a una nueva carta luego de que el Senado rechazara la postulación del ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Raúl Mera, quien obtuvo 28 de los 29 votos requeridos y fue cuestionado por la oposición por el caso Los Queñes. En éste fueron absueltos funcionarios de Carabineros acusados de la muerte de los ex frentistas Cecilia Magni y Raúl Pellegrin, en octubre de 1988.

Los ministros deberán elegir al nuevo nombre entre los 11 abogados que presentaron su postulación y que no quedaron en la quina original que quedó integrada por los ministros Sergio Mora, Jéssica González (siete votos), Mario Carroza (siete votos), María Soledad Melo (seis votos) y Mera. Este último fue elegido luego por el Presidente Sebastián Piñera como su carta al máximo tribunal.

Así, la Corte deberá resolver entre los abogados Hernán Crisosto, Jaime Arancibia, Mario Gómez, Sylvia Pizarro, Diego Simpertigue, Mario Rojas, Miguel Vásquez, Álvaro Mesa, Juan Manuel Muñoz, Luis Sepúlveda, Roberto Contreras y Adelita Ravanales. Los dos últimos empataron con cinco votos.

Quienes conocen el proceso de deliberación de los supremos aseguran que, por ahora, hay total de dispersión de votos, lo que en rigor no garantiza la ventaja de ninguno de los postulantes.

Eso, no obstante de que en el gobierno y en el Senado apuestan a la eventual nominación de la ministra Ravanales. La ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago es considerada del ala conservadora del Poder Judicial y esta nominación correspondería a ese sector en virtud de la lógica de alternancia con que opera la proceso de elección de los Supremos.

Esa es una apuesta, pero podría entrar alguien completamente nuevo, dado que los ministros de la Suprema no actúan en dos bloques.

La tensión por el caso Ámbar

La nominación de un nuevo postulante a la Suprema ocurre en un momento de fuerte tensión entre el Congreso, el gobierno y el Poder Judicial por la independencia de los poderes del Estado.

Así quedó en evidencia tras los dichos del presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva, quien lamentó que el Senado rechazara la nominación de ministro Mera por un fallo específico. Al respecto, planteó que la crítica a ese fallo absolutorio “en ningún caso, (es) una garantía para la independencia que debe tomar todo juez para resolver los asuntos sometidos a su conocimiento”.

Después del rechazo de Mera vino la polémica en torno al asesinato de la menor Ámbar Cornejo, que podría derivar en una acusación constitucional contra la ministra de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Silvana Donoso. Esto, por su rol como presidenta de la comisión de Libertades condicionales que en 2016 avaló la libertad de Hugo Bustamante, único imputado por el crimen.

A la molestia entre los ministros por la embestida del Parlamento contra la jueza Donoso, se sumó el malestar por los dichos de la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, quien el fin de semana dijo que hay jueces que “por sus ideologías, se transforman en un peligro para la sociedad”. Aunque la autoridad tuvo que salir a disculparse -y envió una carta a la Corte Suprema ofreciendo disculpas, que ésta no aceptó-, en el ministerio de Justicia siguen haciendo control de daños porque la controversia ocurre en un momento inoportuno.

En el Senado miran con atención el proceso de selección de postulantes a la Suprema ya que la nominación de Mera dejó en evidencia que no se puede dar por sentado que la oposición y el oficialismo actúen en bloque. La postulación de Mera se perdió porque el senador Manuel José Ossandón no se presentó a votar.

Sin ese factor, el ministro habría sido electo con los votos de cuatro senadores DC y de Jaime Quintana (PPD), José Miguel Insulza (PS), Ricardo Lagos Weber (PPD), Juan Pablo Letelier (PS) y Jorge Soria (PS), cuyos partidos habían decidido votar en contra.

Comenta