Record para el ID.3: el hatchback eléctrico de Volkswagen fue desde Alemania a Suiza con una sola carga

El flamante modelo ecológico completó 531 kilómetros sin detenciones, lo que supone una brecha de más de 100 km con su autonomía declarada de 420 según ciclo WLTP.




Cuando Volkswagen retomó la producción de autos en Alemania tras el peak de coronavirus en ese país, lo hizo con una declaración de principios: el primer complejo que volvió a poner en marcha fue el de Zwickau, al este del país. Allí, Volkswagen fabrica el hatchback ID.3, su primer auto eléctrico de serie pensado desde cero como tal y que es la punta de lanza en la ofensiva eléctrica de los ejecutivos de Wolfsburgo. Ahora el ID.3 anotó un importante hito puesto que cubrió por carreteras convencionales el trayecto de 531 km entre las ciudades donde se fabrica y Schaffhausen, en el norte de Suiza.

Esta marca es muy gráfica de lo que la conducción puede marca como diferencia en un auto eléctrico. Es que el Volkswagen ID.3 con batería de 58 kWh superó en más de 100 km su autonomía declarada (420 km). Tras el volante estuvo Felix Egolf, nativo de Suiza, quien manejó aplicando el término hypermiling, que se refiere a la conducción de un vehículo de producción en serie con técnicas que maximizan la eficiencia y minimizan el consumo.

“Este auto lo tiene todo, es compacto pero espacioso, tiene un diseño fresco, casi futurista y un bajo coeficiente de arrastre”, dijo Egolf después de llegar a Schaffhausen. El viaje que batió el record no puede compararse exactamente con los viajes diarios, pero demostró la practicidad diaria del ID.3. “Con su batería de alto voltaje, su eficiente transmisión y su rápida capacidad de carga, incluso los viajes largos no son un problema”, dijo Reinhard de Vries, Director General de Tecnología y Logística de Volkswagen Sachsen. “Este es también un fuerte mensaje para el equipo de Zwickau y para todo el equipo de ID”, agregó en un comunicado de prensa.

El viaje en sí

Para conseguir la marca, Felix Egolf levantaba constantemente el pie del acelerador dejando que el ID.3 se desplazara usando la inercia. En los tramos de autopista del viaje, a veces utilizaba el rebufo de los camiones que viajaban delante de él (ojalá no haya sido demasiado cerca). El peso, por otro lado, no era el ideal: el peso adicional del cámara más el equipo técnico llevó la carga útil total a unos 250 kilos. Además, los consumidores auxiliares como el navegador, las luces de circulación diurna, la radio y la ventilación funcionaban de forma temporal o permanente. Sin embargo, el consumo de energía era de apenas 10,9 kWh/100 km.

El 44% del viaje record se realizó en autopistas y el 56% en carreteras secundarias. La velocidad media fue de 56 km/h. Felix Egolf completó el viaje de Zwickau a Schaffhausen en aproximadamente nueve horas. El vehículo que marcó el record fue un ID.3 1st Pro Performance con una batería de 58 kWh y 204 caballos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.