Cerda y retiro de fondos: el control de daños de La Moneda

El Presidente Sebastián Piñera junto al ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda.

En la antesala de la votación del cuarto retiro de fondos de AFP, el ministro de Hacienda reveló que había sacado el primero. Sus palabras enredaron la estrategia del gobierno, donde se activaron gestiones para neutralizar los costos.




“(Para) el primer retiro yo no estaba en el gobierno, en ese momento lo pude hacer”. Las declaraciones corresponden al ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, quien ayer, en entrevista con radio Biobío, abrió un inesperado flanco al gobierno al revelar que había hecho uso del primer retiro previsional aprobado en julio del año pasado.

El titular de Hacienda explicó que “el primero (retiro) lo hice, de ahí en adelante no los he hecho. En ese momento uno pensaba que esto era una política totalmente transitoria, pero después cuando uno se da cuenta que empiezan a ocurrir más cosas, uno se preocupa de sus propios fondos de pensiones”.

Los dichos de Cerda generaron inquietud en La Moneda debido a que ocurren en la antesala de la votación en sala en la Cámara de Diputados del proyecto de cuarto retiro previsional, fijada para el martes 28.

El flanco era inesperado -además- porque a varios les tomó por sorpresa, entre ellos, a ministros del comité político y personeros del Segundo Piso, quienes no estaban al tanto del retiro de fondos de pensiones del hoy jefe de Hacienda.

Las declaraciones de Cerda, reconocen las mismas fuentes, complican las tratativas y la estrategia que han estado llevando adelante como gobierno para intentar frenar el cuarto retiro. Esto, porque el propio Cerda -junto al titular de la Segpres, Juan José Ossa-, es quien ha llevado los diálogos con personeros de la oposición y, sobre todo, del oficialismo para evitar que la medida avance hacia el Senado.

De hecho, las críticas de la oposición no se hicieron esperar y varios le enrostraron públicamente su acción.

En el Ejecutivo afirman que Ossa tuvo que hacer una suerte de “control de daños” y se comunicó, agregan en el oficialismo, con parlamentarios del sector para explicar los dichos de Cerda y neutralizar la eventualidad de “fuego amigo”.

Asimismo, varios parlamentarios llamaron a personeros de gobierno para consultar al respecto. Otros enviaron mensajes de apoyo a Cerda, mientras que algunos, en privado, transmitían que “pecó de honesto”.

En el Ejecutivo admiten que Cerda no dimensionó el potencial efecto de sus palabras y que le afectó haber generado un enredo.

El tema, en todo caso, no solo quedó en los dichos del titular de Hacienda, sino que después se sumó la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien también fue consultada por la materia y reconoció que había sacado el primer retiro para hacer frente a “una urgencia”.

En Palacio distinguen entre ambas declaraciones. Sobre Cerda transmiten que, en su caso, utilizó el dinero para hacer frente a un tema personal y destacan que haya respondido “con sinceridad” ante una materia que corresponde a información privada. En el caso de la secretaria de Estado, en tanto, hay mayor molestia, admiten en el gobierno, debido a que Schmidt profundizó la polémica al sumarse al debate.

Sobre si el Presidente Sebastián Piñera -quien está de gira por Sudamérica- se molestó o no por el episodio, en Palacio prefieren guardar silencio y se limitan a admitir que el tema generó una complicación y un flanco innecesario ad portas de una votación clave.

“En el caso del ministro Cerda, él dice que hizo uso de ese retiro, que además no fue cuestionado por el Tribunal Constitucional. Él no era ministro al hacerlo, habrá tenido sus razones, como más del 90 y tanto por ciento de la población que así también lo hizo”, aseguró el ministro de la Segegob, Jaime Bellolio.

Con todo, en el gobierno dicen que tanto Cerda como Ossa seguirán liderando las tratativas para evitar la aprobación del cuarto retiro. Y que, en ese sentido, el ministro de Hacienda sigue con su misma agenda, con sus mismas tareas llamando a los parlamentarios para convencerlos de no aprobar este proyecto e, incluso, tiene contemplado asistir el martes a la sesión de la Cámara cuando se vote el cuarto retiro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.