Queen enfrenta una “batalla cuesta arriba” para que Donald Trump deje de usar su música

Recientemente el mandatario volvió a usar una canción de la famosa banda en su campaña pese a que en el pasado ellos ya habían expresado su molestia al respecto.


La semana pasada el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se unió a Triller, una plataforma de videos estadounidense que pretende convertirse en la competencia de TikTok. Pero lo que inicialmente arrancó como parte de la polémica del mandatario con la popular red social china, pronto pasó a otro ámbito de las controversias de Trump.

Resulta que a comienzos de esta semana la campaña de Trump subió un video a Triller con la canción “We Will Rock You” de Queen. El tema de 1977 ciertamente es uno de los más icónicos de la banda y desde su lanzamiento ha sido usado en decenas de películas, series y comerciales. Sin embargo, el uso político del tema por parte de Trump no es algo que la agrupación ve con buenos ojos.

Según recoge la BBC, un vocero de Queen recalcó que la banda “repetidamente se ha opuesto a la campaña de Trump” y quiere que el político estadounidense deje de usar sus temas.

Pero evitar que Trump deje de usar los temas de Queen no sería sencillo y dirección de la banda califica a esa misión como una “batalla cuesta arriba”.

Después de todo, esta no es la primera vez que Trump usa una canción de esa agrupación para promover sus políticas y por ejemplo, en 2016, subió al escenario de la Convención Nacional Republicana con “We are the Champions” como música de fondo.

En ese minuto Queen declaró que no estaba de acuerdo con el uso no autorizado de su canción.

“Estamos frustrados por el uso repetido no autorizado de la canción después de una solicitud previa de desistir, que obviamente ha sido ignorada por el Sr. Trump y su campaña”, comentó en ese entonces la banda mediante un comunicado.

Pero parece que esas quejas por derechos de autor no le importan mucho a Trump y aunque el año pasado un video donde usó “We will Rock You” fue eliminado de Twitter por copyright, el presidente de Estados Unidos insistió nuevamente en ocupar el tema y hasta ahora el video no ha sido borrado de su cuenta de Triller.

Comenta