Derrota de aliados en municipales complica a Bolsonaro de cara a 2022

Jair Bolsonaro saluda a sus partidarios después de votar en Río de Janeiro, el domingo. Foto: Reuters

El Mandatario solo pudo elegir a 13 de los 59 candidatos a los que respaldó en los comicios del domingo en Brasil. “O hace un cambio de ruta de inmediato, o tendrá dificultades en la disputa de 2022”, destacó la prensa local.




Al igual de Donald Trump, su referente político, el Presidente brasileño, Jair Bolsonaro, volvió a cuestionar este lunes la confiabilidad del sistema electoral de su país después de que la mayoría de los candidatos que patrocinó para los comicios municipales del domingo no resultaran electos. Se trata del primer test electoral de Bolsonaro de cara a las presidenciales de 2022, un revés que, a juicio de los expertos, enciende una señal de alerta para la campaña de eventual reelección del Mandatario.

Sin dar pruebas de su denuncia, Bolsonaro volvió a citar el uso del voto impreso cuando justificó la necesidad de un sistema “confiable y rápido” que “no deje lugar a dudas” o “margen para conjeturas”. La semana pasada, el gobernante ya había dicho que el sistema de votación en Brasil no era “sólido” y que era “susceptible de fraude”. En declaraciones anteriores, defendió el regreso del voto impreso para las elecciones de 2022.

Pero al margen de estas denuncias, los resultados para Bolsonaro en las municipales estuvieron lejos de ser positivos. Si bien Bolsonaro no está afiliado a ninguna fuerza tras haber abandonado el Partido Social Liberal (PSL) -su novena filiación política- en 2019 ya había prometido que no se involucraría en la campaña, por lo que en las últimas semanas hizo un tibio proselitismo por una decena de candidatos por medio de transmisiones en vivo diarias en sus redes sociales. Dijo que buscaba “dar una pequeña fuerza” a sus elegidos.

Pero, según detalló el diario Folha de S. Paulo, Bolsonaro solo pudo elegir a 13 de los 59 candidatos (entre concejales y alcaldes) a los que respaldó. Su éxito se resumió a dos alcaldes del interior y 11 concejales, mientras que 44 fueron derrotados y dos estarán en la segunda vuelta del 29 de noviembre.

En la carrera de los alcaldes, los principales nombres apoyados abiertamente por Bolsonaro fueron Celso Russomanno (Republicanos), en Sao Paulo; Marcelo Crivella (Republicanos), en Río de Janeiro, y Bruno Engler (PRTB), en Belo Horizonte. De estos, solo Crivella logró pasar a la segunda ronda, pero comenzará esta nueva etapa “en desventaja”, según el periódico paulista, ya que deberá remontar una diferencia de 15 puntos para conseguir la reelección. En tanto, entre los 11 concejales apoyados por el Presidente que tuvieron éxito en las urnas se encuentra su hijo Carlos Bolsonaro (Republicanos), que fue reelegido, pero perdió el puesto de más votado ante Tarcísio Motta, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL). El hijo del Jefe de Estado obtuvo 35.000 votos menos en comparación con 2016.

Frente a esos resultados, señaló The Associated Press, el Presidente eliminó el domingo un posteo con la lista de los candidatos por quienes había pedido el voto y buscó despegarse de los malos desempeños. “Mi ayuda a algunos pocos candidatos a alcalde se resumió a cuatro lives en un total de tres horas”, dijo Bolsonaro en Twitter.

“Nada se le puede cobrar al Presidente Bolsonaro, porque no entró de cabeza en esta elección. Apoyó a algunos candidatos, muy poco. El Presidente está sin partido. Sin estructura partidaria es difícil participar en una elección”, defendió el vicepresidente, Hamilton Mourão, quien señaló a los “partidos tradicionales del centro” como los “grandes ganadores” de la disputa.

Pero el diario O Globo destacó que los aliados de Bolsonaro admitieron que estas derrotas constituían un “termómetro” para 2022. “Los interlocutores del Presidente ahora están evaluando que debería repensar su estrategia de campaña para el 2022 ya que no tendrá una base electoral sólida en los municipios. En 2018, Bolsonaro tampoco contó con este tipo de apoyos en el interior, pero logró fortalecerse con el discurso que juntos necesitaban para expulsar al Partido de los Trabajadores. Ahora, sus aliados consideran que, con el PT debilitado y los votantes rechazando el discurso de odio, es necesario cambiar la táctica”, resumió el diario carioca.

Para Gerson Camarotti, comentarista político de GloboNews, el resultado de elecciones municipales y la derrota de Trump en EE.UU. son “recados” para Bolsonaro: “O hace un cambio de ruta de inmediato, o tendrá dificultades en la disputa de 2022”.

“¿Qué podemos concluir? Primero, esa ‘ola de Bolsonaro’ que sacudió al país hace dos años parece haber pasado”, comentó a La Tercera Sylvio Costa, fundador del sitio Congresso em Foco. “Pero tenemos que tener cuidado con las conclusiones. Estamos hablando de unas elecciones municipales, en las que las motivaciones son principalmente locales”, advirtió. “El caso es que Bolsonaro tiene hoy (gracias al Centro) una mayoría razonablemente cómoda en el Congreso y mantiene el apoyo de millones de brasileños. No podemos decir, por ejemplo, que este resultado sea una señal para 2022. Puede que lo sea o no. Tiene que pasar mucha agua debajo del puente hasta allá”, concluyó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.