El Purosangue en camino: el primer SUV de Ferrari es espiado durante las pruebas

Foto: Motor Authority.

El primer familiar del Cavallino Rampante llegaría al mercado entre fines de 2022 e inicios de 2023.




El Ferrari Purosangue está probándose de cara a su debut definitivo. Y dicen que una imagen (o varias) vale más que mil palabras, así que con las nueva fotos espía del primer SUV de la marca italiana, resultan muy valiosas para aventurar al modelo final. El set de imágenes fue publicado por Motor Authority y deja pocas dudas de que se trata realmente del esperado Purosangue que vendrá a romper con ocho décadas de historia.

Foto: Motor Authority.

De acuerdo con la nota del sitio estadounidense, varias son las evidencias que dejan entrever que este es el Purosangue. En primer lugar, las puertas son mucho más pequeñas que las del Maserati Levante y, asimismo, el panel de instrumentos también luce diferente respecto del poderoso SUV del Tridente que debutó en 2019 en Chile. Igualmente, el tramo de pilar A parece ser más ancho y largo y se ven rotores de frenos carbocerámicos más grandes. Los prototipos anteriores del Purosangue utilizaron una carrocería modificada del GTC4Lusso (llegó al país en 2017), un modelo que en septiembre pasado Ferrari puso la lápida puesto que será reemplazado precisamente por el primer SUV de la marca (ver nota).

El nombre Purosangue fue develado en 2018. De inmediato la marca señaló que al generar polémica por este quiebre en la rica historia de Ferrari, el Purosangue debía ser una obra absolutamente ‘perfecta’, lo que se traducía en que su desarrollo no iba a apresurarse más de la cuenta bajo ningún punto.

La plataforma del familiar italiano será muy probablemente una nueva base que la firma empleará también en los sucesores de sus bólidos de motor delantero como el Portofino, el 812 Superfast y el Roma (en Chile desde diciembre y ganador del premio Mejor Diseño 2021). Junto con esa nueva arquitectura, Ferrari también trabaja en una para los tradicionales modelos de motor trasero.

Las dos bases tendrán tecnología híbrida, pero la de motor delantero también calza con versiones integrales sin electrificación. Llevará cajas de doble embrague para una mayor ligereza. De acuerdo con los rumores, el Purosangue contaría con motores V8 e incluso V12 con algún grado de electrificación. Será SUV, pero no dejará de ser un Ferrari...

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.