Liceos de la región de Tarapacá renuevan Sello Bicentenario

Los Liceos Bicentenario Padre Alberto Hurtado Cruchaga de Pica y Juan Pablo II de Alto Hospicio, ambos co-administrados por Fundación Educacional Collahuasi, firmaron el convenio ‘Compromiso Bicentenario 2021’. Con esto, refuerzan su tarea de crear las condiciones necesarias para que los alumnos alcancen altos estándares educativos.




La región de Tarapacá cuenta con Liceos Bicentenarios que entregan a sus alumnos la posibilidad de desarrollarse profesionalmente en las empresas de la zona o del país. Establecimientos que pertenecen a una red de colegios de excelencia a lo largo de Chile, cuyo propósito es entregar educación de calidad y fortalecer habilidades de liderazgo en los estudiantes.

Uno de los recintos educacionales que recibió este sello de excelencia en 2012, fue el Liceo Bicentenario S.S. Juan Pablo II de Alto Hospicio, co-administrado por Fundación Educacional Collahuasi. Su directora, Goighet Andrade, cuenta que para obtenerlo tuvieron que cumplir altos estándares: “Para nuestro establecimiento tener el sello significa una valoración a nuestro proyecto educativo, centrado en entregar educación integral, de excelencia y de calidad. Además, significa reforzar nuestro compromiso con el fortalecimiento y mejora de los aprendizajes y desarrollo de habilidades que le permitan a nuestros estudiantes desenvolverse exitosamente en la vida”.

La profesional explica, además, que gracias a la calificación ‘Bicentenario’ se trabaja en una mejora continua del proceso de formación y se pone énfasis en la generación de habilidades blandas en los estudiantes. “Para los alumnos haber egresado de un colegio Bicentenario es un orgullo porque significa haber recibido una educación de calidad, con un fuerte compromiso académico y valórico, y con altas expectativas hacia toda la comunidad. Facilitándoles, además, la inmersión al mundo laboral y a la continuidad de estudios. También, significa contar con el seguimiento por parte de la institución, por al menos dos años, con el fin de monitorear la situación laboral y académica”, señala Andrade.

El Liceo Bicentenario Padre Alberto Hurtado Cruchaga de Pica es otro de los establecimientos de la región de Tarapacá que se integró a la red en 2019, y que también es co-administrado por Fundación Educacional Collahuasi. “El primer requisito fue postular con un proyecto que tuviera altas expectativas, que generara autonomía en el alumnado y denotara un liderazgo directivo. Luego de ese proceso y según la orientación de cada ámbito, se adjudicaron recursos para apoyar dichos fundamentos que deben ser evidenciables. Además, el proceso conlleva un desarrollo pedagógico de acompañamiento constante con foco en los aprendizajes, nivelación y enseñanza de los estudiantes. Finalmente, se desarrolla un ambiente de red, con colaboración y análisis de buenas prácticas educativas”, cuenta Carolina Guerrero, directora del recinto educativo.

Actualmente, y luego de años de un trabajo constante para mantener la excelencia académica, ambos recintos renovaron su Sello Bicentenario con el compromiso de seguir desarrollando una educación de calidad. Al respecto, Andrade manifiesta que “este reconocimiento a la labor realizada significa una responsabilidad y un compromiso por entregarles a todos nuestros estudiantes la educación de calidad que se merecen y necesitan para incorporarse al mundo laboral minero de nuestra región y al mundo académico”. Opinión que comparte Guerrero, quien señala que “la meta es mejorar continuamente el proceso de formación, fortaleciendo en los alumnos sus aprendizajes duros y sus habilidades blandas”.

Sobre este importante reconocimiento, César Gavilán, director ejecutivo de Fundación Educacional Collahuasi, señala que: “Para nosotros es un orgullo que podamos trabajar con estos colegios y que finalmente formemos parte de este círculo virtuoso donde hay distintos actores públicos y privados, ministerios, municipalidades y una tremenda compañía minera como es Collahuasi. Entre todos podemos hacer alianzas que nos permitan mantener la calidad para que las familias de nuestras comunidades puedan tener mejores oportunidades para sus hijos”.

Mirada de futuro

El Proyecto Liceos Bicentenario nació en 2010 y su propósito inicial era crear nuevos liceos de excelencia a lo largo del país. El diagnóstico realizado en ese momento era que había buenos talentos en sectores bajos y medios de la población que se perdían al no poder acceder a una buena educación, por lo que estos nuevos recintos -que entregarían enseñanza de excelencia en todo el país-, se convertirían en un motor de movilidad social.

En las dos primeras convocatorias del proyecto, realizadas los años 2010 y 2011, postularon más de 150 establecimientos del país, y de ellos quedaron seleccionados 60. Hoy, en Tarapacá son ocho los colegios que han obtenido la categoría Bicentenario, representando una tremenda posibilidad para los jóvenes de la región.

Según Claudio Chamorro, seremi de Educación de Tarapacá, la experiencia de estas comunidades educativas al integrar la red de Liceos Bicentenario es sumamente enriquecedora, ya que trabajan de forma colaborativa, integrando y compartiendo prácticas, estrategias y metodologías para la mejora continua de los procesos de aprendizaje. La autoridad agrega también que: “En el caso de los establecimientos de modalidad Técnico-Profesional, una de las acciones clave es la activa vinculación que mantienen con el sector productivo y las instituciones de educación superior, para que la formación entregada sea cada vez más pertinente a las necesidades laborales de la región y del país. Además, se otorgan herramientas para la innovación, abriendo posibilidades de generar emprendimientos que contribuyan al desarrollo de su comunidad, lo que incide positivamente en el progreso integral de Tarapacá”.

Para Gavilán, el Programa Bicentenario es convencer a la comunidad escolar, apoderados, alumnos y profesores de que la alta exigencia no solamente corresponde a colegios particulares o particulares subvencionados, sino que también a los colegios públicos. “En ellos también se pueden hacer bien las cosas. Por eso somos parte de ese proyecto como Fundación Educacional Collahuasi, y como administradores, con las municipalidades de Alto Hospicio y de Pica. En conjunto posibilitamos que los proyectos se vayan realizando”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.