Las ideas detrás de la defensora de la ciudad amigable para las mujeres

11/11/2020 Coronavirus.- Argentina confirma que el 87,5% de casos de coronavirus ha superado la enfermedad. Argentina acumula un 87,5 por ciento de recuperados del coronavirus, según las cifras de las autoridades sanitarias del país, con un total de 1.203.800 personas que han recibido el alta tras lograr superar la enfermedad de 1.374.631 casos acumulados que suma el país sudamericano. POLITICA ROBERTO ALMEIDA AVELEDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHO

Previo a su presentación para la próxima Conferencia Internacional de Ciudad 2021, la ex alcaldesa de Sidney Lucy Turnbull conversó con La Tercera sobre las principales ideas que deben tomarse en cuenta para planificar la ciudad del futuro.




Si bien su nombre está más asociado a su rol como Primera Dama de Australia, Lucy Turnbull tiene una vasta trayectoria política vinculada al urbanismo y en particular al manejo de la ciudad de Sydney.

Fue electa Concejala en el año 1999 y en el 2003 asumió como Alcaldesa de aquella ciudad. Desde ese entonces ha estado vinculada a la discusión sobre la evolución de las ciudades no solo en su país, sino que en todo el mundo.

Es esa carrera la que la trae como una de las principales expositoras de la próxima edición de la Conferencia Internacional de Ciudad, evento que se realizará de manera online el próximo 6, 7 y 8 de julio. Antes de su presentación, Lucy accedió a conversar con La Tercera sobre algunas de sus propuestas y el mundo post pandemia.

Una de sus principales ideas ha sido el de crear ciudades pensadas en las mujeres, un enfoque que podría beneficiar a todos ¿Cómo definiría usted una ciudad female-friendly y cómo puede lograrse?

Para las mujeres, sobre todo, existe la necesidad de tener una sensación de seguridad al moverse por la ciudad. Eso es lo primero. Por eso iniciamos la Carta de Seguridad de las Mujeres en la Comisión del Gran Sydney. Esto sólo puede alcanzarse con mucha colaboración y participación de los organismos clave: transporte, policía, planificadores, empresas y mujeres que viven y trabajan en la ciudad.

Luego, los planificadores y diseñadores deben entender qué es lo que hace que una ciudad sea más inclusiva para las mujeres y así puedan participar en la vida, la cultura y la economía de la ciudad.

Por ejemplo, la transitabilidad es importante para las mujeres y para todo el mundo. Las pautas de desplazamiento de las mujeres suelen ser un poco más en zigzag que en línea recta. Las rutas de transporte lineales y las carreteras principales que suelen utilizar los hombres para ir o volver del trabajo y del deporte pueden no funcionar tan bien para ellas. Las mujeres van a las tiendas de camino a casa, se desplazan para visitar a sus familiares y llevan a los niños al colegio. Esto es típico y muchos hombres también lo hacen. Pero si una ciudad funciona para la gente que hace estas cosas, funcionará para casi todo el mundo.

¿Cómo cambió la pandemia las prioridades de la planificación urbana?

Creo que todos hemos aprendido que el localismo es muy importante. Lugares locales para pasear, tiendas en las que conseguir cosas básicas, la posibilidad de pasar un buen tiempo de calidad al aire libre. Que las economías locales son realmente importantes y los grandes espacios públicos son realmente importantes.

En nuestros hogares, a veces vivíamos en la plaza pública virtual de Internet y las redes sociales. Siempre que podíamos, nos gustaba estar en lugares agradables y seguros cerca de casa. Los buenos espacios públicos y los parques no deben ser un lujo en una pandemia. Son esenciales para el bienestar mental y físico.

¿El aislamiento de Australia durante esta pandemia dificultó la superación de esta?

Nuestro sistema de salud pública nos hizo sentir orgullosos. Esto sólo pudo ocurrir porque nuestras fronteras nacionales se cerraron y los brotes locales hicieron que se cerraran las fronteras estatales y que partes de las ciudades estuvieran en confinamiento.

Al comienzo hubo una gran preocupación por el suministro de productos básicos, como el papel higiénico, pero pronto se calmó. Creo que todos hemos aprendido que la autonomía en el suministro de alimentos y las provisiones de cosas como los productos farmacéuticos e incluso las vacunas Covid, es realmente importante.

Cuando hablamos de salvar el medio ambiente, solemos hablar de reducir un montón de cosas como la contaminación, el carbono, los combustibles fósiles, pero está claro que también necesitamos aumentar nuestras ciudades debido a la demanda de viviendas. ¿Cómo es posible asegurarse de que seguimos creciendo sin dañar el medio ambiente?

Conseguir el equilibrio adecuado entre crecimiento y sostenibilidad es importante, y siempre es un acto de equilibrio, por supuesto. Por eso también es importante la idea de la ciudad de 30 minutos. Cuanto menos tiempo se pase en el tráfico, menos emisiones y contaminación atmosférica habrá. Tenemos que construir principios sostenibles de menos tiempo en el transporte motorizado, la accesibilidad a pie a los espacios abiertos, y las zonas de sombra en verano proporcionadas por una mayor cantidad de árboles, al mismo tiempo que descarbonizamos nuestras fuentes de energía.

Creo que subestimamos el valor de los vehículos eléctricos en las ciudades: Reducirán el ruido de fondo, mejorarán la calidad del aire y, además, serán divertidos de conducir. Podemos crecer a medida que reducimos nuestra huella en la tierra mediante edificios más sostenibles y de menor consumo energético y el acceso al transporte público y a los vehículos eléctricos y la electrificación, en general, con electricidad procedente de fuentes de cero o bajas emisiones.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.