Review | Nioh 2, un juego a la altura de su predecesor

Nioh2

Una atractiva historia, una increíble jugabilidad y unos gráficos muy atractivos conforman la nueva entrega de Nioh.


Desarrollado por Team Ninja y distribuido por Koei Tecmo, finalmente ha llegado Nioh 2 a PlayStation 4, con una atractiva historia, una increíble jugabilidad y unos gráficos que sin duda llaman la atención.

Nioh 2 presenta una jugabilidad bastante similar al de la primera entrega. Kis jugadores pueden crear su propio personaje, incluyendo una gran posibilidad de opciones de personalización, para luego escoger un Yokai (espíritu) que nos acompañará y nos dará habilidades especiales.

Junto con la personalización del personaje, el título cuenta con una gran variedad de armas, como utilizar una o dos Katanas. Inclusive está la opción de combatir con tonfas o una kusarigama.

Lo importante es que, dependiendo del arma que utilicemos en combate, iremos obteniendo nuevas habilidades ya que cada arma cuenta con su propio árbol de habilidades.

En cuanto a la historia, esta se sitúa a fines del 1555 y nos pone en control de Hide, quien es mitad Yokai y comienza su viaje en este mundo marcado por la guerra y la presencia de demonios. Acá es cuando conocemos a Tokichiro  y la cazadora de Yokais, Mumyo, quienes compartirán con nosotros parte de la historia.

El desarrollo de su travesía se produce de una forma interesante y, aunque en el intermedio de las misiones es probable que no existan muchos elementos de historia, al concretar cada misión vamos entendiendo un poco más del contexto en que se desarrolla todo.

A medida que vamos avanzando en la historia principal, también vamos accediendo a una gran cantidad de misiones secundarias, las cuales junto nos dan acceso a mejor equipamiento para nuestro personaje o nos van entregando más detalles del contexto en que se desarrolla la historia.

Quizás uno de los elementos más atractivos de Nioh 2 es su jugabilidad, el cual junto con una gran cantidad de armas, viene acompañado de diferentes magia y la posibilidad de utilizar habilidades de Yokai, las cuales también se pueden ir mejorando a medida que se va subiendo de nivel.

Sumado a esto, para cada arma tenemos tres formas de combate, 'High', 'Middle' y 'Low', las cuales permiten ejecutar diferentes combos, y a la vez infligir más o menos daño dependiendo de la que tengamos seleccionada.

Es así como la 'High Stance' nos permite usar ataques que utilizan más 'ki' -la energía que empleamos para movernos- pero hacen una gran cantidad de daño, mientras que los de 'Low Stance', nos deja realizar movimientos de poco daño pero que consumen poca energía.

Sumado a esto tenemos hechizos, bombas, y diferentes elementos que vuelven cada batalla diferente a la anterior. Todo eso nos permite equiparnos de la forma que más nos acomode, dándole variedad a nuestra experiencia.

En ese escenario, es necesario remarcar que un elemento fundamental en este estilo de juegos radica en la dificultad que presentan. En este caso, no hay que descuidarse ni con el más simple de los enemigos, ya que cualquier error puede significar la muerte y el perder el avance o experiencia obtenida.

De todas formas, la jugabilidad, y los diferentes elementos que posee, hace que aunque veamos muchas veces la pantalla de muerte, ese proceso no se vuelva desagradable el volver a enfrentar a los enemigos hasta encontrar la forma de derrotarlos.

Uno de los elementos que se suman a esta entrega, son los Burst Counter, que permiten realizar un contragolpe cuando nuestros enemigos realizarán un ataque especial -se rodean de un aura gris o roja cuando harán estos ataques- y que se vuelve un elemento fundamental al momento de enfrentar a los enemigos más poderosos ya que permite una gran ventaja en combate.

En cuanto a los gráficos, estos lucen muy atractivos, ya sea para los enemigos humanos, los demonios, o los diferentes personajes que se cruzan en nuestro camino, ya que existe una especial atención a los detalles hasta en los enemigos más débiles.

Finalmente, Nioh 2 es un juego del estilo 'Souls-like', que sin duda atrapará a los jugadores que disfrutan de este género. Cuenta con unos escenarios más grandes que en la primera entrega y que a la vez son muy atractivos a la vista, incluyendo una gran cantidad de opciones al momento de combatir.

Por otro lado, si no estás acostumbrado a este tipo de juegos, sin duda es una buena opción para comenzar, ya que dada la diversidad de opciones que tiene no aburre aunque estés muriendo constantemente.

Comenta