Crisis en Perú: los hitos de la tensa jornada que culminó con Pedro Castillo destituido de la Presidencia y detenido

La decisión del ahora exmandatario de disolver el Congreso de la República desencadenó una serie de hechos que llevaron al cese de su cargo y a ser aprehendido por la policía local.


“En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el Estado de derecho y democracia, a cuyo efecto se dictan las medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional”.

Esta fue la declaración que la tarde de este miércoles realizó el entonces Presidente de Perú, Pedro Castillo, desatando una crisis en el vecino país al buscar cerrar el Parlamento.

Castillo realizó esa jugada solo un par de horas antes de que el Congreso de la República votará la moción de vacancia en su contra a raíz de los presuntos casos de corrupción por los cuales es investigado.

Junto con disolver el Parlamento, comunicó que instauraría un toque de queda nacional a partir de este miércoles desde las 22.00 y hasta las 04.00 del día siguiente. Además, decidió reestructurar todo el sistema de Justicia, lo que incluiría el cambio de todos los miembros del Poder Judicial, Ministerio Público, Junta Nacional de Justicia y Tribunal Constitucional, pese a las investigaciones que el órgano llevaba en su contra.

Tras la declaración de Castillo -desde el Palacio presidencial- la jornada política en el país vecino comenzó a convulsionarse. Mostrando su total desacuerdo con las acciones del Mandatario, varios de sus propios ministros de Estado comenzaron a renunciar a sus cargos. Entre ellos, los titulares de Relaciones Exteriores, Trabajo, Justicia, Educación y Cultura.

El comandante general del Ejército de Perú Walter Córdova, también dimitió, al igual que el abogado de Castillo, Benji Espinoza

Inmediatamente, además, diversos órganos del Estado peruano salieron a condenar la determinación del Presidente.

“El señor Castillo ya no es Presidente del Perú. No sé quién en su sano juicio puede mantener esa postura”, señaló el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Morales, quien habló de un “golpe de Estado”.

“El día de hoy se ha dado un golpe de Estado al más puro estilo del siglo XX, pero es un golpe de Estado condenado al fracaso, porque el Perú quiere vivir en democracia. Este golpe de Estado no tiene ningún tipo de fundamento jurídico. No se puede disolver el congreso, sino por el cauce constitucional. En segundo lugar, no se puede intervenir ni al TC, ni a la Fiscalía, ni al Poder Judicial”, agregó, según consignaron medios peruanos.

Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, a través de un comunicado, también rechazaron el intento de “golpe de Estado”.

El Ministerio Público, por su parte, condenó el “quebrantamiento al orden constitucional”.

“La fiscal de la Nación, Patricia Benavides Vargas, expresó de manera enfática su rechazo al quebrantamiento del orden constitucional y exhortó a respetar la Constitución Política, el Estado de Derecho y la Democracia que tanto nos costó lograr”, afirmaron desde el organismo.

Congreso adelanta sesión y destituye a Castillo

En paralelo, el Congreso de la República del Perú que buscaba disolver Castillo decidió adelantar la sesión donde se votaría su vacancia, la que fue aprobada por 101 votos a favor de 130 representantes parlamentarios.

Ya destituido -“por permanente incapacidad moral”, Castillo debió salir del palacio presidencial junto a su familia. En imágenes mostradas por el Canal N se pudo apreciar al ahora exmandatario y miembros de su familia, incluida su esposa Lilia Paredes e hijos, abandonando el recinto y retirando sus pertenencias en bolsas.

Según medios peruanos, aparentemente tenía previsto pedir asilo en la embajada de México. Ya durante la tarde, la policía peruana lo detuvo y lo trasladó hasta la prefectura de Lima, donde permanecía hasta el cierre de esta publicación.

En medio de la crisis política, el canciller de México, Marcelo Ebrard comunicó que se decidió posponer la cumbre de la Alianza del Pacífico que se iba a realizar en Lima el 14 de diciembre.

El anuncio de que Perú sería sede de la cita internacional lo había realizado la semana pasada el Presidente Gabriel Boric, en el marco de una visita de Castillo a Chile.

La cita, que inicialmente se realizaría en México, había sido pospuesta por primera vez debido a la negativa del Congreso del Perú para autorizar el viaje de Castillo.

Sigue leyendo en La Tercera

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles




Entre las ruinas de un edificio de Jindires, los rescatistas encontraron a la bebé bajo escombros, todavía unida por el cordón umbilical de su madre fallecida.