Ferrari patenta climatizador que detecta la temperatura corporal de los ocupantes

Imagen referencial.

Lo incorporaría el Purosangue, el primer SUV en la historia del Cavallino Rampante, que se presentará en 2022.




Ferrari ha sido por décadas reconocido como un ícono de la deportividad y es para muchos la marca top of mind al hablar de emociones sobre cuatro ruedas. Pero, ad portas de su debut en el segmento de familiares deportivos, la firma italiana apunta a ser también un paladín de la comodidad a bordo. O eso es lo que se desprende de sus últimos pasos, que dan cuenta de que ha registrado bajo dominio propio un sistema de climatización que calcula la temperatura corporal de cada ocupante al interior del habitáculo y que incluso determina el sexo y las ropas que utilizan en el momento.

Como suele ocurrir con este tipo de informaciones, la pista la dio un portal, en este caso Ferrari 296. El documento registrado por la marca de Maranello exhibe cámaras térmicas en el techo, que son capaces de determinar la contextura, el sexo y también la vestimenta de las personas. Esta información es relevante para ajustar la dirección, circulación y temperatura del viento, permitiendo ajustarla automáticamente para que cada ocupante se siente cómodo.

Si bien el bosquejo no da cuenta real de las formas del automóvil que empleará esta tecnología, una pista importante es que se trata de un vehículo de dos filas de asientos, por ende, se trataría del Ferrari Pursangue, el primer SUV del Cavallino Rampante. El citado Purosangue -sucesor del GTC4Lusso- debutará oficialmente en 2022 para llegar al mercado como modelo 2023. En febrero ya fue cazado en fase de pruebas (ver nota).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.