Ford y la salida de Brasil: Bolsonaro acusa a la marca de faltar a la verdad

El controvertido presidente acusó a Ford de mentir. Según sus palabras, la marca se va porque se le negaron nuevos subsidios.




El anuncio de Ford de empacar sus maletas y abandonar la producción en Brasil después de más de un siglo (construía desde 1919), ha traído coletazos esta vez a nivel político y al más alto rango. Ello, luego de que fuera el propio presidente Jair Bolsonaro quien entrara en la discusión, acusando derechamente a Ford Motor Company de mentir sobre las reales causas que gatillan su retirada. El mandatario dijo que lo que Ford quería era seguir recibiendo subsidios que terminaban pagaban todos los brasileños.

“A Ford le faltó decir la verdad. Querían seguir recibiendo subsidios de 20 mil millones de reales (US$ 4 mil millones) como hicieron los últimos años con el dinero de impuestos, impuestos de ustedes, para seguir fabricando autos”, sostuvo Bolsonaro desde Brasilia. El líder sudamericano lamentó los 5 mil puestos de trabajo perdidos a causa de los cierres de las tres plantas Ford. Por su parte, la marca del óvalo había dicho que su retirada de Brasil obedecía a su nuevo plan de reestructuración global.

Cuatro marcas chinas interesadas en Camaçari

A poco de conocida la bajada de telón del complejo de Ford de Camaçari, se conoció una lista de interesados en su adquisición. Según CNN Brasil, son cuatro marcas chinas: Great Wall, Changan, Geely y GAC. Camaçari tiene como gran ventaja ser una factoría moderna y adaptada para construir SUV y autos de pasajeros.

Desde 2000 la surcoreana Hyundai produce en el gigante sudamericano, mientras que la primera compañía china en fabricar en Brasil es Chery. JAC Motors también estuvo en la órbita, pero la idea no prosperó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.