Woody Allen: “Una de las cosas más tristes de mi vida es haber sido privado de criar a Dylan Farrow”

Woody Allen, que ha sido acusado de abusar de su hija Dylan Farrow, publicó sus memorias este lunes.

El director estadounidense, acusado de abuso sexual por su hija adoptiva, dice en sus recién publicadas memorias que “la recibiría con los brazos abiertos si ella lo quisiera”.


Después de varios años de rodar de editorial en editorial sólo para darse de bruces contra las puertas del rechazo, las memorias del cineasta estadounidense Woody Allen ya encontraron casa. Es más, ya están disponibles. En Estados Unidos las publicó este lunes la compañía Arcade Publishing y, por lo pronto, el libro puede ser adquirido en forma online a través de Kindle Amazon, Apple Books y Google Play Libros.

Llamado A propos of nothing y con una portada que recurre a los mismos inconfundibles caracteres que titulan cada una de sus películas (la fuente Windsor Light Condenser), el volumen de 498 páginas iba a ser publicado originalmente por la editorial Hachette a inicios de marzo. Sin embargo, manifestaciones de los propios empleados de la editorial en Nueva York y la condena pública de su hijo Ronan Farrow (que es publicado en ese mismo sello) motivaron que la compañía echara pie atrás.

Hay que recordar que Farrow ha sido uno de los principales defensores públicos de Dylan Farrow, la hija adoptiva de Woody Allen y la actriz Mia Farrow, quien en el año 2014 acusó al realizador de Crímenes y pecados (1989) de abusar sexualmente de ella en 1992, cuando tenía siete años. Pero ya en aquel 1992, la propia Mia Farrow había levantado tales denuncias. Hasta el día de hoy, en cualquier caso, ninguna de las dos investigaciones judiciales contra Allen lo ha encontrado culpable de las acusaciones.

Hace dos años Moses Farrow, otro de los hijos adoptivos de Allen y Mia Farrow, salió en defensa de su padre, contradiciendo las palabras de Dylan, Ronan y Mia Farrow. Las relaciones entre el director y su actriz fetiche por 10 años comenzaron a quebrarse cuando en 1992 (el mismo año de la primera denuncia por acoso), Woody Allen hizo público su lazo afectivo con Soon-Yi Previn, hija adoptiva de Mia Farrow de su relación anterior con el director de orquesta y compositor André Previn. En ese momento Soony-Yi tenía 22 años y Allen iba en los 51 años. Hasta hoy permanecen casados.

Extractos escogidos

El libro A propos of nothing comienza, sin ir más lejos, con una dedicatoria a Soon-Yi, a quien Allen conoce desde los 12 años, cuando comenzó la relación con su madre adoptiva: “Para Soon-Yi, lo mejor. La tenía comiendo de mi mano y luego noté que me faltaba el brazo ”.

Portada de la edición online de A Propos of Nothing, la autobiografía de Woody Allen.

A continuación presentamos extractos de otras partes del libro, que fue dado a conocer en parte este lunes por The New York Times.

Cuando conoció a Dylan Farrow:

“Rápidamente encontré adorable a esta pequeña niña. Me encontré abrazándola, jugando con ella, y completamente enamorado de su ser, encantado de ser su padre. Después de un año o dos ya me preocupaba bastante por ella y Mia dijo: 'Muchacho, realmente estabas listo para la paternidad’ ".

Sobre informaciones que dicen que posó su cabeza en el regazo de Dylan Farrow cuando ella tenía siete años:

“Mientras Mia había ido de compras, después de explicarles a todos que yo debía ser vigilado cuidadosamente, todos los niños y las niñeras estaban viendo la televisión. Era una habitación llena de gente. No había sillas para mí, así que me senté en el suelo y podría haber reclinado mi cabeza hacia atrás en el sofá, en el regazo de Dylan, tal vez por un momento. Ciertamente no le hice nada inapropiado”.

Sus sentimientos actuales hacia Dylan Farrow:

"Una de las cosas más tristes de mi vida fue haber sido privado de los años de criar a Dylan. Sólo podía soñar con mostrarle Manhattan o lo maravilloso de París y Roma. Hasta el día de hoy, Soon-Yi y yo le daríamos la bienvenida a Dylan con los brazos abiertos si es alguna vez ella quisiera comunicarse con nosotros, como lo hizo Moses (Farrow). Hasta ahora es solo un sueño ".

Las fotos tomadas a Soon-Yi Previn que descubrió Mia Farrow y que motivaron su separación:

“En las primeras etapas de nuestra nueva relación, cuando reinaba la lujuria reina y no podíamos mantener nuestras manos alejadas, surgió la idea de que hiciéramos algunas fotografías eróticas si es yo que aprendía a usar la maldita cámara. Finalmente pude hacerlo: eran fotos eróticas, fotos bien calculadas para hacer subir la sangre hasta 2 grados Fahrenheit (equivalentes a -16 grados Celsius). De todos modos, probablemente el resto lo conozcan a través de los tabloides".

Sobre Harvey Weinstein:

"A pesar de lo dicho en los periódicos, Harvey nunca produjo ninguna película mía. Solo distribuyó algunos filmes ya terminados y lo hizo bien. Además de la habilidad de Harvey para distribuir, tenía buen ojo para las obras originales y artísticas. Aún así, nunca habría permitido que produjera una película mía: solía meterse bastante con los metrajes de los filmes y recortarlos a su manera. Nunca podríamos haber trabajado juntos ".

Acerca de sus roles creados para mujeres:

“He escrito muchos personajes femeninos, incluidos algunos razonablemente interesantes. En realidad, para ser un tipo que ha recibido bastante en contra de las fanáticas del MeToo, mi historial de guiones con el sexo opuesto no es malo”.

Las críticas en su contra:

“¿Cómo me he tomado todo esto? ¿Por qué cuando soy atacado raramente hablo o parezco muy molesto? Bueno, dado el caos maligno de un universo sin propósito, ¿qué es una pequeña y falsa acusación en el esquema de las cosas? Además, ser un misántropo tiene su gracia salvadora: la gente nunca puede decepcionarte ”.

Comenta