El Grupo Hyundai firma la defunción del dadivoso motor V8 de 420 caballos

El sedán grande Genesis G90 dejará de ofrecer este corazón antes de fin de año.




El giro más ecológico de la industria automotriz, se cobra por estos días a una nueva víctima. Ahora se trata del último motor V8 del Grupo Hyundai, el 5.0 litros de la familia Tau, que dejará de ofrecerse en el sedán Genesis G90 de tracción trasera antes de que termine el año.

La información es filtrada por el sitio surcoreano Daum, que detalla que la movida viene con la actualización que incorporará el modelo premium más grande de la firma. La salida del citado V8 5.0 litros que desarrolla 420 caballos y 520 Nm de par, será en beneficio del V6 biturbo de 380 caballos y 530 Nm de fuerza bruta.

Los motores V8 ya habían recibido el pulgar abajo en el Kia K9. El portal asiático agrega que el Grupo Hyundai ha trabajado con especial ahínco en una reducción de peso del G90, en una mejora de la rigidez del chasis y propiciar un centro de gravedad más cercano al piso. Asimismo, también estaría en el horno una inédita versión eléctrica que pasaría a denominarse Genesis eG90 y un sistema de eje trasero direccional para desafiar aún más a las leyes de la física.

El Genesis G90 2022 con el motor V6 debutará en el último trimestre, mientras que la variante 100% ecológica vendrá muy posiblemente en 2022.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.