Estos son los relojes, tablets y audífonos que presentó Samsung

Aunque no había mucho espacio para las sorpresas cortesía de las múltiples filtraciones previas, la compañía surcoreana hizo gala de sus nuevos dispositivos.


Tal como se esperaba, el más reciente evento Unpacked de Samsung anunció precisamente a los cinco dispositivos esperados.

Cortesía de las filtraciones, en la antesala ya estaba claro que revelarían formalmente a las dos variantes del Galaxy Note 20, las variantes de la nueva tablet S7, un nuevo Galaxy Watch3, los mejores inalámbricos Galaxy Buds Live y un tanteo del nuevo plegable de la compañía, el Galaxy Z Fold 2.

Pero como las sorpresas sobre los dispositivos no eran tema, lo realmente relevante era conocer los detalles específicos de cada uno de estos nuevos lujosos dispositivos que prepara la compañía surcoreana.

En ese sentido, y más allá de abordar lo que surgió en torno al Note 20, los siguientes fueron los anuncios adicionales que se concretaron durante esta jornada.

Tab S7 y S7+

En primer lugar, la nueva tablet de Samsung vendrá en dos modelos que se diferenciarán principalmente por el tamaño de sus pantallas y algunos elementos técnicos. La normal tendrá una pantalla IPS LCD de 11 pulgadas, mientras que la S7+ contará con una pantalla AMOLED de 12.4 pulgadas. Ambos modelos tienen tasas de refresco de 120 Hz, procesadores Snapdragon 865+ y podrán usar el S Pen.

Volcados al 5G, en los lugares en donde obviamente esté disponible ese tipo de red, la tablet contará también con cuatro altavoces estéreo con tecnología AKG y Dolby Atmos, carga súper rápida y vendrá en tres variantes de colores.

Más potentes que modelos anteriores, pero sin profundas diferencias, estos modelos saldrán al mercado durante el último trimestre en Estados Unidos y su costo irá desde los $649.99 dólares para la S7 y los $849.99 para la S7+.

Galaxy Buds Live

Los nuevos audífonos inalámbricos de la compañía contarán con cancelación activa de sonido, lo que de por si es su principal mejora respecto a modelos anteriores. Además, con su diseño mejorado tipo “poroto”, promete instalarse como una gran alternativa para que sigan escuchando su música o podcasts favoritos desde la comodidad de sus hogares, ante las aún persistentes restricciones cortesía del COVID-19.

Aún así, a la espera de que salir a la calle sea algo más seguro, estos audífonos inalámbricos prometen ser una de las mejores alternativas de su tipo en el mercado. Contará adicionalmente con tres micrófonos, un driver de 12 milímetros y la promesa de sonidos graves más profundos.

Con tres opciones de colores (bronce, blanco y negro), se pondrán a la venta esta semana en Estados Unidos por un costo de $169.99 dólares. Es decir, probablemente superarán sin problemas la barrera de los $140 mil pesos.

Galaxy Watch3

En lo que concierne a su reloj inteligente, el nuevo modelo promete a sus usuarios de Corea del Sur sumar los monitoreos de electrocardiograma y presión arterial. Más allá de esas dos características, el resto del mundo también accederá a todas las características de la monitorización de la actividad física, ya que esta seguirá siendo el principal foco de un dispositivos que es mucho más que un mero reloj para ver la hora.

También tendrá un modelo LTE que permitirá extender sus capacidades de comunicación, ya sea recibiendo llamadas o enviando mensajes. Inclusive se podrá instalar aplicaciones sin la necesidad del teléfono.

Sumen el retorno de un diseño con bisel giratorio y este smartwatch podrá adquirirse a partir de esta semana en Estados Unidos, en modelos que costarán entre los $399.99 dólares hasta los $479.99 dólares.

Galaxy Z Fold 2

Finalmente, del nuevo teléfono plegable solo hubo un breve guiño, aunque ya está claro que habrá mejoras en el diseño, no solo en términos de la bisagra respecto a la versión anterior.

De partida tendrá una pantalla grande de 7.6 pulgadas, que al plegarse hacia el interior (en un sistema tipo libro), queda con un display externo de 6.2 pulgadas.

Todo vendrá con características especificaciones del más alto estándar y, obviamente, eso se traducirá en un alto costo que por ahora está indeterminado.

Comenta