La famosa parrilla Panamericana de los AMG se convierte en un potente equipo de sonido

Se trata de un altavoz de diseño único, sonido de primera y con el precio de un auto.




Cada cierto rato AMG nos sorprende con productos que van más allá de sus autos. Hoy la división de altas presentaciones de Mercedes-Benz lo hace con un llamativo altavoz que luce tal cual su famosa parrilla Panamericana.

Se trata de un parlante bluetooth de alta gama, realizado con la colaboración de iXOOST, una compañía experta en la materia que anteriormente ya ha realizado otros altavoces de lujo con temática motorizada. Entre ellos, el famoso altavoz con forma de neumático Pirelli de F1.

Bautizado como AMG Performance Luxury Audio, el altavoz en cuestión ha sido creado a imagen y semejanza de la famosa parrilla de los AMG, empleando aluminio adonizado, las rejillas habituales y por supuesto la famosa estrella de tres puntas presidiendo el frontal.

En el interior se esconde un equipo de sonido compuesto por cuatro tweeters de una pulgada optimizados para reproducir el rango de sonidos agudos, y dos woofers de seis pulgadas junto con un amplificador de 2 x 125 W.

El sistema es compatible, además, con conexiones bluetooth 4.5 y viene con un Procesador de Señal Digital incorporado.

La “caja” que aloja todo esto está hecha de fibra de carbono con una forma similar al capó-motor, con salidas de aire superiores, la insignia propia de los motores de AMG con la firma de su ensamblador y en los laterales otras salidas adicionales con la forma de los escapes cuadrados y cromados de los autos AMG de calle.

Todo ello da forma a un paquete que mide 650 mm de largo, 760 mm de ancho y 260 mm de alto con un peso de 15 kg. Una auténtica pieza de colección, cuyo precio se calcula por encima de los 30.000 euros.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.