Encuentran una soga en el garage del piloto de la Nascar que encabeza la lucha al racismo

Bubba Wallace fue la víctima de este hecho que la Nascar calificó de "un acto infame". La competencia inició una investigación para dar con los responsables.




Una soga con un nudo de horca se encontró el domingo en el puesto del piloto Bubba Wallace en la carrera de la Nascar en Talladega, Alabama, menos de dos semanas después de que el único piloto de raza negra lograra convencer a la competición para que prohibiera la bandera confederada en sus circuitos e instalaciones.

Bubba Wallace gained attention for his Black Lives Matter paint scheme on Wednesday in Martinsville, Va.

La Nascar anunció el suceso el domingo por la noche y dijo haber iniciado una investigación de inmediato. Añadió que haría todo lo posible por encontrar a los responsables y “eliminarlos del deporte”. “Estamos enfadados e indignados, y no podemos graficar lo serios que nos tomamos este acto infame”, indicó la serie en un comunicado. “Como hemos indicado sin ambigüedad, no hay espacio para el racismo en la Nascar y este hecho solo refuerza nuestra decisión para hacer este deporte abierto para todos”.

Wallace es el único piloto negro a tiempo completo en la Cup Series, la máxima división de la Nascar. “El despreciable acto de racismo y odio me deja increíblemente entristecido y sirve como doloroso recordatorio de lo mucho que nos queda como sociedad y lo persistentes que debemos ser en la lucha contra el racismo”, escribió el piloto en su cuenta de Twitter.

“Como me dijo mi madre hoy, ‘Solo intentan asustarte’”, añadió. “Esto no acabará conmigo, no cederé ni me rendiré. Seguiré defendiendo con orgullo aquello en lo que creo”.

La soga se encontró el mismo día que la nueva prohibición a la bandera afrontaba su mayor desafío. La norma entró en vigencia antes de la carrera de la semana pasada cerca de Miami, pero ese día solo había unos mil militares en las gradas.

En Talladega, en el corazón del sur de Estados Unidos, se permitió la entrada a hasta cinco mil aficionados, aunque la lluvia aplazó la carrera hasta el lunes. En un primer momento no había reportes sobre si se habían confiscado o retirado banderas en el circuito, pero la bandera estaba presente no muy lejos.

El sábado y el domingo hubo protestas informales en los que autos y camionetas pasaron por carreteras cercanas ondeando la bandera y pasando ante el circuito. Una avioneta sobrevoló la zona con una bandera con la bandera y las palabras “Retiren el financiamiento a la Nascar”.

Wallace de 26 años y nacido en Alabama, pilota el número 43 para el equipo Richard Petty Motorsports. Dijo haber encontrado apoyo entre sus compañeros por su postura contra la bandera, algo que señaló en su tuit el domingo por la noche.

La Nascar llevaba varios años tratando de distanciarse de la bandera confederada, arraigada en la serie desde su fundación hace más de 70 años. Brian France, expresidente de Nascar, trató de vetar el uso de la bandera en los autódromos en 2015, una propuesta que no se hizo cumplir y pasó inadvertida.

Este año ha sido diferente, con Wallace tomando la iniciativa. Durante el último mes, con el país conmocionado por protestas relacionadas a la muerte de George Floyd, Wallace lució una camiseta negra con las palabras “I can’t breath” en una carrera y estampó la frase #BlackLivesMatter en otra.

Wallace, cuyo padre es blanco, no siempre se expresó abiertamente sobre el racismo. Incluso después de la muerte de Floyd el mes pasado tras ser arrestado por la policía en Minneapolis, no fue el primer piloto en pronunciarse a favor de la igualdad racial. Dijo que lo que le motivó a hablar sobre el racismo fue ver el video de Ahmaud Arbery, quien murió baleado en Georgia. Ahora reconocer que no debe desperdiciar su plataforma como un reconocido piloto de Nascar.

Comenta