Nissan Sentra: evolución generacional que se nota a mil leguas

El Nissan Sentra de nueva generación toma bastante distancia del modelo anterior. Más allá del nombre, guarda poca relación con lo que se conocía del modelo, siendo capaz hoy de generar atracción a quienes lo ven y lo conocen. Tras manejarlo una semana, la impresión que nos dejó es la de un buen competidor para el segmento de sedanes medianos.




Adonde fui con el Nissan Sentra sacó miradas, e incluso palabras. ¿Qué auto es? Me preguntó un hombre desde un Volvo. Fue una interrogante que siempre siguió a los elogios. Lo que se entiende, y sobre todo confirma, que el salto de la octava generación del sedán japonés es gigante. Casi no hay comparación con lo que se tenía de este modelo en mente. Y es que sin desmerecer su larga trayectoria, nunca antes el Sentra fue objeto de deseo, como bien lo puede llegar a ser hoy, siendo capaz de atraer por su diseño, convencer por su equipamiento y cumplir desde el volante.

El nuevo Nissan Sentra 2020 muestra un gesto poderoso en su apariencia que adopta el ADN de diseño de Nissan con la integración de la parrilla cromada V-Motion y nuevas rejillas para la entrada de aire, enmarcadas por los faros de LED en forma de boomerang, insignia de la marca.

Con solo darle un vistazo, se nota que Nissan se tomó en serio la tarea de renovar al Sentra. Del diseño soso, discreto y convencional del anterior, no queda nada. Ahora lo que hay es una figura atlética, más baja (-50 mm) y ancha, de rasgos afilados y una mirada muy atrevida, con unos faros led en forma de bumerán, que caen abruptamente hasta una sólida grilla V-Motion, sello indiscutido del lenguaje de diseño actual de la firma nipona. Dependiendo de la versión, se puede optar por una carrocería y llantas de 17″, lo que mejora aun más su atractivo visual.

Tan cambiado como se ve fuera lo está por dentro, con una cabina infinitamente más atractiva que antes. Se nota un trabajo intenso en su construcción, con ensambles y materiales de calidad, superficies acolchadas y, en la versión Exclusive, tapicería de cuero con costuras en contraste. Quizás el único punto a mejorar aquí podría ser la insonorización del habitáculo, que deja pasar algo del ruido del motor cuando se acelera.

Al detenerse en el tablero, hay un clúster digital de 7″, un nuevo volante de la casa (multifuncional, de cuero y calefaccionado), climatizador automático de dos zonas y una pantalla central táctil de 8″. Su formato tipo tablet llama la atención, además de su buena resolución. Y su interfaz, también, es fácil de operar y tiene compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

Siguiendo con el equipamiento -y, por supuesto, siempre refiriéndonos a la versión tope de línea-, no le hace falta prácticamente ningún chiche: acceso y arranque a través de llave inteligente, sunroof, asientos calefaccionados y un sistema de audio Bose con ocho parlantes, que suena muy bien. De ahí que resulte curioso que el freno de estacionamiento sea de pedal.

Más allá de esto, confort no le falta. En términos de habitabilidad, viajan súper cómodos cuatro ocupantes más un preadolescente. Adelante, piloto y copiloto se acomodan espléndidamente, con unos asientos ergonómicos que sujetan bien el cuerpo y que se regulan de forma eléctrica en distintas posiciones.

El nuevo Nissan Sentra 2020 llega a México en siete versiones: Sense (TM/CVT), Advance (TM/CVT), SR (TM/CVT) y la tope de gama Exclusive (CVT).

Atrás hay buen espacio para todos lados, incluso para la cabeza, pese a que es más bajo. Su maletero, en tanto, anota unos buenos 466 litros.

Desde el puesto de manejo, diría que lo único que me hizo ruido fueron los espejos retrovisores exteriores, que son más bien pequeños, por lo que había que afinar un poco la mirada. Nada, eso sí, que no apoyaran los distintos asistentes a la conducción -entre ellos, el de cambio involuntario de carril y punto ciego-, combinados con la cámara 360º, sensores y avisos acústicos.

»Al volante

Sin importar la versión, el Sentra se mueve por un dos litros aspirado asociado a una transmisión CVT, así entrega 145 Hp y 186 Nm. Como en otros modelos equipados con este tipo de caja, en el andar del sedán japonés también se sienten sus saltos de marchas. Nada terrible, de todas maneras, pero sí me recuerda por qué no soy fan de las CVT.

Detalles como el volante (D-Shape) en forma de “D”, botón de encendido en la consola central baja la cual tiene un incremento de un 19% lo que mejora la amplitud entre conductor y pasajero y la atención al detalle en las ventilas del aire acondicionado inspiradas en el interior del legendario deportivo Nissan GT-R.

Más allá de ello, este Sentra de nueva factura entrega una conducción confortable, con un motor sedoso, una dirección de buen tacto y una suspensión suave. Esta última, al ser ahora independiente atrás y combinada con el control electrónico de estabilidad, se siente mucho más estable, con mayor control en las curvas, lo que transmite una mayor confianza en ritmos de autopista.

Su aceleración es muy lineal, sin temor a equivocarme, muy del gusto de su cliente promedio, que busca una propuesta equilibrada en cuanto a desempeño, confort y seguridad. Solo como dato, anota seis airbags en todas sus versiones.

Ficha técnicaNissan Sentra Exclusive
Motor2.0 litros
Potencia145 Hp
Torque196 Nm
CajaCVT
Largo4.640 mm
Maletero466 litros
Pantallatáctil 8″
Airbags6
Precio$ 19.180.000

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.