¿Vínculos ideológicos o comerciales? Las agendas que marcan a Prosur y la Alianza del Pacífico

El Presidente electo de Chile, Gabriel Boric, estrecha la mano del mandatario Sebastián Piñera, durante una reunión en La Moneda, el 20 de diciembre de 2021. Foto: AFP

El presidente electo, Gabriel Boric, señaló que su gobierno le iba a dar prioridad a la Alianza del Pacífico y que ya había tomado contacto con algunos mandatarios de los países que la integran, como Andrés Manuel López Obrador de México, entre otros.




El presidente electo, Gabriel Boric, anunció hoy que declinó la invitación del mandatario en ejercicio, Sebastián Piñera, para acompañarlo a su última gira al extranjero, en enero a Colombia, con el fin de participar en las cumbres de Prosur y la Alianza del Pacífico.

La invitación había sido realizada por Piñera hace una semana, cuando sostuvo una reunión en La Moneda con Boric, el día después de su triunfo en el balotaje ante el líder del Partido Republicano, José Antonio Kast. Ambas cumbres se realizarán el 26 y 27 de enero, fechas en las que -según el propio presidente electo- ya tendría definido a su primer gabinete.

Boric señaló que su gobierno le iba a dar prioridad a la Alianza del Pacífico y que ya había tomado contacto con algunos mandatarios de los países que la integran, como Andrés Manuel López Obrador de México, entre otros. “Prosur es una agenda propia del mandatario Piñera, que está en su legítimo derecho. Nosotros, en su momento, cuando nos toque asumir, desarrollaremos nuestra agenda regional en función de perspectivas de colaboración para los tremendos desafíos que tenemos a nivel regional y mundial”, comentó.

El Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) es un organismo de integración sudamericano creado en 2019, propuesto por los presidentes de Colombia y de Chile, Iván Duque y Sebastián Piñera, respectivamente. Se define como un espacio de diálogo y colaboración para los países que lo conforman, con una estructura flexible en que prime el pragmatismo y la obtención de resultados concretos, por encima de la burocracia y de la ideología.

pinera-prosur-2019
Reunión de la cumbre Prosur en Santiago, el 22 de marzo de 2019.

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Guyana fueron los ocho países fundadores del organismo. Los presidentes Mauricio Macri (Argentina), Jair Bolsonaro (Brasil), Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Lenín Moreno (Ecuador), Mario Abdo Benítez (Paraguay) y Martín Vizcarra (Perú), más el embajador de Guyana en Chile, George Talbot, fueron los firmantes del acta fundacional del Prosur, la Declaración de Santiago.

Prosur nace con el apoyo mayoritario de gobiernos de centro y de derecha de la región, y sin la firma de los mandatarios que entonces ejercían en Bolivia, Evo Morales, y en Uruguay, Tabaré Vázquez, considerados referentes de la izquierda sudamericana. Venezuela no fue invitada a participar del organismo, porque no cumplía con los requisitos de entrada al organismo, que son la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales y el respeto de los derechos humanos.

Eso sí se le brindó invitación al jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido como Presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, quien celebró en sus redes sociales el nacimiento de Prosur.

El organismo se funda tras lo ocurrido con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que fue abandonada por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú en abril de 2018, y por Ecuador en marzo de 2019, y cuya Secretaría General se encuentra vacante desde 2017. Actualmente el organismo está integrado solo por Bolivia, Guayana, Surinam y Venezuela.

En una conversación por redes sociales en noviembre de 2020, el Presidente argentino, Alberto Fernández, destacó la existencia de Unasur y criticó el Grupo de Lima y el Prosur, instituciones a las cuales trató de instancias ideologizadas y poco serias. “En la Unasur que yo conocí, nosotros convivimos con Piñera y Uribe y no hubo ningún problema. Eso debe pasar porque la integración de un continente no puede estar supeditada a cómo vota un pueblo, estoy convencido de que esa es una mala idea”, sentenció el mandatario. Así, si bien Argentina no se ha restado formalmente de Prosur, Fernández optó por no participar en los hechos.

Piñera asume presidencia pro témpore de la Alianza del Pacífico, en julio de 2019.

El proyecto Alianza del Pacífico,por su parte, fue una iniciativa del entonces Presidente del Perú, Alan García Pérez, quien extendió la invitación a sus colegas de Chile, Colombia, México y Panamá, con el propósito de “profundizar la integración entre estas economías y definir acciones conjuntas para la vinculación comercial con los países asiáticos de la cuenca del Pacífico, sobre la base de los acuerdos comerciales bilaterales existentes entre los Estados parte”. Panamá ingresó a esta alianza en calidad de observador.

Nació el 28 de abril de 2011, cuando se firmó la Declaración de Lima, para alentar la integración regional y sirvió como instrumento para sentar las bases de la Alianza del Pacífico. Según la Declaración de Lima, la intención de la alianza es “alentar la integración regional, así como un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad” de las economías de sus países. Actualmente, la presidencia pro témpore la tiene Colombia y la próxima le corresponde a México.

En todo caso, el futuro Presidente Boric enfrenta a una región fragmentada y en la que las organizaciones o foros han perdido peso. Entre otras organizaciones se encuentra la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que es un mecanismo intergubernamental de ámbito regional, que promueve la integración y desarrollo de los países latinoamericanos y caribeños.

Está integrada por 32 países de América Latina y el Caribe. Actualmente, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tiene la presidencia pro témpore. El próximo 7 de enero Argentina será anfitrión de una cumbre de cancilleres de la Celac y allí buscará los apoyos necesarios para encabezar este bloque.

En tanto, el Grupo de Lima está en vilo luego de que el Presidente de Perú, Pedro Castillo, pusiera en duda su continuidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.